Una ruta por las ruinas romanas de Croacia

7 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Begoña Ibáñez
El Imperio romano ocupó el territorio croata durante siglos. De aquella época han llegado a nuestros días magníficos edificios, algunos de los cuales aún están en uso.

A Croacia se la conoce como la perla del Adriático y es indudable que no faltan motivos para ello. Este destino tiene una mezcla excepcional de playas paradisíacas y bellos monumentos. Si te apasionan la cultura y la arquitectura clásica, las ruinas romanas de Croacia deberían estar entre tus próximas opciones de viaje.

No hay que olvidar que el territorio croata estuvo durante varios siglos bajo el dominio del Imperio romano. Por este motivo, hoy en día se pueden visitar los vestigios y las huellas que quedaron en multitud de lugares del país. Acompáñanos en este emocionante itinerario y conoce las ruinas romanas que puedes visitar en Croacia.

El anfiteatro de Pula, una de las mas sobresalientes ruinas romanas

Anfiteatro romano de Pula
Anfiteatro romano de Pula

Pula es la mayor ciudad de la península de Istria, al noroeste de Croacia. Es una urbe de importantes atractivos turísticos, así como de destacadas huellas de arquitectura romana. Entre ellas, destaca el anfiteatro, que se construyó entre el 27 y el 81 d.C.

Se levantó junto al mar a partir de sillares de piedra caliza. Una de las fachadas cuenta con tres alturas, mientras que el resto tiene solo dos debido al desnivel del terreno. Es un ejemplo excelente para contemplar los órdenes arquitectónicos clásicos.

Sus grandes dimensiones hacen pensar que podía albergar a mas de 20 000 personas. La construcción se completa con cuatro torres que tenían dos cisternas para abastecerse de agua.

En este anfiteatro solían tener lugar luchas de gladiadores, pero también se utilizó para martirios de cristianos. Estuvo en uso hasta el siglo V. Su destino pasó por hacer las veces de cantera en diversas ocasiones, hasta que en el siglo XIX se apostó por su restauración y ha llegado en un excelente estado hasta nuestros días.

Se trata de la construcción romana mejor conservada de toda Croacia. Tanto es así, que en la actualidad se organizan todo tipo de conciertos y actuaciones en su interior, donde se pueden reunir hasta 5000 espectadores.

Las islas Brijuni y su parque nacional

Ruinas romanas en Brijuni
Ruinas romanas en Brijuni

Cerca de Pula se sitúa la ciudad de Fažana, desde la cual se puede tomar un barco que en un breve paseo te llevará hasta las islas Brijuni. Aquí hallarás el Parque Nacional Brijuni, que cuenta con una serie de ruinas romanas. Este archipiélago está formado por dos islas mayores y 12 islotes pequeños.

En la isla Veli Brijun se pueden visitar las ruinas de la Villa Rústica romana, que data del siglo I a.C. y se localiza en la bahía de Verige. Era una lujosa villa que contaba con una mansión como residencia, varios templos, gimnasio, baños, un estanque, etc. Se sabe que estas construcciones habrían estado decoradas con suntuosos mosaicos y frescos.

Sin duda, es una visita muy recomendada, además de que puedes alojarte en el parque y disfrutar de sus muchos atractivos. Safaris para conocer los animales de la reserva (cebras, antílopes, etc), rutas de senderismo, ciclismo, golf y varios yacimientos arqueológicos te esperan en las islas Brijuni.

Las ruinas romanas del Palacio de Diocleciano

Situado en el sur de Croacia, Split es uno de los principales puertos marítimos de la costa dálmata. Asimismo, es una de las grandes joyas croatas en materia cultural. El casco antiguo está declarado Patrimonio de la Humanidad.

