Una caminata por el monte Ololokwe, en Kenia

Patricia Hernández · 8 abril, 2019
La ruta hacia el monte Ololokwe es de dificultad moderada, pero permite disfrutar de paisajes maravillosos de la Reserva Nacional de Samburu, una de las pequeñas joyas de Kenia

También conocido como Ol Donyo Sabache, el monte Ololokwe se encuentra al este de Samburu, en Kenia. Es un destino ideal para realizar actividades relacionadas con la naturaleza, especialmente el senderismo y la escalada. A continuación, te descubrimos todo lo que tienes que saber sobre esta maravilla. ¿Nos acompañas?

Disfruta de una caminata por el monte Ololokwe

Carretera hacia el monte Ololokwe
Monte Ololokwe – Mwangi Kirubi / Flickr.com

El monte Ololokwe se ha convertido en un gran atractivo para aquellos que buscan aventuras al aire libre. Además, las vistas que se obtienen a medida que se asciende por él son impresionantes. ¿Necesitas más motivos para lanzarte a vivir esta experiencia única?

La caminata dura más de tres horas. Todo depende del ritmo que llevemos o de lo que nos paremos para contemplar la belleza del paisaje. Tanto el punto de partida como el final suele ser el campamento Sabache, al que se debe ir acompañados de un guía.

El terreno que nos encontraremos es escarpado en la mayor parte del recorrido. No obstante, y pese a lo que pueda parecer, la dificultad es moderada.

Descripción de la ruta por el monte Ololokwe

Vista de la ladera del monte
Monte Ololokwe

La caminata se puede iniciar desde cualquier lugar cercano a la montaña, pero lo ideal, como decíamos, es hacerlo desde el campamento Sabache. En el trayecto nos encontraremos con diversos senderos. La mayoría han sido creados por las manadas de elefantes que migran al sitio durante la estación seca en busca de agua.

Los senderos también son utilizados por los pastores locales. Por ellos llevan a su ganado hasta los manantiales de agua que brotan de forma permanente en la parte superior del monte Ololokwe.

Según vayamos caminando podremos ir apreciando la flora del sitio, que se compone principalmente de arbustos. Además, nos encontraremos con grandes claros desde los que disfrutar de unas excelentes vistas.

El monte Olokwe es uno de los tesoros de la Reserva Nacional de Samburu, un pequeño espacio de apenas 168 km² que, sin embargo, alberga diferentes hábitats.

Coronar la cima

La cima se encuentra a 2000 metros sobre el nivel del mar, por lo que las temperaturas son más frías. Además, algunas mañanas puede estar cubierta por las nubes.

Cuando lleguemos, en ella podremos ver los manantiales de agua que alimentan los ríos que comienzan aquí. También hay un bosque indígena con diversos árboles, como los cedros, y una rara especie endémica que se dice que ha sobrevivido inalterable desde la época de los dinosaurios.

Cómo llegar al monte Ololokwe

Monte Ololokwe en Samburu
Monte Ololokwe

Dado que no hay transporte público, debemos hacer uso de un vehículo. Por ejemplo, si partimos desde la capital, Nairobi, hay que seguir la carretera Thika hasta la ciudad de Karatina. Desde allí seguimos unos 12 kilómetros hacia Nyeru y girar a la derecha en la vía a Nanyuki.

Tras haber conducido cerca de 200 kilómetros en dirección a Archers Post y haber pasado Kiganjo, Raro Moru, Nanyuki, Timau e Isiolo, es hora de girar a la izquierda en un camino de tierra. De esta forma llegaremos al campamento Sabache y podremos iniciar nuestra aventura con el monte Ololokwe de protagonista.

Asimismo, se puede acortar el trayecto en función de donde nos encontremos. Un punto ideal es Nanyuki, a casi dos horas de este magnífico lugar. Ambos están conectados por la carretera A2, en buenas condiciones y poco transitada. Por tanto, aquí sí que existe la posibilidad de tomar el transporte público.

Consejos para la caminata

Al igual que en cualquier actividad que se realice, en la caminata por el monte Ololokwe debemos ir con la vestimenta y el calzado adecuados. Para ello, tendremos que tener en cuenta la temperatura, que desciende notablemente según vamos ascendiendo, y lo escarpado de algunas zonas del recorrido.

Además, debemos llevar con nosotros agua para ir hidratándonos y algo de comida para reponer fuerzas. No hay que olvidar que la aventura puede llevarnos más de tres horas, por lo que mejor ir prevenidos, ¿no crees? De esta forma solo quedará disfrutar al máximo de una experiencia única.