Descubrimos Seúl, una ciudad soprendente

Pedro 14 junio, 2016

Hoy vamos a visitar Seúl, la capital de la exótica Corea del Sur, en Asia. Más allá de las consabidas tiranteces con sus vecinos del norte, este país es una caja de sorpresas para el viajero. Su alto nivel de vida y la mezcla de tecnología de última generación con las tradiciones ancestrales de la nación son un verdadero y único espectáculo.

Lo que no te debes perder en Seúl

Seúl tiene una serie de rincones y monumentos que son de visita obligatoria para todo buen viajero. En la gigantesca metrópoli que es la capital coreana hay mucho por ver, así que lo mejor es no perder un segundo y ponerse manos a la obra a la velocidad de la luz.

Los palacios de Seúl

Palacio de Gyeongbokgung
Palacio de Gyeongbokgung – Pairat Pinijkul

En la geografía de Seúl hay una serie de palacios que representan y rememoran el pasado de gloria de la ciudad. Entre ellos, algunos son de vital importancia y gran belleza para sus habitantes. Destacan los de Changdeokgung, Gyeongbokgung y Changgyeonggung.

Lugares religiosos de Seúl

Aunque el país asiático no resalta especialmente por su afiliación religiosa, sí que es cierto que es un lugar de amplia espiritualidad. Entre las partes más sagradas destaca el plácido santuario Jongmyo, un tesoro coreano ideal para desconectar de la excesivamente vital capital entre jardines y la cuidada arboleda.

Templo Jogyesa en Seúl
Templo Jogyesa – Nattee Chalermtiragool

También el templo Jogyesa, dedicado al budismo Zen, es uno de los lugares de visita obligatoria en Seúl. Un centro de vital importancia para esta religión que encarna todos los valores en pleno centro de la Corea más vanguardista.

Otro templo significativo para los coreanos y los habitantes de la metrópoli es el de Bongeunsa. Un nuevo rincón pacífico en el centro de la locura en la que a veces se puede convertir la inmensa capital.

Otros rincones de Seúl

Todo amante del comercio y los lugares de tiendas y ocio, ya sea ropa, tecnología o diversa gastronomía, debe visitar la zona de Insa-Dong. En esta parte de la ciudad se pueden localizar incluso diversas galerías de arte realmente peculiares.

Entre gigantesco edificio y calle abarrotada de gente, merece la pena hacer un descanso. Para ello, Seúl dispone de algunos pulmones en los que relajar de la dura vida en la capital. Uno de ellos es el arrollo Cheonggyecheon, ubicado entre altas torres y cerca de la campana Bosingak.

Cheonggyecheon en Seúl
Cheonggyecheon – Freedom Man

La vanguardia coreana la puedes encontrar en Gangnam. Una zona plagada de centros comerciales, torres, edificios modernos y gente vistiendo el último grito en moda del país. Además, el célebre “Gangnam Style” tuvo su origen aquí precisamente.

“Vivimos en un mundo maravilloso, lleno de belleza, encanto y aventura. No hay un fin para las aventuras que podemos llegar a tener si las buscamos con los ojos bien abiertos.”

-Jawaharlal Nehru-

Un lugar muy simpático para visitar en Seúl es Namsangol. En esta zona encontramos una aldea tradicional coreana en pleno aire libre. Allí se observan las casas como eran antaño en este singular país asiático, con un estilo llamado hanok.

Namsangol en Seúl
Namsangol – Everything

Un símbolo de la prosperidad y desarrollo del país de Corea del Sur es la Torre N Seoul Tower. Un icono de la capital con casi un cuarto de kilómetro de altura que ofrece unas vistas espectaculares de la ciudad.

Y otro de los tesoros que guardan con gran aprecio los coreanos es la puerta de Namdaemun. Es una entrada a un castillo de piedra con una columna central que levanta el techo para separa diferentes niveles.

Puerta de Nandaemun en Seúl
Puerta de Nandaemun – Guitar photographer

Muy cerca de la encontramos el mercado de Namdaemun, al aire libre. Data de la dinastía de Joseon y es el más famoso de todo el país. Todo cuanto has soñado con comprar o encontrar, por difícil que te parezca, lo puedes localizar aquí. Y cuando decimos todo, es todo.

En la cercanía de este mercado también puedes conocer la zona comercial conocida como Myeong-dong. Esta arteria de la ciudad es un distrito de compra venta de vital importancia para Seúl y para los visitantes que arriban hasta la capital.

Otra zona especialmente bonita de la ciudad es el río Hangang. Atraviesa toda la ciudad y en sus márgenes hay diversos parques con instalaciones deportivas que son ideales para disfrutar y descansar de la marabunta de Seúl.

Puente Banpo en Seúl
Puente Banpo – MEzairi

El río Hangang es cruzado por más de 25 puentes, de los cuales destaca el puente Banpodaegyo, que posee una preciosa fuente arco iris con 380 boquillas y más de 200 luces que le confieren una imagen que roza lo mágico.

¿Te queda alguna duda? Pues no te lo pienses más y acércate a una de las ciudades más veloces, cosmopolitas y transgresoras que hay sobre la faz de la Tierra. Seúl es una capital de Asia como nunca antes viste otra.

Te puede gustar