El tren de Jungfrau en Suiza, un recorrido inolvidable

Este es el artículo ideal para todos los amantes de la nieve, las alturas, los ferrocarriles, la montaña y la aventura en sí misma. Embárcate con nosotros en un apasionante viaje dentro del tren de Jungfrau en Suiza y conoce los Alpes en estado puro.

Si tienes intención alguna vez en tu vida de tocar el cielo con tus propias manos sin bajarte del tren, la estación del puerto Jungfraujoch es tu cita ideal, pues es la más alta de toda Europa y un lugar maravilloso y único en el mundo.

El tren de Jungfrau

El tren de Jungfrau es así conocido porque sube hasta la cumbre de los Alpes llamada la “cima de Europa”, una zona de nieves perpetuas a más de 3450 metros de altura, en una preciosa y escarpada zona de glaciares.

Dicha cima es en realidad el puerto Jungfraujoch, que pese a no ser el más alto de la cordillera alpina (por encima queda su propia cumbre, el macizo Jungfrau, a más de 4150 metros de altura), sí que es un lugar verdaderamente impresionante.

Tren de Jungfrau
Tren de Jungfrau – Vogel

De hecho, Jungfraujoch es tan bonito que, junto con otros picos de la zona como el Mönch y el Eiger, da pie a un maravilloso glaciar conocido como Aletsch, cuyo conjunto ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Y para acceder a una zona de belleza natural que impresiona incluso a los viajeros más osados, nada como el tren de Jungfrau, un tren cremallera que data de 1912 y que atraviesa el corazón de los Alpes a través de un túnel excavado en la roca viva constituyendo una ruta que hoy en día es una verdadera leyenda.

“Cada persona forja su propia grandeza. Los enanos permanecerán enanos aunque se suban a los Alpes”

August von Kotzebue

La ruta del tren de Jungfrau

El tren de Jungfrau realiza una ruta impresionante que literalmente atraviesa el corazón de los Alpes por medio de sus montañas más escarpadas, llegando hasta la cima más alta donde estos vehículos son capaces de estacionar en toda Europa.

Tren de Jungfrau
Tren de Jungfrau – Nur Ismail Photography

Este tipo de trenes cremallera son muy habituales por toda la zona, pues llegan a otras cimas no tan elevadas como Jungfraujoch, pero también a buena altitud como el caso de Schilthorn, todos ellos con parajes impresionantes en sus rutas.

El tren de Jungfrau comienza su camino en el puerto de Kleine Scheidegg, hasta donde se puede llegar desde otras estaciones como Grindelwald Grund, por ejemplo.

Una vez dentro del vagón, la ruta dura unos 50 minutos hasta coronar el puerto Jungfraujoch a través de diferentes miradores y túneles, haciendo un par de paradas a unos 3000 metros de altura para poder gozar del increíble paisaje alpino en Suiza.

Puerto Jungfraujoch

Como decimos, la ruta del tren de Jungfrau dura unos 50 minutos y los precios no bajan de los 100 euros por trayecto, así que para gozar de esta zona suiza debes planificar bien tu viaje para rentabilizar la inversión, por lo que es importante realizar actividades una vez has coronado el puerto Jungfraujoch.

Tren dejungfrau
Kleine Scheidegg – Gaspar Janos

No olvidemos que el tren de Jungfrau corona la estación de ferrocarril más alta de Europa. A más de 3000 metros de altura y con nieves perpetuas, hay mucho de qué disfrutar. De hecho, la zona está acondicionada para las visitas de los pasajeros.

El interior de la estación de Jungfraujoch está preparado en su interior para la llegada de visitante. Existen todo tipo de tiendas y cafeterías para que puedas tomar una buena infusión o adquirir algún recuerdo de la zona.

Además, Jungfraujoch está equipada con muchas instalaciones que harán las delicias de todos los visitantes. Un extenso palacio de hielo en el que poder patinar cómodamente, una exposición dedicada al tren de Jungfrau y a los trenes cremallera, un observatorio impresionante conocido como la Sphinx, e incluso excursiones por la nieve de la cima de Europa.

Observatorio Sphinx en Jungfraujoch
Observatorio Sphinx en Jungfraujoch – Vogel

No hay que olvidar que esta zona es maravillosa por sus vistas increíbles. Estás a más de 3450 metros de altura en una estación invernal preciosa. Entre sus nieves perpetuas te puedes atrever a recorrer la distancia hasta el refugio del Mönch, por ejemplo, subiendo 200 metros más en una ruta a pie de unos tres cuartos de hora.

Si quieres vivir una verdadera aventura en plenos Alpes suizos, no tengas duda de que la opción del tren de Jungfrau es excelente para conocer una región europea maravillosa y única en el mundo.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar