El valle de Colchagua en Chile y su tradición vinícola

Adrián Pérez 1 agosto, 2016

La ruta del vino del valle de Colchagua recorre una de las zonas agrícolas y vinícolas más importantes de Chile. Está ubicada al sur de la capital, Santiago (a unos 150 km) y cada área se caracteriza por tener viñedos de gran historia. Te invitamos a recorrer este hermoso lugar, ideal para los amantes de los caldos de calidad.

El valle de Colchagua, entre la cordillera y el océano

Como sucede a lo ancho de todo Chile, cada paisaje está “protegido” por las cordilleras al este y el mar al oeste. Y el valle de Colchagua no es la excepción. Este maravilloso lugar, perteneciente a la región del Libertador Bernardo O’Higgins, está surcado por el río Tinguirrica, que riega las tierras y las convierte en fértiles.

Los maravillosos paisajes, las laderas repletas de viñedos, las bodegas de gran resonancia mundial, los pueblos típicos de la Patagonia chilena y el amplio patrimonio cultural e histórico hacen de Colchagua un destino perfecto para disfrutar un buen vino y toda la tranquilidad que puedas esperar.

Valle de Colchagua en Chile
Valle de Colchagua – Pablo Rogat

La región fue habitada por los aborígenes de la tribu mapuche y en su idioma, Colchahuala quiere decir “lugar donde anida el huala”, en relación a un ave sagrada para este pueblo. Los indios fueron conquistados en el siglo XV por los incas y a partir de allí se desarrollaron la agricultura y los sistemas de riego.

Tras la llegada del hombre blanco a Chile, el valle pasa a manos de los españoles, de la Orden Católica de los Misioneros Jesuitas y de doña Inés de Suárez. Ellos introdujeron el cultivo de la viña en la colonia, además de la agricultura y la ganadería.

Bodega en el valle de Colchagua
Bodega en Colchagua – Beau Lebens / Flickr.com

A partir del siglo XIX las familias que poblaron la región introdujeron cepas finas de origen francés (como Malbec, Cabernet Sauvignon y Merlot) que eran mejores que las españolas y que se adaptaron bien al clima. La expansión vitivinícola en el valle no tardó en llegar y se mantiene hasta nuestros días.

“El vino lava nuestras inquietudes, enjuaga el alma hasta el fondo y asegura la curación de la tristeza.”

-Séneca-

Las regiones del valle de Colchagua

El angosto valle formado por dos cadenas de montañas continuas está protegido de los fuertes vientos de la costa y de las bajas temperaturas patagónicas. La altura promedio en este lugar llega a los 4700 metros y por ello las pendientes de agua son tan favorables para el riego.

En total, son más de 900.000 hectáreas de producción vinícola divididas en 12 áreas, cada una perteneciente a al menos una comuna. En tu recorrido puedes pasar por San Fernando (la ciudad principal), Chimbarongo, Nancagua, Santa Cruz, Palmilla, Peralillo, Lolol, Marchigue, Litueche, La Estrella, Paredones y Pumanque… todas con su belleza característica, un buen vino para disfrutar y paisajes alucinantes para dejarse llevar.

Valle de Colchagua en Chile
Valle de Colchagua – Beau Lebens / Flickr.com

La ruta del vino de Colchagua forma parte de un proyecto nacional que engloba todas las áreas o caminos donde se produce esta bebida y que pasa por los principales viñedos chilenos. Para poder recorrerla te recomendamos que te subas al “tren del vino”, una locomotora a vapor y cuatro vagones de primera clase que permite bajar en las bodegas y disfrutar de variadas degustaciones.

El punto de partida: San Fernando

Como ciudad cabecera y más destacada de la región, muchos turistas suelen elegir a San Fernando para dormir y regresar cada día. Fundada en 1742 en una zona pantanosa y repleta de ríos, cuenta con varios atractivos que vale la pena visitar. Te aconsejamos:

Iglesia de San Francisco

Construida en 1744 por orden de un grupo de 8 misioneros jesuitas a dos manzanas de la Plaza de Armas. Fue declarada Monumento Nacional en 1984 y desde 2010 (tras un terremoto) quedó en malas condiciones y por ello se cerró al público.

Pileta de la Plaza de Armas

San Fernando en Chile
Pileta de la Plaza de Armas, San Fernando – Beau Lebens / Flickr.com

Colocada en 1870 tras ser comprada en Francia (tenía como destino original otra ciudad chilena) y transportada por ferrocarril gracias a la orden del intendente de Colchagua. La Plaza de Armas a su vez es un lugar muy destacado de la historia de San Fernando y vale la pena recorrerla.

Monumento a Manuel Rodríguez

El guerrillero, patriota y primera autoridad de la ciudad Manuel Rodríguez Erdoíza tiene su estatua en el centro de una plazoleta desde 1910, en el miso sitio donde muchos revolucionarios fueron ahorcados.

Si eres de beber vino y te gustan los paseos entre viñedos, no te puedes perder el valle de Colchagua en Chile.

Te puede gustar