El tiempo en Segovia, prepárate para una escapada

Al sur de Castilla y León, la capital de la provincia de Segovia se sitúa en la confluencia de dos ríos (Eresma y Clamores) y a los pies de la Sierra de Guadarrama. Ciudad de innumerables atractivos, queremos explicarte cómo es el tiempo en Segovia, para que puedas organizar una escapada en cualquier momento del año.

El tiempo en Segovia: ¿qué debes saber?

Vista de Segovia
Segovia – Marques

Comenzamos contándote algunos aspectos generales. Según la clasificación climática de Koppen, el tiempo en Segovia es del tipo mediterráneo y oceánico. ¿Qué quiere decir? Que el clima está determinado por la altitud y por su alejamiento de las costas.

La temperatura promedio anual gira en torno a los 11°C, siendo la máxima histórica en verano de 40°C y la mínima absoluta en invierno de -17°C. Pero, alejándonos de los extremos, te diremos que durante los meses cálidos el termómetro no marca más de 30°C y en los fríos gira en torno a 1°C.

Con respecto a las precipitaciones, los meses más lluviosos son mayo, octubre y noviembre. El promedio de mm al año es de 480. No son frecuentes las nevadas y la humedad relativa máxima es de 75% en diciembre y la mínima de 39% en julio. En total, Segovia tiene 2600 horas de sol, siendo junio el mes con más incidencia.

¿Por qué visitar Segovia en invierno?

Tiempo en Segovia, imagen de invierno
Segovia – leoks

Si quieres saber sobre el tiempo en Segovia para organizar tu visita, debes tener en cuenta que esta ciudad recibe turistas todo el año. Así es, también en invierno. En los meses fríos la ciudad resulta encantadora, gracias a su cielo plomizo y a los picos cercanos vestidos de blanco.

Todas las vistas panorámicas que disfrutes en esta época serán preciosas, envueltas en niebla, sobre todo al atardecer. Y, si tienes suerte y cae algo de nieve, la imagen del acueducto o el alcázar serán, sencillamente espectaculares.

Simplemente, debes abrigarte bien y disfrutar de la belleza de Segovia. Entrarás en calor mientras caminas y callejeas y, si necesitas entrar en calor, nada como entrar en algún sitio y disfrutar de un caldito bien caliente. Para comer, un buen plato de judiones de La Granja hará que te sientas como nuevo. Y, de postre, un ponche segoviano.

“Frío y calor, otoño o primavera, ¿dónde…, dónde se encuentra la alegría? Hermosas son las estaciones todas para el mortal que en sí guarda la dicha.”

-Rosalía de Castro-

Qué hacer en Segovia en verano

En los días cálidos del verano el tiempo en Segovia es mucho más benévolo que en otras ciudades como Madrid, por eso merece la pena visitarla. Desde la capital española se llega sin problemas en tren y la visita puede durar un día o dos.

Acueducto, uno de los lugares que ver en Segovia
Acueducto de Segovia – Marques

Es, por tanto, una buena época para disfrutar tranquilamente de todos los atractivos de la ciudad. Puedes comenzar tu visita por el acueducto, una de las obras de ingeniería civil romana más importantes de España. Para levantarla se usaron 25.000 sillares de granito unidos sin argamasa. Tiene más de 800 metros en su parte visible y consta de 170 arcos.

La siguiente parada puede ser el alcázar, construido en lo alto de una roca entre los ríos Clamores y Eresma. Fue una de las residencias de los reyes de Castilla, elegida por Alfonso X, Enrique IV e Isabel la Católica y cuenta con dos patios y dos bellas torres. Debió ser reconstruido tras un incendio en 1862 y hoy alberga el Archivo General Militar.

Dirige luego tus pasos a la Catedral de Santa María, la última en estilo gótico que se construyó en el país y conocida como “la Dama de las Catedrales”. Tiene 105 metros de largo, 33 de alto y 50 de ancho. Alberga 18 capillas y se puede ingresar a través de tres puertas: del Perdón, de San Frutos y de San Geroteo.

Una vez vistos los tres grandes tesoros de Segovia, puedes callejear tranquilamente para ver otros muchos rincones de interés, como las murallas y sus puertas, la  iglesia de la Vera Cruz o la de San Martín.

El tiempo en Segovia: primavera y otoño

Jardines de La Granja
Jardines de La Granja – Alberto Gonzalez Limon / Flickr.com

Son dos épocas perfectas para disfrutar de Segovia, que ofrece en ellas una luz y unos colores especiales. Por supuesto, debes descubrir los monumentos de la ciudad, pero te damos algunas alternativas.

Si te queda algo de tiempo libre, la primavera es ideal para acercarse a La Granja de San Ildefonso y visitar su palacio y, muy especialmente, sus jardines. Descubrirás en ellos un auténtico oasis decorado por espectaculares fuentes.

Y, si en otoño el tiempo te juega una mala pasada y no puedes callejear, Segovia tiene también interesantes museos, como el Museo Rodera Robles, el Museo de Segovia, la Real Casa de Moneda de Segovia o la Casa-Museo de Antonio Machado.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar