Vacaciones exóticas en Bora Bora, la Polinesia Francesa

· 29 julio, 2017

¿Estás buscando un destino diferente para disfrutar de días inolvidables? Entonces, te proponemos unas vacaciones exóticas en la Polinesia Francesa. Bora Bora, según sus habitantes, fue creada por los dioses… y no les llevaremos la contraria, ya que es un lugar de ensueño.

Bora Bora, rodeada de arrecifes y mar

La isla de Bora Bora es del tipo atolón, es decir, coralina con forma de anillo o circular. Tiene un centro montañoso formado por un volcán extinto (el punto más alto es de 727 metros) y una barrera de coral todo alrededor. Forma parte de la Polinesia Francesa, al noroeste de Tahití.

Vista del Monte Otemanu en Bora Bora
Monte Otemanu – GuilhermeMesquita

Bora Bora tiene tres bahías abiertas sobre una laguna. Una de ellas, Tuuraapuo, separa la isla principal de dos islotes cercanos (también de origen volcánico).

Pero sin duda, la barrera de coral que rodea la isla es una de sus principales atracciones. Una barrera que solo presenta una apertura por la que acceden los barcos y los cruceros.

La llamada “perla del Pacífico” está muy centrada en el turismo. En los últimos años se han construido varios centros turísticos en los islotes del arrecife. Aquí los bungalows están sobre pilotes de madera, aunque también podemos encontrar hoteles de categoría en el centro de la capital, Vaitape.

“Me gustaría emplear toda mi vida en viajar, si alguien me pudiera prestar una segunda vida para pasarla en casa.”

William Hazlitt-

Datos que te interesan de Bora Bora

Bora Bora
Bora Bora – ranniptace

Si bien el francés y el tahitiano son los idiomas principales de la isla, también podemos comunicarnos en inglés. La mayoría de los turistas que llegan a Bora Bora provienen de Estados Unidos, Europa y Japón.

No hay transporte público en la isla, por lo tanto, tendrás que elegir entre alquilar un coche o una bicicleta… o caminar. También tienes la opción de pasear en catamarán y helicóptero, según tu presupuesto.

Entre las principales actividades en Bora Bora las acuáticas se llevan todos los premios. Puedes practicar buceo y snorkeling para observar rayas, peces coloridos y a lo lejos algún tiburón.

Por supuesto, no debes dejar de probar la comida local, con sus platos a base de pescado y frutas. Las recetas tradicionales son el Varo, las Chevrettes, el Yute, el Taro y el Tamaara. Disfruta de una velada impresionante en un restaurante con espectáculo: los bailarines de fuego son espectaculares.

Qué hacer en Bora Bora

Evidentemente, todo aquel que llega a Bora Bora lo hace pensando en disfrutar de un lugar paradisíaco. Un lugar donde disfrutar de días de sol y baños en aguas completamente cristalinas. Pero también se puede dedicar un tiempo a descubrir algunos de los atractivos de la isla.

En la capital podrás ver una especie de aldea con una calle única que ofrece todo tipo de servicios para los turistas: restaurantes, tiendas de recuerdos, agencias de viaje para excursiones, casas de cambio, etc. No te pierdas su centro artesanal y su playa Matira, que, según dicen los viajeros, es la más bonita de todas.

Vista de Bora Bora
Bora Bora – 18042011

Muy cerca de allí se encuentra el parque submarino Lagoonarium, dentro de un islote privado, donde tendrás la posibilidad de nadar con rayas, peces y pequeños tiburones.

También puedes visitar un lugar que se llama Motu, con muchos islotes de arrecife, arenas blancas y aguas transparentes (más que una piscina). El Museo de la Marina con sus maquetas es otra opción. Y muy interesante es el centro de Protección de Tortugas, con más de 100 ejemplares y donde podrás aprender sobre este precioso animal marino.

Muchos turistas hacen la excursión al monte Otemanu, un volcán inactivo cuyos colores contrastan con las aguas turquesas del océano y el verde de la isla. El paisaje es maravilloso y las vistas impresionantes. Puedes recorrer la zona en camioneta y hacer un recorrido por los restos de la Segunda Guerra Mundial (radares, cañones, etc).

Cómo llegar a Bora Bora

Bungalows en Bora Bora
Bora Bora – wilar

Al estar enclavada en pleno océano Pacífico, podemos llegar a la isla por aire y por mar. Si tienes interés en conocer más sobre Tahití en tus vacaciones, te recomendamos que pases por allí primero y luego tomes un avión a 30 minutos de la región de Vaitape. En poco tiempo estarás en este bello lugar de la Polinesia Francesa.

Eso sí, debes tener en cuenta que se trata de un destino algo costoso, debido a su situación geográfica, sus paisajes paradisíacos y los servicios que ofrece. Sobre todo si viajas en temporada alta.