Palacio de Diocleciano en Split
Palacio de Diocleciano en Split

Entre sus muchos monumentos dignos de admiración, aquí encontraremos el Palacio de Diocleciano, uno de los mayores atractivos de esta urbe. Este fue construido por el emperador Diocleciano entre los siglos III-IV d.C. y hoy en día constituye el núcleo esencial de Split.

La planta forma un rectángulo irregular con torres en tres de sus fachadas. Aunque se le califica de palacio, este edificio combinaba la arquitectura palaciega con la de una fortaleza militar amurallada. Los materiales para levantarlo fueron la piedra caliza y el mármol. Su estado de conservación es realmente maravilloso.

En el interior, la edificación se divide en dos mitades para separar las salas destinadas al emperador y los templos de las partes para albergar a las guarniciones militares. También podrás hallar el mausoleo de Diocleciano, reconvertido en la catedral de Split.

Es asombroso comprobar la perfecta separación entre el cardo y el decumano, incluso en el interior de la construcción. Igualmente, no dejes de fijarte en la decoración hecha con esfinges procedentes del yacimiento de Tutmosis III, pues se conservan tres de ellas.

Este sobresaliente ejemplo de ruinas romanas se ha fusionado por completo con el resto de la ciudad, por lo que observarás multitud de tiendas, bares y restaurantes a su alrededor.

El yacimiento arqueológico de Salona

Cerca de Split se encuentran las ruinas romanas de la desaparecida ciudad de Salona, en la antigua región de Iliria. Esta urbe existió en el primer milenio antes de Cristo y fue conquistada por los romanos. Es un lugar con historia donde se cree que nació el propio Diocleciano.

Ruinas romanas de Salona
Ruinas romanas de Salona

En este yacimiento arqueológico hay que destacar las ruinas romanas del anfiteatro, del que se conservan tanto los muros exteriores como las dependencias subterráneas. Sus dimensiones alcanzarían para albergar a unos 15 000 espectadores. Cerca de la orilla del mar puedes hallar también los restos del foro y de un teatro.

Una de las zonas mas interesantes es la necrópolis de Manastirine. Se trata de un cementerio al aire libre donde parece que fueron enterrados los primeros mártires cristianos.

Igualmente, el acueducto de la antigua urbe todavía conserva algunos de sus arcos en pie. No te olvides de acercarte a ver las ruinas romanas del recinto termal, así como algunas estructuras levantadas por los cristianos, como un baptisterio y una catedral.

En este lugar podrás transportarte al pasado y realizar una visita tranquila por las distintas ruinas romanas, pues tiene un menor volumen de turistas que el Palacio de Diocleciano. Lo ideal es que pases en primer lugar por el Museo Tusculum, en la entrada del yacimiento, para obtener valiosa información sobre toda la zona.

Otras ruinas romanas de Croacia

Foro romano de Zadar en Croacia
Foro romano en Zadar

Son muchos los lugares que puedes visitar si te interesan las construcciones romanas de Croacia. Destaca el foro romano de Zadar. Allí se conservan urnas, sarcófagos y restos de columnas. En este sitio también se levanta hoy en día la iglesia de San Donato.

Otras ruinas romanas de Croacia interesantes son las de Gardum, donde podrás visitar el campamento militar de Tilurium. O puedes desplazarte hasta Sisak, en la Croacia central. Aquí, entre otras ruinas, se conservan los restos de una muralla y una torre construidas entre los siglos II y III, cuando la ciudad se llamaba Siscia y estaba en poder del Imperio.

  • Arquitectura romana: edificios para la celebración de espectáculos. (s.f.) En Spanishart. Recuperado el 7 de junio de 2019 de http://www.spanisharts.com/arquitectura/roma_espectaculos.html
  • Bužančić, R. (2009). Diocletian’s Palace. In Diocletian, Tetrarchy and Diocletian’s Palace on the 1700th Anniversary of Existance.
  • Palacio de Diocleciano. (s.f.) En Wikipedia. Recuperado el 7 de junio de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Palacio_de_Diocleciano