¿Qué hacer en San Sebastián con lluvia?

San Sebastián es una de las ciudades españolas en las que más llueve al año. Obviamente, en una visita, existen muchas posibilidades de que nos mojemos. Si estáis por allí y pensáis que no podréis hacer nada con el agua, estáis equivocados. Os mostraremos que visitar San Sebastián con lluvia también tiene su encanto y se pueden hacer muchas cosas

Disfrutar de San Sebastián con lluvia

Museo de San Telmo en San Sebastián
Museo de San Telmo – Javi Guerra Hernando / commons.wikimedia.org

¿El tiempo no acompaña para pasear? No  importa, un día en San Sebastián con lluvia se puede aprovechar de muchas formas. Por ejemplo, se puede ir de museos, el de San Telmo o el Museo de la Ciencia son dos buenas opciones.

También se puede aprovechar para disfrutar del transporte turístico. El City Tour Donostia-San Sebastián recorre las principales zonas de la ciudad, y no te mojarás.

Y, si se viaja con niños, visitar el Aquarium será de lo más divertido e interesante. Se encuentra en un edificio de principios del siglo XX en el muelle de San Sebastián. Uno de sus atractivos es el túnel de 360º, donde contemplar animales de más de 200 especies.

Os animamos a que investiguéis un poco antes de salir del hotel. Es una ciudad preciosa llena de incentivos y maravillas. Por eso, una buena idea es adquirir alguna de las revistas culturales o agendas con planes en la ciudad, que también se pueden consultar online.

Los días lluviosos en plan tranquilo

Playa de la Concha en San Sebastián
Playa de la Concha – Javier R. Linera / Flickr.com

Esta clase de días son un buen momento para tener una buena merienda deliciosa. Y es que esta es una ciudad donde, especialmente en la parte vieja, hay sitios encantadores.

Lo mismo podríamos decir con las salas de conciertos o pubs donde se puede tomar algo y pasar un buen rato. San Sebastián es una ciudad con un gran circuito musical de calidad.

Podemos asistir a exposiciones, donde la agenda de Donostia Kultura es una magnífica opción si queremos encontrar algún tipo de exposición que se ajuste a nuestros gustos o nos genere algo de curiosidad. Un buen lugar es la sala Kubo del Kursaal, donde la arquitectura es parte del encanto.

Estamos ante una ciudad que fue Capital Europea de la Cultura. Es decir, que hay muchos sitios entretenidos que visitar, caso del espectacular Centro Internacional de Cultura Contemporánea-Tabakalera.

¿Y si disfrutamos de un paseo un día en San Sebastián con lluvia?

No tenemos que encerrarnos en un sitio para resguardarnos. Aunque podamos mojarnos algo más, si le ponemos voluntad, podemos hacer que un triste día de lluvia sea una experiencia para no olvidar en la bella Donostia. Vamos con otras maneras de disfrutar de San Sebastián con lluvia.

Paseo cultural

Vista de San Sebastián con lluvia
San Sebastián – FRANCIS RAHER / Flickr.com

Existen los free tours como en tantas ciudades europeas, una buena forma de conocer la ciudad. Por lo general, los guías saben cómo situarse en las calles con menor viento, o donde uno puede guarecerse mientras nos explican cosas interesantes y que no sabíamos sobre la ciudad, tanto de su historia, como de otras curiosidades. Una opción que merece la pena contemplar en el buen tiempo, pero también cuando está ausente.

Salir a tomar fotos

Una urbe tan bonita es un marco incomparable para poder hacer fotos. Los objetivos son todos los que puedas imaginar. Desde la luz a las nubes, pasando por los edificios mojados, al mar o cualquier escena costumbrista.

Nuestro talento para fotografiar tiene una buena zona. Podemos aproximarnos al Paseo Nuevo, el Puerto de la Ciudad o al espigón del Kursaal. Estamos ante una ciudad de postal, y si le ponemos ilusión y un paraguas, nada se nos pondrá por delante.

“La lluvia es gracia, la lluvia es el cielo que desciende a la tierra, sin lluvia, no habría vida.”

-John Updicke-

La playa

Playa de la Concha en San Sebastián con lluvia
Playa de la Concha – Iakov Filimonov

Parece mentira que se pueda recomendar en un día lluvioso la playa, pero es una de las opciones que tiene mayor atractivo, y no es ninguna locura. En San Sebastián, durante los días lluviosos, la costa es una zona preciosa para pasear.

El lugar se vacía y adquiere un tono de tranquilidad y melancolía, pues muchos suelen quedarse en casa o hacen planes a cubierto. En caso de que la lluvia no sea muy fuerte, y que no tengas temor a poder mojarte algo, la experiencia de darse una caminata por el Paseo de la Concha, Paseo Nuevo o la propia playa, seguro que no la olvidas.

Después de todas estas ideas, seguro que ya se te ha pasado el enfado o las dudas de si podrás aprovechar tu estancia en la ciudad para conocer algo de San Sebastián. Como ves, sí que se puede conocer a fondo, aunque tengas quizás que mojarte algo, pero ya te has dado cuenta que es una ciudad que da para mucho.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar