Una inolvidable ruta por el arte mudéjar aragonés

24 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
El arte mudéjar es una bella muestra de la convivencia que se dio durante la Edad Media entre diversas culturas y religiones en diferentes territorios de España, como Aragón.

El arte mudéjar es un estilo artístico exclusivamente de España, ya que sus particulares formas son fruto de la convivencia durante siglos de musulmanes y cristianos en algunas zonas hispanas. Y una donde se dio con mayor fecundidad y brillantez fue Aragón, especialmente en las provincias de Zaragoza y Teruel, que es por donde discurre esta ruta.

Algunas características del arte mudéjar

Detalle de la Seo de Zaragoza
Detalles de arte mudéjar

Como ya hemos dicho, el arte mudéjar es una fusión de las tradiciones artísticas de musulmanes y cristianos, e incluso de judíos que vivieron durante siglos juntos en muchas zonas de España. Zonas que iban desde Aragón hasta Andalucía, pasando por lugares como Toledo, conocida como la ‘ciudad de las tres culturas’.

Los creadores del arte mudéjar, en muchos casos, eran musulmanes que trabajaban con sus materiales tradicionales, como el ladrillo o la cerámica, y con su particular repertorio ornamental. Y todo ello aplicado a edificios cristianos, desde iglesias hasta palacios.

De ahí la singular mezcla que supone este estilo, que en Zaragoza y Teruel tiene extraordinarios ejemplos. No por nada está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Así que veamos los mejores monumentos de esta ruta.

Arte mudéjar en Zaragoza

Zaragoza capital

Castillo de la Aljafería
Palacio de la Aljafería

Comenzamos esta ruta del mudéjar aragonés en la ciudad de Zaragoza. Esta es una urbe con infinidad de monumentos surgidos a lo largo de sus dos milenios de historia. Y entre todos ellos, destacan sus grandes joyas de arte mudéjar.

Son varias las iglesias que tienen muestras de este estilo. Por ejemplo, el templo de la Magdalena, la vieja iglesia de San Pablo y, sobre todo, la propia catedral de la Seo, con un muro de ladrillo y cerámica que sorprende a todos los paseantes por su contraste con la fachada neoclásica de este templo.

Pero no solo hay muestras de arte mudéjar en las iglesias. Otra de las mejores manifestaciones se encuentra en el Castillo Palacio de la Aljafería. Es una fortaleza musulmana de la época de los taifas, pero que con el paso de los siglos fue residencia de la realeza aragonesa, lo cual hizo que se fueran incorporando nuevas dependencias en diferentes estilos artísticos.

En los alrededores de Zaragoza capital

Aquellos que pasen unos días de visita en Zaragoza y les apasione el arte mudéjar, pueden optar por descubrir algunas poblaciones casi unidas a la capital aragonesa a las que se llega mediante el servicio de bus urbano. Son lugares como Peñaflor, Utebo o Villamayor, que también tienen fantásticos ejemplos de arte mudéjar en sus iglesias parroquiales.

En el resto de la provincia

Colegiata de Santa María de Calatayud
Colegiata de Santa María de Calatayud

No solo la capital cuenta con buenas muestras de arte mudéjar. Por el resto de la provincia, sobre todo en su zona meridional, hay muchos otros ejemplos, algunos de renombre mundial. Por ejemplo, podemos hablar de la impresionante iglesia fortaleza del pequeño pueblo de Tobed, con una fachada más propia de una basílica que de una minúscula parroquia.

En esa misma comarca hay más ejemplos, pero nuestro consejo es visitar Calatayud, uno de los pueblos que debe aparecer en cualquier ruta por tierras de Zaragoza. Allí hay varios templos incluidos en el Patrimonio de la Humanidad por su arte mudéjar. Son la torre de San Pedro de los Francos, la Colegiata de Santa María o la del Santo Sepulcro, así como la iglesia de San Andrés.

La catedral de Tarazona

Catedral de Tarazona, ejemplo de arte mudéjar
Catedral de Tarazona

Podríamos mencionar más iglesias mudéjares muy interesantes en localidades como Borja, Alagón, Torralba de Ribota o Maluenda. Pero si viajas con prisa, hay un lugar que debes visitar. Nos referimos a Tarazona. Allí está la Catedral de Santa María de la Huerta, todo un derroche de arte de varios siglos y donde, por supuesto, está presente el arte mudéjar.

Arte mudéjar en Teruel

En la provincia de Teruel

Y proseguimos esta ruta por el arte mudéjar aragonés rumbo al sur, a la provincia de Teruel. Allí también hay ejemplos esplendorosos. Debéis descubrir lugares como la iglesia de la Asunción en Albalate del Arzobispo o la iglesia-fortaleza de Montalbán, por no hablar de la torre de parroquial de Báguena o la de Muniesa.

Visitando estos lugares y otros de la ruta es como mejor se descubre que aquí se encuentran algunos de los mejores ejemplos de arte mudéjar y, sobre todo, se descubre que Teruel existe.

Teruel capital

Catedral de Teruel, ejemplo de arte mudéjar aragonés
Catedral de Teruel

No podemos poner mejor broche a esta ruta por el mudéjar aragonés que visitando las calles de Teruel. Pasearás por una pequeña ciudad que es como un coqueto cofre repleto de tesoros.

En su interior destaca el imponente conjunto de arquitectura mudéjar. Lo encontramos en su catedral, pero también en sus emblemáticas torres de San Martín, San Pedro y El Salvador. Solo por ver estas construcciones únicas merece la pena la visita, si bien tenemos que avisaros que Teruel os sorprenderá porque hay muchas otras razones para descubrirla.

  • Ambrose, G., Harris, P., & Stone, S. (2018). Mudéjar. In The Visual Dictionary of Architecture. https://doi.org/10.5040/9781350096462.0164
  • Negro Marco, L. (2002). Teruel, Patrimonio de la Humanidad. Trébede: Mensual Aragonés de Análisis, Opinión y Cultura.
  • Ruta mudéjar. Patrimonio Cultural de Aragón. Recuperado el 24 de agosto de 2019 de  http://www.patrimonioculturaldearagon.es/ruta-mudejar