Cómo sobrellevar una turbulencia en el avión

Edith Sánchez·
10 Febrero, 2020
Una turbulencia en un avión no es agradable. Volar ya causa temor a muchos, y si de pronto comienzan a sentir sacudidas y ruidos fuertes, seguro que se ponen nerviosos. Sin embargo, no hay razón para ello.
 

Cuando vuelas en avión, es posible que aparezcan turbulencias que pueden generar ansiedad. Pero descuida, este es un miedo bastante común y puedes manejarlo. De lo contrario, podrías estropear tu viaje por un hecho que no revierte peligro. Para controlar el pánico, existen técnicas que ayudan a sobrellevar una turbulencia en el avión.

Las turbulencias son corrientes de aire que por presión y velocidad se convierten en remolinos o torbellinos. Estos suben y bajan descontroladamente, provocando movimientos bruscos al volar. No te alarmes si vienen acompañados de estruendos. A continuación, te daremos algunos consejos para sobrellevar una turbulencia en el avión.

Razones del pánico en las turbulencias

Ala de un avión

Las turbulencias en el avión provocan miedo, principalmente porque desconocemos lo que ocurre. De ahí la importancia de comprender este fenómeno atmosférico. Las sacudidas al volar, aunque molestas, difícilmente son señal de una tragedia. Es igual que cuando vas por carretera en tu coche y aparecen baches que provocan sobresaltos.

Es necesario controlar la mente y evocar pensamientos positivos. Para ello, hay que eliminar la idea de un posible desastre al volar. Los aviones son el medio de transporte más seguro que existe porque antes de viajar son sometidos a rigurosas revisiones técnicas. Igualmente, los pilotos están altamente entrenados para manejar las turbulencias

 

Para sobrellevar una turbulencia es recomendable fortalecer la confianza y la paciencia. Es decir, soltar, dejarte llevar sin temor y con buena actitud. En ocasiones puede ocurrir que quieres tenerlo todo bajo control y ello genera mucha más ansiedad, en lugar de disminuirla.

Síntomas de miedo en una turbulencia

Los síntomas de miedo en una turbulencia pueden variar en cada persona. Sin embargo, los signos físicos y psicológicos más comunes son: estado de ansiedad, inquietud, mareo, náuseas, fatiga, sudoración, sensación de desvanecimiento, ahogo o hiperventilación.

También hay quienes pueden aferrarse desesperadamente al acompañante de vuelo, a la silla o a algún objeto. Así mismo, algunos rompen en llanto, se paralizan o se bloquean. Afortunadamente, existen herramientas que ayudan a sobrellevar una turbulencia en el avión.

Consejos para superar una turbulencia en el avión

Lo primero es poner la mejor voluntad de colaboración durante el viaje. Esto implica seguir las recomendaciones de apoyo para sobrellevar la turbulencia. Igualmente, es recomendable practicar algunas técnicas de relajación, sobre todo si el tema te produce mucho malestar.

Además, es recomendable diseñar un plan de actividades para realizar durante el vuelo. Si tienes la cabeza ocupada, el miedo se disipa más fácilmente. Algunos recomiendan escoger vuelos preferiblemente por la mañana, pues las turbulencias suelen presentarse principalmente en horas de la tarde.

 

1. Medidas de seguridad en una turbulencia en un avión

Mujer poniéndose el cinturón

Las turbulencias en el avión no son señal de problemas, pero es mejor tomar medidas de seguridad para que no vayas a hacerte daño. Esto es parte de los protocolos que se deben tener en cuenta en todo viaje.

Por esta razón, es importante atender las recomendaciones del piloto y las azafatas. Ellos te indicarán qué hacer en caso de que aparezcan movimientos bruscos en tu vuelo. Todas sus instrucciones tienen como fin garantizar tu seguridad.

Una de las recomendaciones es tener bien apretado el cinturón de seguridad porque te mantiene fijo y evita posibles lesiones por el movimiento. Esta es una medida preventiva obligatoria en todo viaje por tierra o aire. Igualmente, es mejor ubicarte en la parte media del avión y en la zona del pasillo, pues allí se siente menos el movimiento.

2. Respirar y controlar la mente

Mujer leyendo en un avión
 

Las técnicas de respiración son una excelente ayuda para sobrellevar una turbulencia en el avión. No tienes que ser un monje tibetano, sino simplemente familiarizarte con algunos tipos básicos de respiración, ya que ayudan a controlar los nervios.

Durante el viaje podrías leer, ver una película, escuchar música o jugar en algún dispositivo. Igualmente, puedes escribir o aprovechar para adelantar algún trabajo. Mejor si eres de esas personas que pueden dormir a pierna suelta, así todo pasará ‘volando’.

Lo más recomendable es evitar el consumo de café o alcohol, pues pueden alterar tu sistema nervioso. Recuerda que se trata de una situación en la que no puedes hacer nada, ni para dirigir el avión ni para cambiar el clima. Así que lo más aconsejable es que aceptes los hechos y fortalezcas tu actitud positiva.