Sitges y su esfuerzo por la excelencia turística

· 11 mayo, 2018
Buenas playas, eventos culturales y un bonito casco histórico. Sitges es uno de los municipios más encantadores de la costa catalana.

Situada al sur de gran metrópoli de Barcelona, Sitges es una de las localidades más visitadas e inspiradoras de Cataluña desde hace muchas décadas. Allí el buen saber hacer en lo referente al turismo es la norma. Por eso todo aquel que vaya a Sitges es bienvenido. Y lo más importante, se siente a gusto allí.

Los muchos atractivos de Sitges

Palacio Maricel en Sitges
Palacio Maricel – Anibal Trejo

Como buena población a orillas del Mediterráneo, la localidad de Sitges ofrece un clima fantástico durante casi todo el año. Si bien es cierto que es con el buen tiempo del verano cuando mejor se puede aprovechar la presencia de las distintas playas que hay en el propio casco urbano.

Pero no hay que pensar que Sitges es tan solo un destino de sol y playa. Tiene mucho más que ofrecer. Por ejemplo, un hermoso núcleo antiguo con un destacado patrimonio. O también es un lugar de intensa vida cultural.

Además, es una meca para los amantes de las compras. Y por supuesto, sus muchos restaurantes hacen que su oferta gastronómica sea otro valor turístico.

Las playas de Sitges

Playa de Sitges
Playa de Sitges – Brian Kinney / Shutterstock.com

El núcleo antiguo de Sitges, elevado sobre el mar y con sus construcciones blancas de cal, divide en dos la larga hilera de playas urbanas que posee la población. A un lado de ese casco antiguo queda la playa de San Sebastián, quizás la más familiar de todas.

Mientras que al otro lado hay una serie de pequeñas playas, todas ellas unidas por el paseo marítimo. La primera es la playa de la Fragata, y tras ella va el resto. Entre todas forman casi un continuo, si bien están separadas por distintas escolleras.

El Sitges antiguo

Sitges, uno de los pueblos cerca de Barcelona
Sitges – Katerina Knyazeva

La fotografía más repetida en Sitges es, precisamente, la que se toma desde la playa de La Fragata hacia el núcleo antiguo, dominado por la iglesia de San Bartolomé y Santa Tecla. Para llegar hasta ella hay que subir una escalinata desde la plaza del Baluarte, ya que esta zona está elevada respecto al mar.

Allí nos esperan no solo la iglesia, también la plaza Miguel Utrillo, el Racó de la Calma, la Quinta Avenida (que irónicamente se trata de un angosto callejón), y los palacios Maricel de Mar y Maricel de Tierra. Dos construcciones unidas entre sí por un paso elevado sobre la calle y cuya arquitectura encalada se adorna con rejas de forja negra.

Y junto a esas casonas palaciegas, está el Museo Cau Ferrat. Esa casa fue la vivienda del pintor modernista Santiago Rusiñol, y hoy es un museo en su recuerdo. Allí se guardan y exponen muchos de los cuadros que realizó y que coleccionó, entre ellos alguno de El Greco.

“Déjame vivir ilusionado que para lo que dura la vida, más vale engañarnos seriamente, y no andar en controversias.”

-Santiago Rusiñol-

La inspiración de Sitges

Escultura en Sitges
JosepMonter / Pixabay.com

El caso de Rusiñol es el más emblemático de los muchos artistas que eligieron y eligen Sitges como lugar de residencia. Todavía hoy es así. Por ello, no extraña la amplia oferta cultural con la que sorprende a sus visitantes.

En ese calendario cultural, por ejemplo, llaman la atención las muchas exposiciones artísticas que ofrecen las abundantes galerías diseminadas por todo el casco urbano.

E incluso algunos visitan Sitges por motivos culturales y en fechas muy concretas. Por ejemplo durante la programación del Festival de Cine Fantástico de Sitges, celebrado anualmente entre los finales del invierno y lo comienzos de la primavera.

Shopping en Sitges

El shopping es otra de las opciones que aprovechan muchos viajeros que llegan a Sitges, tanto en verano como el resto del año. Por lo que hemos dicho, ya os podéis imaginar que es un sitio ideal para comprar arte. Pero no todo es tan caro y exclusivo. De hecho, las compras más habituales son la artesanía y la ropa de moda.

Los restaurantes de Sitges

Restaurante en Sitges
sitpymes / Pixabay.com

Tal y como hemos dicho al comienzo, aquí también es posible comer maravillosamente bien. Se puede encontrar casi cualquier tipo de comida para satisfacer los paladares de diversas procedencias que pasan sus vacaciones en esta localidad.

No obstante, recomendamos aquellos restaurantes de pescado y, sobre todo, con arroces, ya que en el paseo marítimo los hay de gran calidad.

Y al saber hacer de los cocineros y los buenos productos, siempre se une un trato y un servicio excelente, porque como indica el título de este artículo, Sitges presume y trabaja desde hace muchos años su “excelencia turística”.