San Pedro Cultural, una joya de Palencia

· 14 febrero, 2016

La iglesia de San Pedro del municipio de Becerril de Campos, en la provincia de Palencia, es un excelente ejemplo de la resurrección de un templo, de cómo una iglesia medieval ha vuelto a al vida, eso sí, ya no como espacio religioso, sino como centro cultural, de ahí su nueva denominación: San Pedro Cultural.

Historia de San Pedro Cultural

Como tantas otras iglesias rurales a lo largo y ancho de la provincia palentina, e incluso en toda la comunidad autónoma de Castilla y León, en el caso de la iglesia de San Pedro de Becerril de Campos remonta sus orígenes al siglo XII, cuando se construyó el templo original siguiendo las formas de la arquitectura románica.

Con el paso del tiempo, como también es habitual en muchas iglesias, el templo se fue transformando e incorporando nuevos elementos, siempre construidos siguiendo las modas artísticas de cada momento, por eso se añadieron unos toques góticos, otros detalles renacentistas, y también muestras del arte barroco.

De este modo la iglesia llegó hasta el siglo XX. Ocho centurias de historia de pronto se iba a cortar hacia la década de 1940.

“El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se perderá el futuro.”

-John Fitzgerald Kennedy-

Años de abandono en la iglesia de San Pedro

Lo cierto, es que en el pueblo había (hay) varias iglesias y la población fue mermando paulatinamente. Por eso llegó un día, que el templo dedicado a San Pedro se abandonó y poco a poco fue cayendo en la ruina. De este modo, era irremediable que acabara cayéndose su tejado y más tarde también fue necesario derruir su torre campanario para evitar algún posible accidente.

Ruinas de la iglesia de San Pedro
Ruinas de la iglesia de San Pedro – Iker Merodio / Flickr.com

Durante décadas, la iglesia se transformó en una ruina cargada de historia. Hasta que por fin al a acabar la primera década del siglo XXI se decidió acometer una obra para recuperar este espacio. Aunque su destino estaba claro que no iba a ser una nueva iglesia, sino que había que plantear algo novedoso y único. Y eso precisamente es el nuevo San Pedro Cultural.

Un centro cultural polivalente y un aula de astronomía

Lo primero que había que hacer era consolidar lo que quedaba de la construcción medieval y de paso hacer algunas catas arqueológicas y excavaciones por si surgía alguna sorpresa interesante, al mismo tiempo que se podría así trabajar en la consolidación.

Ruinas de la iglesia de San Pedro
Ruinas de la iglesia de San Pedro – Iker Merodio / Flickr.com

El objetivo era crear San Pedro Cultural, una experiencia novedosa en la provincia de Palencia que consistía en transformar un templo religioso en un templo cultural, dedicado tanto al arte como a la astronomía.

La meridiana de San Pedro Cultural

San Pedro Cultural tiene la única meridiana de España. En principio es algo muy simple, pero fruto de mucha investigación. Se trata de una línea marcada en el suelo, sobre la que están pintadas las constelaciones zodiacales.

San Pedro Cultural
San Pedro Cultural – angel peñas / plus.google.com

Hasta aquí algo normal, pero la magia es que la luz solar se capta en un punto de la iglesia y se proyecta hacia su interior, de manera que exactamente todos los días ilumina la meridiana en el momento del medio día solar, diciéndonos la hora y la época del año en qué estamos.

Aunque hay más elementos vinculados con la astronomía en el interior de San Pedro Cultural, como el famoso péndulo de Foucault. Además, todo el techo de la que fuera la iglesia, en la actualidad es un espectáculo de luces led que representan el cielo estrellado en la noche de San Pedro, jugando así con la arquitectura histórica, las formas ruinosas que tenían hasta hace pocos años y la moderna remodelación de nuestros días.

La visita a San Pedro Cultural

En definitiva, en unas tierras como las palentinas, donde abundan las iglesias románicas, el caso de esta de San Pedro Cultural es bien diferente y merece la pena conocerse, porque mezcla el arte y la historia, con la divulgación de la ciencia, la programación de exposiciones temporales de arte e incluso a celebración de eventos culturales o musicales. Un ejemplo a seguir de cómo recuperar con respeto y actualizar con imaginación  el patrimonio histórico artístico.