La Sainte Chapelle, una joya gótica en París

· 13 julio, 2017

La Sainte Chapelle es una de las obras más bellas e importantes del gótico. Está ubicada en la famosa Ilé de la Cité de París y sus paredes fueron reemplazadas por ventanas para permitir la entrada de luz, creando un espacio absolutamente mágico. Por eso la Sainte Chapelle es uno de los lugares que no te puedes perder en la capital francesa.

Sainte Chapelle, pura belleza

Esta preciosa capilla se construyó en un tiempo récord para la época, apenas 7 años, desde 1241 a 1247. Se hizo para albergar reliquias muy preciadas de Pasión de Cristo, en concreto la Corona de Espinas y un fragmento de la Cruz. Ambas fueron comparadas por Luis IX a los entonces emperadores de Constantinopla.

Sainte-Chapelle en París
Sainte-Chapelle- javarman

El proyecto de la Capilla Santa estuvo encargado a Pierre de Montreuil y las obras se realizaron en un gótico radiante. En el interior se superponen dos templos, uno inferior para la gente “común” y uno superior para el rey y su corte (siguiendo la costumbre de los palacios reales de la Edad Media).

“La arquitectura no son cuatro paredes y un tejado, sino el espacio y el espíritu que se genera dentro.”

-Lao Tsé-

La capilla alta

Sainte Chapelle en París
Sainte Chapelle – Josh Krancer / Flickr.com

Sus 15 vidrieras son excepcionales, en ellas se plasman 1113 escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. En el lado sur hay un rosetón de 9 metros de diámetro que representa el Apocalipsis.

Esta capilla se concibió como relicario, de ahí que la decoración, y sobre todo la luz que dejan pasar las vidrieras, sean espectaculares. Sin embargo, hoy no alberga las Santas Reliquias. Aquello que sobrevivió a la Revolución Francesa permanece en la cercana Catedral de Notre Dame.

La capilla baja

Capilla inferior de la Sainte Chapelle en PArís
Sainte Chapelle – Bob Hall / Flickr.com

La capilla baja o inferior está dedicada a la Virgen y cuenta con un techo sostenido por decenas de columnas. Además, soportan el peso de la capilla alta.

La planta es de tres naves (la más alta tiene 20 metros) y en cada pilastra hay una estatua de un apóstol. Las columnas están decoradas con la flor de lis y el castillo de oro, símbolos de las casas reales de Francia y Castilla, respectivamente.

La visita a la Sainte Chapelle

Detalle de la Chainte Chapelle en París
Sainte Chapelle – Xavi Llunell / Flickr.com

Ya señalábamos que está ubicada en la Ile de la Cité, en pleno centro de París, por ello el acceso es muy sencillo en metro. La parada es la de la propia isla. También tienen parada en ella varias líneas de autobuses.

La Sainte Chapelle abre todos los días a las 9 de la mañana y cierra entre las 17 y 18 hs, según la época del año. Con la entrada básica se puede realizar la visita libre y además adquirir un audioguía en diferentes idiomas. También hay visitas guiadas, con un coste adicional, eso sí.

Visita doble: Sainte Chapelle y Conciergerie

A unos metros de la Sainte Chapelle se encuentra la Conciergerie, un palacio real “famoso” por ser el último aposento de María Antonieta. De la construcción medieval original se conservan la sala de guardias y la armería, construida bajo el reinado de Felipe el Hermoso. También las cocinas, edificadas durante los años en que gobernó Juan el Bueno.

Conciergerie en París
Conciergerie – Annie Guilloret / Flickr.com

Los reyes franceses abandonaron este palacio a fines del siglo XIV para instalarse en el Louvre (y en Vincennes). Se convirtió después en sede judicial y cárcel. Fue uno de los centros de reclusión más grandes durante la Revolución Francesa.

En esa época fue llamada “la antecámara de la muerte”. En la celda en la que permaneció cautiva María Antonieta en 1793 se construyó una capilla conmemorativa durante los trabajos de restauración del conjunto.

La prisión ocupaba la planta baja del edificio de la Conciergerie, bordeada por las dos torres y el muelle del reloj. En los pisos superiores se localizaba el Parlamento y la vivienda del conserje (a cargo de las llaves del Palacio Real y de los cirios y velas para alumbrar).

La fachada del edificio está frente a la calle de la Barrillerie y los jardines se dispusieron en el lado oeste. Los horarios de visita son de 9:30 a 18 hs y se puede adquirir un billete combinado para conocer la Conciergerie junto a la Sainte Chapelle.