Shanghai: historia, tradición y modernidad

· 11 junio, 2016

La ciudad más poblada de China, situada a orillas del río Yangsté, nos regala todo su encanto, su historia y sus tradiciones. Al este del país, Shanghai (que quiere decir “en el mar”) guarda secretos de hace miles de años. ¿Te gustaría descubrirlos? ¡Entonces sigue leyendo!

La milenaria historia de Shanghai

Las excavaciones indican que en la zona que hoy se conoce como Shanghai habitaron pueblos agricultores y pescadores durante el neolítico. Pero mucho no se sabe de esa época, a pesar de los trabajos arqueológicos. Las informaciones sobre la zona en tiempos posteriores son muy escasas también. Por ejemplo, se conoce que durante las dinastías Han (desarrollada entre los años 206 a.C y 220 d.C) y Tang (de 618 a 907) hubo una aldea llamada Quilong.

A partir del año 1297 comienza a haber más “noticias” sobre la población local gracias a la industria textil del algodón. En ese momento se convierte en ciudad de forma oficial. En 1553, durante la dinastía Ming, se empiezan a construir las murallas que protegerían a la pequeña localidad de los ataques de piratas japoneses.

Shanghai
Shanghai – Daria Serdtseva

La llegada de los occidentales (y sobre todo la introducción del opio) cambió notablemente la vida y la historia de Shanghai. Los ingleses cultivaban esa droga en India y la difundieron por todo el territorio chino. La comercialización de esta sustancia provocó nada menos que dos guerras en la ciudad: la primera entre 1839 y 1842 (los británicos consiguieron así que Shanghai fuera libre al comercio internacional) y la segunda entre 1856 y 1860 (esta vez los ingleses y los franceses se unieron para conseguir que la ciudad sea administrada por los europeos).

Las batallas y enfrentamientos marcaron a fuego la historia de la región. En 1894 se produjo la guerra chino-japonesa, tras la cual Shaghai se dividió entre las potencias: Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Japón. Vale decir que los residentes no han visto mal este reparto: en la actualidad las condiciones de vida son superiores que las de cualquier otro lugar del territorio chino.

Así, la legendaria Shanghai se convirtió en la metrópoli más rica de todo el país. Los motivos son variados: desde la situación estratégica al comercio del opio, el té y la seda, pasando por la explotación del juego y el desarrollo de la industria.

Jardines Yu Yuan en Shanghai
Jardines Yu Yuan – superjoseph

No todos veían con buenos ojos ese cambio en la ciudad y tras varias revueltas y la creación del Partido Comunista Chino, en 1937 Shanghai pasó por completo a manos japonesas hasta finalizada la Segunda Guerra Mundial. Desde 1949 con la llegada de los comunistas la urbe no ha detenido su crecimiento, tanto económico como político.

“Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.”

-Confucio-

¿Qué ver en Shanghai?

Ahora que ya sabes un poco sobre la ajetreada historia de la ciudad, puedes empezar a organizar tu viaje. Te contamos cuáles son los atractivos imprescindibles en tu estancia por esta multifacética ciudad china:

Barrio Bund

Barrio Bund en Shanghai
Barrio Bund – GuoZhongHua

Tiene 2 kilómetros de longitud y ¡es peatonal por completo! Recorre la parte oeste del río y se ha convertido en la zona más transitada tanto por turistas como por residentes. Desde aquí podrás disfrutar de vistas panorámicas a la Shanghai más futurista. Bund es conocido como”el Wall Street de Oriente”.

Entre los edificios más destacados tenemos la Aduana (con su campana, torre y reloj), la plaza financiera, la estación meteorológica, el monumento a los héroes de Shanghai, el Peace Hotel y el Antiguo Palace Hotel.

Barrio de Pudong

Shanghai
Shanghai – r.nagy

La zona más moderna de la ciudad, al este del río. El desarrollo de este barrio comenzó en los años 90 y es el centro financiero y comercial más importante de China. Los rascacielos de Pudong son la típica postal de Shanghai. Algunos de ellos son el World Financial Center, la torre Jin Mao y la torre de la Televisión Perla de Oriente.

También hay otros lugares de interés como el Museo de la Ciencia y la Tecnología, la estación del tren Maglev (que comunica con el aeropuerto) y el paseo junto al río. Si buscas algo más tradicional y cultural no puedes dejar de pasear por el Jardín y Mercado Yu Yuan, el barrio de Xintiandi, la antigua zona residencial de Tianzifang y el templo del Buda de Jade.