5 fantásticas rutas de senderismo en Madeira

· 11 noviembre, 2017

El archipiélago portugués de Madeira está formado por dos islas habitadas (Madeira y Porto Santo) y tres deshabitadas. Muchos turistas lo eligen como destino natural y para escapar del bullicio en verano. Otros muchos visitantes optan por ir hasta allí para disfrutar de las impresionantes rutas de senderismo en Madeira. Te contamos cuáles son las mejores.

Senderismo en Madeira: las levadas

Sin duda, se trata de uno de los principales atractivos turísticos de Madeira. Para los amantes del senderismo, el archipiélago es un mundo lleno de aventuras.

Las llamadas “levadas” son caminos al borde de canales de agua de poca profundidad que se usaban para abastecer agua a las poblaciones. En total hay cerca de 2500 kilómetros de caminos que nos permiten disfrutar tanto del mar y los acantilados como del interior de las islas (como, por ejemplo, preciosos bosques de laurisilva). Estas son algunas de las levadas para hacer senderismo en Madeira:

1. Levada de las 25 Fuentes y del Risco

Cascada do Riscon en un de las rutas de senderismo en Madeira
Cascada do Risco – Millán / Flickr.com

Son dos recorridos en uno y ambos comienzan en la carretera regional 110. Descienden hasta el Rabacal y se separan en dos levadas diferentes. La primera nos lleva a 1000 metros de altura, donde se puede ver la preciosa cascada do Risco.

Después de descender un sendero se puede visitar la laguna de las 25 Fuentes, formada por aguas que bajan por las sierras en forma de fuentes a través de la montaña. Esta es la ruta más famosa de Madeira.

Tiene una extensión de 11 kilómetros y se suele completar en 3 horas. La altitud máxima es de 1290 metros y la mínima de 900 metros. La mejor época para realizar esta levada es en primavera porque las cascadas son más abundantes y el clima es más agradable. Pero también se puede hacer en otras épocas del año.

2. Levada Queimadas-Caldeirao Verde

Levada, rutas de senderismo en Madeira
Levada – Rupert Ganzer / Flickr.com

Comienza en el Parque Forestal de la Queimadas y atraviesa un bosque de laurisilva, junto a una acequia que sirve de canal de riego. El recorrido sigue por la explanada de la Levada do Caldeirao, a 990 metros de altura. Esta levada es la segunda más visitada de Madeira y de las más bonitas.

Es de poca dificultad, debido al terreno llano. Discurre por los costados de montañas abruptas, en una antigua vía terrestre del valle de Ribeira de Sao Jorge.

Durante el recorrido se pueden conocer aldeas típicas como Achada do Marques, con casas de piedra y techos de paja. También se pasa por cuatro túneles excavados en la roca y se divisa una cascada de 100 metros de altura. En total, tiene una extensión de 6,5 km y se completa en 5 horas.

3. Levada Fanal

Levada en Madeira
Levada – Emmanuel PARENT / Flickr.com

Vereda de Fanal está al norte de Madeira y para llegar se debe tomar la carretera Encumeada-Porto Moniz. El principal protagonista de esta ruta es el bosque de laurisilva, en el que también se pueden ver diferentes especies de árboles y flores como la orquídea. También es hábitat de aves como el pinzón y el cernícalo.

Un lugar muy tranquilo para hacer senderismo. No hay que perderse la caldera volcánica, considerada reserva de silencio. Esta levada de dificultad media tiene casi 11 km de extensión y se completa en 4 horas. Su elevación máxima es 1420 metros y la mínima es de 1130 metros.

“Las tierras pertenecen a sus dueños, pero el paisaje es de quien sabe apreciarlo.”

-Upton Sinclair-

4. Levada do Furado

Levada do Furado en Madeira
Levada do Furado – Emmanuel PARENT / Flickr.com

Comienza en el ayuntamiento de Santana, más precisamente en la localidad de Ribeiro Frío. Tras cruzar un puente sobre un riachuelo se debe seguir hasta adentrarse en el bosque de laurisilva. Luego se desciende hasta Lamaceiros y se termina en el mirador de Portela.

La levada do Furado es la más antigua y sus aguas servían para irrigar los campos agrícolas de la zona. El camino está repleto de cascadas, cuenta con un túnel (del cabeco furado) y al finalizar en Portela se puede regresar en autobús hasta Funchal.

5. Vereda do Pico Ruivo

Pico Ruivo en Madeira
Pico Ruivo – Elio Assuncao / Flickr.com

La última de las rutas de senderismo en Madeira que vamos a recorrer parte de la ciudad de Santana. Se debe atravesar el Pico das Pedras y una barrera de acceso (que abre de 7 a 19 hs) hacia la carretera de Achada do Teixeira. Allí estarás a 1592 metros de altura.

Luego continua hasta el Pico Ruivo (el más alto de Madeira) con un ascenso bastante sencillo. No te pierdas las vistas del valle de Ribeira Seca, los Picos das Torres y Arieiro y el Parque Forestal das Queimadas. Este trayecto tiene casi 3 km y se completa en 2 horas máximo.