¿Te mareas en los viajes? Estos consejos te ayudarán

Edith Sánchez·
27 Marzo, 2019
Si te mareas en los viajes, debes saber que esto mismo le sucede hasta a una tercera parte de los viajeros. No es nada grave, pero sí muy molesto. Hay varias alternativas para evitar este problema.

Si te mareas en los viajes, no te preocupes. Este es un problema muy común que, se estima, afecta hasta a un tercio de los viajeros habituales. Aunque no es algo grave, sí puede resultar muy molesto. Incluso a veces llega a limitarte hasta el punto de que decides no viajar para evitar esa desagradable sensación.

Los mareos del viajero van desde una incomodidad pasajera hasta episodios que incluyen vómito y fuertes accesos de angustia. A veces se pasa simplemente con un poco de ventilación, pero otras veces permanece incluso después de haber terminado el trayecto.

Lo mejor es no tener que acudir a los medicamentos. Sin embargo, hay ocasiones en las que no queda otro remedio. Eso sí, antes de llegar a ello, intenta probar algunos trucos que le funcionan a la mayoría de la gente. Si te mareas en los viajes, estos consejos son para ti.

Si te mareas en los viajes, elige el asiento apropiado

Pasajeros en autobús

Muchas veces te mareas en los viajes porque eliges un sitio inadecuado. Si eres propenso a sufrir este tipo de problemas, lo mejor es que escojas bien el asiento en el que vas a viajar. Si vas en un automóvil, lo aconsejable es que vayas en el puesto del copiloto. Mirar el horizonte previene los mareos.

Si el viaje es en tren, ocupa un asiento que dé a una ventanilla y no elijas los que van de espaldas a la marcha. En los aviones te convienen las ubicaciones cerca a las alas, ya que son la zona más estable. Mientras tanto, en los barcos, intenta sentarte lo más cerca posible del centro de la nave.

Limitar el movimiento

Si te mareas en los viajes, lo mejor es que trates de limitar los movimientos de tu cabeza durante los mismos. Lo ideal es que puedas fijar un punto en el horizonte y enfocar tu mirada hacia allí. Esto ayuda a que tu cuerpo se sincronice y no aparezca el mareo.

Procura no mover la cabeza para todas partes. Si la mantienes estable, probablemente no vas a sentir mareo. No es aconsejable que leas durante el viaje. Esta actividad genera cierta desestabilización y puedes terminar mareándote. Una buena opción es ir escuchando música relajante.

Viajero escuchando música para evitar marearse

Trabaja con la respiración controlada

La respiración controlada es una herramienta que te puede ayudar mucho si te mareas en los viajes. La técnica es muy sencilla y funciona cada vez mejor a medida que la practicas. Simplemente, consiste en establecer un ritmo de respiración relajado y mantenerlo estable.

Para trabajar en la respiración controlada es importante que te entrenes. Para esto, busca un sitio tranquilo. Siéntate y trata de hacerte consciente de tu propio ritmo de respiración durante los primeros 5 minutos. Identifica cuál es el ritmo en el que te sientes más cómodo.

Luego, trata de permanecer 10 minutos más respirando con ese compás. Realiza tres series iguales. Repite todo al menos tres veces por semana. Cuando estés en una situación en la que piensas que puedes marearte, aplica este ejercicio.

Si te mareas en los viajes, toma medidas preventivas

Mujer durmiendo en el tren

Las comidas pesadas o excesivamente abundantes suelen propiciar episodios de mareo. Así que lo mejor es no comer demasiado antes de viajar, especialmente si el recorrido es largo. Toma alimentos ligeros. También es importante que estés bien hidratado.

Una de las mejores opciones para evitar el mareo es dormir. Si te cuesta trabajo hacerlo, levántate un poco más temprano el día del viaje y realiza muchas actividades antes de iniciar el trayecto. Cuando emprendas tu travesía estarás cansado y será más fácil entregarte a los brazos de Morfeo.

Emplea medicamentos

Es la última opción y también una de las más eficaces. Ningún medicamento deja de tener efectos secundarios, así que lo mejor es evitarlos. Sin embargo, si te mareas en los viajes y esto te causa una gran angustia, esta podría ser la mejor alternativa a tu alcance.

No te automediques. Nunca se sabe el efecto que un fármaco puede tener en un organismo específico. Consulta con tu médico para que él te indique cuál es la medicina que mejor te va. Generalmente este tipo de medicamentos se ingieren unas dos horas antes de viajar y funcionan a la perfección.