Las Tetas de Viana, los cerros gemelos de La Alcarria

La Tetas de Viana son dos cerros testigo localizados en la comarca de La Alcarria en Guadalajara, España. Se trata de una pintoresca formación geomorfológica que ofrece rutas de senderismo y una vista panorámica espectacular desde su cima.
Las Tetas de Viana, los cerros gemelos de La Alcarria
Daniel Casas

Escrito y verificado por el geógrafo Daniel Casas el 26 Enero, 2021.

Última actualización: 26 Enero, 2021

Las Tetas de Viana son 2 montañas gemelas en forma de cerros testigo localizadas en la provincia de Guadalajara, concretamente en la comarca de La Alcarria. Su pintoresca apariencia, así como su entorno paisajístico, fueron declarados Monumento Natural por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en 2006.

¿Cómo se han formado estos cerros de cima plana? ¿Qué opciones turísticas se pueden llevar a cabo en su entorno? Te contamos todo esto y más a continuación.

Las Tetas de Viana, un lugar poco conocido

Dice el refranero popular de esta zona: “Tetas de Viana, muchos las ven, pero pocos las maman”. La primera parte del refrán es una clarísima referencia al impacto visual que generan en esta bonita comarca estas 2 muelas de roca caliza erosionadas. Esto se debe en parte a que estas se ven desde varios kilómetros a la redonda.

“Pocos las maman” quiere decir que muy pocos son los que han subido y han podido disfrutar desde lo alto de la panorámica que ofrece su vista sobre toda la comarca.

A nivel geográfico, las Tetas de Viana son 2 muelas —cerros de cima plana— de litología kárstica erosionadas por ramblas que surgen a su alrededor y por los ríos Tajo y de la Solana.

Estos cerros pertenecen a la cordillera Ibérica española. Están constituidas por un cuerpo arcilloso más erosionado y por 2 cimas de roca caliza de entre 20 y 30 metros de espesor que las hacen prácticamente inaccesibles, debido a la verticalidad de su pared.

Tan solo se puede acceder a la más meridional a través de unas escaleras de hierro que sustituyeron a unas antiguas de piedra que servían de acceso a la atalaya de vigilancia que la coronaba.

Tocando el cielo de La Alcarria

Las Tetas de Viana son un atractivo imperdible en La Alcardia.
Flickr.com / Alberto Rodríguez.

Las Tetas de Viana destacan por la singularidad y representatividad de sus valores geológicos y geomorfológicos en la comarca de La Alcarria. Este precioso lugar comprende una superficie de 115,63 hectáreas y se caracteriza por la majestuosidad de estos cerros testigo gemelos, que poseen una altura de 1145 metros y constituyen el punto más elevado de la comarca.

Además, esta singularidad también ha motivado la inclusión de la zona dentro de la Red Natura 2000 como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Dentro de la comunidad faunística, destacan las colonias de avión roquero y grajillas ubicadas en los escarpes calizos, así como la presencia del águila real y buitre leonado, ambas incluidas en el Catálogo Regional de especies amenazadas.

Ruta a Las Tetas de Viana

A las Tetas podemos acceder desde varios lugares. Existe una senda que sale del municipio de Trillo y, tras caminar por monte bajo durante unos 12 kilómetros, nos deja en el mismo cañón que divide a las montañas gemelas.

A medida que nos acercamos, las Tetas se tornan en montes abruptos y muy escarpados, que adquieren personalidad propia. La de la izquierda, la única accesible sin material de escalada, es irregular y rugosa.

Por otro lado, su hermana, que aparecerá 500 metros después a nuestra derecha, es un farallón cortado a cuchillo de horizonte rectilíneo. Entre ambas se encaja un collado que algunos utilizan como aparcamiento ocasional.

A la izquierda se dispone el sendero, con sus respectivas indicaciones. Este nos encamina por un encinar salpicado en la misma falda de la peña, el cual rodearemos hasta encontrarnos con la única vía de acceso.

Tras este recorrido, treparemos sin demasiada dificultad por una escalera de rocas que nos elevará hasta casi el final del cortado, donde nos toparemos con otra, esta vez de hierro forjado, que nos conduce hasta la cima.

Una vez arriba, encontraremos una pradera natural en la que reina el silencio y donde, sin lugar a dudas, seremos testigos de la grandiosidad de estas formaciones geomorfológicas. Desde aquí, dominaremos buena parte de esta preciosa y heterogénea comarca ibérica.

Paisaje rural con las Tetas de Viana de fondo.
Flickr.com / Tnarik Innael.

Un lugar al que debemos ir

La Alcarria es un hermoso país al que a la gente no le da la gana de ir”. Con esta frase, Camilo José Cela se refirió a la tierra que recorrió para escribir su primer libro de viajes en 1946.

Con la lectura del Viaje a La Alcarria, Cela quiere transmitir al lector las sensaciones que experimenta el viajero en el camino, como los olores, los colores de los paisajes, los sonidos que le ofrece la naturaleza…

Sin duda, sumirse entre sus páginas es una de las mejores formas de conocer esta preciosa comarca de Guadalajara. Aun así, te recomendamos que lo compruebes con tus propios sentidos. Te aseguramos que el viaje a La Alcarria, allí donde se alzan majestuosas Las Tetas de Viana, no te defraudará.

Imagen destacada: Flickr.com / Felix.

Te podría interesar...
Brihuega, mucho más que el jardín de la Alcarria
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
Brihuega, mucho más que el jardín de la Alcarria

Brihuega es una preciosa localidad de Guadalajara donde en primavera florecen los campos de lavanda. Pero es además un tesoro medieval de gran interés.



  • Santiago Barra. 2017. Ascensión a Las Tetas de Viana desde la Puerta. www.guadalajaradiario.es
  • Cerros gemelos y Enseña de La Alcarria. www.turismocastillalamancha.es