Shitennoji e Isshinji, dos templos budistas en Osaka

8 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Uno tiene 1400 años, el otro es mucho más moderno. Y ambos son visita obligada en Osaka. En ellos espera alguna que otra sorpresa.

Los templos de Shitennoji y de Isshinji se encuentran en el distrito de Tennoji de la ciudad japonesa de Osaka. Son dos templos budistas, pero las diferencias entre ambos no pueden ser mayores. Por eso, nuestra recomendación es visitar ambos en una misma mañana. Así podréis apreciar sus diferencias y la personalidad de cada uno de ellos.

El templo de Shitennoji, entre los más antiguos de Japón

El templo de Shitennoji no solo es uno de los más antiguos de Japón, al menos en cuanto a la religión budista se refiere. Además, es el primero que de esa religión se construyó con el impulso del emperador.

Y es que este templo de Shitennoji data del siglo VI y fue una obra que promovió el príncipe Shotoku Taishi. De esta manera, se daba un carácter de oficialidad al budismo.

El paseo por el templo de Shitennoji

Templo Shitennoji
Templo Shitennoji

Como es habitual en otros muchos templos japoneses, los edificios han sufrido ataques, incendios y destrucciones con el paso de los años. Y más aún los que son tan antiguos como este templo de Shitennoji, que tiene más de 1400 años de historia.

Sin embargo, tras cada una de esas destrucciones se vuelven a levantar. Y se hace siguiendo escrupulosamente su aspecto original. Esa es parte de la magia espiritual de este país.

De esta manera, el recinto sagrado del templo de Shitennoji mantiene la estructura primigenia. En ella, los edificios principales son un primer pabellón llamado Kodo, un segundo denominado Kondo y una pagoda de cinco pisos. Esta, como hecho singular en el caso de este templo, es visitable.

Esta pagoda se supone que sirvió para salvaguardar reliquias de Buda que se han perdido. En realidad, Buda está omnipresente en todo el conjunto de Shitennoji. En el Kodo lo vemos en forma de esculturas. Mientras, en el Kondo se nos cuenta su vida con pinturas murales.

El jardín

Jardines del templo
Jardines del templo – Mith Huang / Flickr.com

El recorrido por el templo de Shitennoji acaba por la zona de su jardín, Jodo-Gokuraku. Es un pequeño paraíso en la metrópoli de Osaka. Aquí nos esperan un estanque con flores de loto, un jardín de piedra, los tonos ocres de los arcos o los cerezos que marcan el inicio de la primavera con su floración, el famoso sakura.

En fin, es una exquisitez que hay paladear con calma y también con respeto, ya que nos encontramos en un espacio sagrado, uno de los primeros templos budistas de Japón. De hecho, el príncipe que promovió su construcción acabó canonizado por esa labor de instaurar esta religión en el país.

El templo de Isshinji, muchísimo más moderno

Toda el aura de antigüedad y de leyenda que se respira en el templo de Shitennoji se convierte en modernidad en el de Isshinji. Algo que se nota ya en la puerta de acceso principal. Y, si bien es cierto que este santuario se originó en el siglo XII, la verdad es que lo más interesante del recinto nos remite a tiempos mucho más cercanos.

Esculturas de restos humanos

Budas en el templo Templo Isshinji
Templo Isshinji

Lo más característico del templo son sus 14 esculturas de Buda hechas con restos de budistas fallecidos. Ahora lo explicamos. Se cuenta que siempre fue un sitio donde se llevaban los restos de los fieles, pero que a mediados del siglo XIX un famoso actor local fue enterrado en este lugar.

Tras eso, muchas otras personas quisieron reposar aquí eternamente. Y se acabó creando un importante problema de espacio. Así que se buscó una solución. Las miles de urnas con los restos humanos se aprovecharon en forma de ceniza y resina para crear una estatua de Buda.

Ese es el origen de los Okotsubutsu de este templo. Como decimos, en la actualidad hay 14, ya que se hace una estatua cada 10 años. Para ello, se utilizan las cenizas de más de 150 000 personas.

Una experiencia de lo más relajante en Osaka

Como decimos, emplear una mañana para acercarse hasta el distrito de Tennoji y visitar los templos de Shitennoji e Isshinji es una actividad de lo más recomendable durante un viaje a Osaka. Es una oportunidad magnífica para conocer parte de la historia de este pueblo y también su espiritualidad y sus tradiciones más ancestrales.