Tel Aviv, una ciudad israelí que nunca duerme

Tel Aviv es una ciudad apasionante, moderna, culta, joven y noctámbula, dueña de un gran movimiento artístico y de ocio. A pesar de ser una de las desconocidas del Oriente Medio, se ha convertido en la metrópoli más bulliciosa de Israel. Vamos a hacer un recorrido por Tel Aviv, la ciudad que nunca duerme.

Tel Aviv está ubicada en la costa oeste de Israel, a unos 70 kilómetros de Jerusalén. Es la segunda ciudad más importante del país y ha sido denominada como “la ciudad que nunca duerme” o “la ciudad sin pausas”.

Perfecta para los turistas enérgicos que gustan de una vida nocturna animada, Tel Aviv, es una ciudad alegre y activa que satisface cualquier demanda de los visitantes sin importar la hora, brindando una amplia oferta de entretenimiento.

Tel Aviv
Tel Aviv – Dmitry Pistrov

Con el paso de los años, Tel Aviv se ha transformado en la capital cultural de Israel con abundantes oportunidades para la diversión y diversas ofertas culturales. Se pueden encontrar con facilidad sitios nocturnos y pistas de baile dirigidos por los mejores DJs del mundo; cines con los últimos estrenos; teatros que exhiben repertorios clásicos, vanguardistas o stand up; espectáculos de danzas locales; festivales y artistas callejeros.

Tel Aviv, una de las mejores costas del mundo

National Geographic nombró a Tel Aviv como una de las diez mejores ciudades costeras del mundo, ya que es poseedora de hermosas playas, acompañadas de sitios de entretenimiento de clase mundial que atraen a visitantes tanto locales como extranjeros.

Playa de Tel Aviv
Playa de Tel Aviv – Aleksandar Todorovic

Esta increíble ciudad cuenta con trece hermosas playas en nueve kilómetros de costa y equipadas con todo lo necesario para la comodidad y el disfrute del visitante. Podemos encontrar gimnasios al aire libre, zona de juegos para los más pequeños, paseos a lo largo de la costa y cuatro playas accesibles a personas con discapacidad.

Qué conocer en Tel Aviv

La ciudad antigua de Jaffa

Jaffa es la ciudad origen de Tel Aviv, con una antigüedad que se remonta tres mil años atrás. Actualmente es un pintoresco barrio de artistas y uno de los principales atractivos de la ciudad.

Construida durante el Imperio otomano, tiene una huella histórica que continúa presente en muchos de sus rincones con casas de piedra y callejuelas estrechas. Al recorrerlas se pueden descubrir lugares con mucho encanto como el Gran Hapisga (el Jardín de la Cumbre), colmado de tiendas de artesanía judaica; galerías y restaurantes; el paseo marítimo; las antiguas murallas y el puerto pesquero.

Jaffa en Tel Aviv
Jaffa – modustollens

Otros sitios que no se deben dejar de visitar en Jaffa son el monasterio de San Pedro, que data del siglo XVII; la tumba de Tabita, cuyas obras permitieron que Pedro la resucitara de entre los muertos; el Puente de los Deseos, cuya tradición es de pedir un deseo al tocar el símbolo zodiacal, el animado mercadillo de la Torre del Reloj otomana,  la mezquita Mahmoudia y la casa de Simón el Curtidor.

La Ciudad Blanca

La Ciudad Blanca es el núcleo urbano de Tel Aviv y es famosa porque concentra un impresionante conjunto arquitectónico de estilo Bauhaus, con un número de edificios de esta corriente que no es superado por ninguna otra ciudad del mundo.

Tel Aviv
Tel Aviv – Photo Gallery Israeli Ministry of Tourism / Flickr.com

Existen más de cuatro mil edificios de formas geométricas limpias y asimétricas construidos desde principios de los años 30 hasta algunos años después de la proclamación del Estado de Israel, esto la convierte en el mayor museo del mundo de la corriente Bauhaus al aire libre.

En la zona se observa una relación entre sus jardines, áreas comerciales y zonas residenciales, que muestran un agradable equilibrio entre la ciudad verde, las necesidades de los residentes y sus actividades.

“Este mundo de diseñadores y decoradores que solo dibujan y pintan debe convertirse de nuevo en un mundo de gente que construye.”

-Walter Gropuis-

La ciudad de los museos

No podía faltar una variada oferta de museos y, aunque hay muchos, se pueden destacar tres. El primero de ellos es el museo Beit Hatfutzot o de la Diáspora, de la Universidad de Tel Aviv, que transmite la historia del pueblo judío desde el primer exilio hasta la creación del Estado de Israel.

Museo de Arte de Tel Aviv
Museo de Arte de Tel Aviv – Philippe-Alexandre Pierre / Flickr.com

También tenemos el museo de la Tierra de Israel (Haaretz), que exhibe pabellones de numismática, cerámica, vidrio, cobre, ciencia, folklore, alfabeto y un planetario. Y, por último, el museo del Arte de Tel Aviv, que cuenta con una amplia colección de arte moderno y contemporáneo en la que destacan los maestros del siglo XX, encabezados por Chagall, Modiglianni, Cézanne, Monet o Van Gogh.

El mercado de Carmel

Es un bullicioso mercado de frutas y verduras instalado al aire libre y ubicado cerca del barrio de moda Neveh Zedek, su visita es un auténtico placer para los sentidos, sus colores y sus olores encantan al visitante, que puede encontrar cualquier producto imaginable.

Sin duda una visita a Tel Aviv merece la pena, para empaparse de su cultura, historia y su increíble vida nocturna, que no te dejará indiferente.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar