Tomar el ‘ferry’ a Córcega: ¿cuáles son las ventajas?

Álvaro Gómez · 30 mayo, 2019
Una de las mayores ventajas de viajar a Córcega en un 'ferry' es la posibilidad de llevar el vehículo propio para luego recorrer la isla libremente.

Si te planteas ir en ferry a Córcega, pero no sabes cuáles son las ventajas respecto a ir en avión, aquí puede que aclares tus ideas. El barco es una excelente opción para visitar esta isla francesa, uno de los mejores destinos del mar Mediterráneo. Por eso, cada verano recibe miles y miles de turistas.

Puedes disfrutar de sus playas paradisíacas, del agua del mar más azul que verás por Europa o visitar pequeños y encantadores pueblos. Hay mucha vida en Córcega y el abanico de cosas que puedes hacer es muy amplio.

En la isla también te esperan acantilados increíbles, yacimientos arqueológicos de la Prehistoria y rutas de senderismo para todos los amantes de la naturaleza. Lo mejor es que puedes elegir el medio de transporte para llegar. ¿Quieres conocer las ventajas de viajar en ferry a Córcega?

Cómo ir en ferry a Córcega

Barco saliendo desde Niza
Barco saliendo desde Niza

Si quieres llegar en ferry a Córcega, debes partir desde la Francia continental. Son varias las ciudades desde las que sale este transporte marítimo hacia la isla. Esta opción no la encontrarás en España o en otros países con costa al mar Mediterráneo o, al menos, no con tanta facilidad como desde las ciudades francesas.

Las principales localidades donde puedes embarcar son Marsella, Niza y Toulon. Si te encuentras en otro país, puedes ir hasta estas ciudades y de ahí en ferry a Córcega. Esta es una de las ventajas de viajar con este método, pues podrás ir con tiempo y conocer la ciudad desde la que vayas a partir.

Viajar en ferry a Córcega es muy sencillo. En cualquier buscador web puedes encontrar diferentes empresas que ofertan sus mejores precios para viajar desde estas tres ciudades a tu isla de destino. Con introducir la fecha en la que quieres viajar te darán toda la información disponible.

Ventajas de ir en ferry a Córcega

La principal ventaja de viajar ferry a Córcega es, sin duda, poder llevar tu propio vehículo. Si no te gusta utilizar el transporte público y tampoco eres muy amigo de alquilar un coche en el sitio al que viajas, gracias a este medio de transporte puedes ir en el tuyo propio.

Ferry de Córcega

Además, los precios no son muy elevados. Ir de Marsella a Córcega con tu vehículo puede costar alrededor de unos 200 euros. Con algunas compañías de vuelo es lo que te gastarías para poder ir a la isla, eso sí, sin tu coche.

Otra ventaja es que este medio de transporte es una opción vital para los que tienen miedo a volar. A lo mejor lo has intentado todo para ir en avión, pero siempre acabas invadido por los nervios en el viaje. Si vas en ferry a Córcega no vas a tener ese problema.

Y una opción que se abre al viajar a la isla de esta forma es poder planificar una gran ruta. Ya que vas a llevar tu coche, ¿por qué no visitar otras ciudades de camino a Niza, Marsella o Toulon? Por ejemplo, si vas desde España, puedes recorrer los principales puertos de la costa mediterránea antes de llegar a Francia.

Imagina recorrer con tu coche la ciudad de Barcelona y al día siguiente hacer lo mismo por la isla de Córcega. Y de camino cruzar los pequeños pueblos de la Costa Brava. ¡Es una opción ideal para el verano!

Más ventajas frente al avión

Ferry en Córcega

Cuando vas a comprar un billete de avión siempre tienes que estar preocupado por el tamaño de la maleta, por guardar en botes transparentes los líquidos que lleves o por el momento de facturar. Estas medidas no serán tan estrictas si viajas en ferry, por lo que te ahorrarás más de un quebradero de cabeza.

Respecto a la comodidad, también es evidente que en un avión, por lo general, hay poco espacio con el asiento de delante. Y si eres alto vas a ir incómodo durante todo el viaje. Este problema también desaparece al viajar en ferry a Córcega. El trayecto en barco es más ameno y, además, podrás disfrutar de la increíble sensación de surcar el mar.