Sofía, la gran desconocida de los Balcanes

Elena Blanco 28 marzo, 2018
Poco conocida para el gran turismo, la capital búlgara esconde, sin embargo, lugares de interés. Vamos a recorrer sus calles para descubrir esos tesoros.

Cuando pensamos en destinos para las vacaciones, hay lugares que no suelen aparecer en las listas, y es una pena, porque nos estamos perdiendo auténticas joyas. Sofía, la capital de Bulgaria es uno de los lugares más bonitos y especiales de los Balcanes. Queremos enseñártela.

Sofía sigue guardando esa “inocencia” que tiene una ciudad cuando no ha sido explotada por el turismo. Los restaurantes, las tiendas, las calles siguen siendo típicamente búlgaras. Aunque es cierto que cada vez llegan más turistas, sobre todo por nuevas líneas aéreas low cost que operan allí. Vamos a recorrer esta gran desconocida de los Balcanes.

¿Por qué visitar Sofía?

Monumento a Alexander II en Sofía
Monumento a Alexander II – Anton Donev

Son muchos los motivos por los que Sofía debería entrar en nuestros planes. El primero, es que el vuelo es bastante barato, y estar allí lo es aún más. Al cambio, todo es aproximadamente la mitad de precio. Para que os hagáis una idea, comer sale por unos 5 € y un desayuno completo por menos de 2,5.

El segundo de los motivos para visitar Sofía es que es completamente diferente a cualquier otra ciudad europea. Por ejemplo, las iglesias que allí podemos encontrar son muy peculiares por la gran influencia histórica otomana y rusa, incluso griega, que hizo que todos monumentos de la ciudad fueran una mezcla de las tres culturas.

Y por último, es una ciudad que sorprende. Cuando pensamos en países como Bulgaria o Serbia, a veces se cree que son lugares sin mucho que ver ni hacer. Así que deja los prejuicios en casa, haz la maleta y ve hasta Sofía, para darte cuenta que no es así. Es una ciudad llena de luz, con gente por las calles, en las terrazas y llena de vida.

¿Qué visitar en Sofía?

Sofía es una ciudad no demasiado grande, por lo que ni siquiera es necesario coger transporte público para moverte por allí. Tampoco es una ciudad con cientos de lugares o rincones que visitar, de modo que que en un fin de semana o un puente se puede ver perfectamente.

“Nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar.”

-Emile Zola-

1. La catedral

Catedral Alexander Nevsky en Sofía
Catedral Alexander Nevsky – Ava Babili / Flickr.com

El gran símbolo de la ciudad es la catedral de Alexander Nevsky. Es un lugar impresionante y representativo de la iglesia ortodoxa, siendo una de las mayores dedicadas a esta religión.

Es un edificio imponente que se caracteriza por el verde y dorado de sus cúpulas. Y el interior tampoco se queda atrás, ya que posee, además, una de las mayores y mejores colecciones de iconos ortodoxos.

2. El Teatro Nacional

Teatro Nacional en Sofía
Teatro Nacional – Ava Babili / Flickr.com

Otro lugar que visitar es el Teatro Nacional Ivan Bazov. Este es el teatro más antiguo de Bulgaria y el más importante de la capital.

La fachada es especialmente relevante y llamativa, de estilo neoclásico. Además, el enclave del teatro es precioso, un bonito parque lleno de gente en el que sentarse durante un rato para descansar del recorrido turístico realizado.

3. Iglesia Rusa de Sofía

Iglesia Rusa de Sofía
Iglesia rusa – Ava Babili / Flickr.com

Otro lugar especialmente llamativo. También conocida como iglesia de San Nicolás, fue construida en el lugar de una antigua mezquita, destruida tras la liberación búlgara de los otomanos.

El edificio es sorprendente, tanto por dentro como por fuera. Por ello, debe ser una parada obligatoria dentro de nuestro recorrido por la ciudad.

4. Bulevar Vitosha

Y por último, paseamos por uno de los lugares más vivos de Sofía, el verdadero corazón de la ciudad. Está repleto de terrazas donde disfrutar de una cerveza o comer, así como de tiendas, desde las más lujosas hasta las de souvenirs. Por cierto, no olvidéis comprar durante vuestra visita a Bulgaria la famosa agua de rosas búlgara.

¿Dónde comer en Sofía?

Comer en Sofía es muy barato. Prácticamente ningún sitio os va a pedir más de 6 o 7 € por comer o cenar, unas 12 o 14 levas, aproximadamente.

Calle de Sofía
Sofía – Sami C / Flickr.com

La ciudad está llena de pequeños puestos de comida rápida, aunque al menos una vez habría que probar la comida típica búlgara. Esta se caracteriza, como casi todo allí, por la mezcla de influencias. Por ello, su gastronomía es un combinado entre la cocina griega, turca y rusa.

Os traemos tres recomendaciones gastronómicas, probadas por los estómagos más exigentes:

  • Para desayunar, podéis ir a la cafetería 2 Giraffes. El trato es inmejorable y el precio por un desayuno completo es de unas 5 levas (2,50 €). Todo natural, artesano y recién hecho.
  • Para probar la cocina más típica, Divaka. La comida de este restaurante es increíblemente rica y puramente búlgara. Todo lo que probéis allí estará delicioso, pero la especialidad es la sopa servida en un cuenco de pan y el pollo Divaka. El precio no supera las 12 levas por persona (6 €).
  • Para tomar algo en un sitio diferente en pleno centro de la ciudad, Memento es  perfecto. Especialmente recomendables son los cócteles, riquísimos y por apenas 5 o 6 levas (2,50/3€).
Te puede gustar