Una ruta por los tesoros del Bierzo, en León

· 29 abril, 2017

Al oeste de la provincia de León nos encontramos con una comarca espectacular, El Bierzo. En su interior podremos ver pueblos medievales con sus castillos, montañas, minas romanas y disfrutar de una deliciosa gastronomía. ¿Nos acompañas a conocer este bellísimo lugar?

Lo que no hay que perderse en una ruta por El Bierzo

Apenas llegues a la zona te enamorarás a primera vista. ¡No es una exageración! Los hermosos paisajes te dejarán sin aliento. Pero hay mucho que ver, y lo que te vamos a mostrar es solo una pequeña muestra.

1. Ponferrada

Castillo de Ponferrada
Castillo de Ponferrada – Francisco Javier Gil

Comenzamos nuestro recorrido por la capital de la comarca, por Ponferrada. Una preciosa localidad dominada por un magnífico castillo templario que te trasladará a otra época.

Pero guarda además otros muchos tesoros, entre ellos la iglesia barroca de San Andrés o la Basílica de la Encina, de estilo renacentista. Y en el Museo del Bierzo encontrarás todo tipo de objetos, documentación y obras de arte que te ayudarán a conocer mejor y entender esta preciosa comarca.

2. Molinaseca

Molinaseca en El Bierzo
Molinaseca – Vector99

Situado a solo seis kilómetros de Ponferrada, este precioso pueblo es uno de los más relevantes del Camino de Santiago en León. Declarado Conjunto Histórico, en él se pueden contemplar preciosas casas de piedra.

El puente romano, la parroquia de San Nicolás de Bari y el Santuario de Nuestra Señora de las Angustias son algunas de sus joyas. También encontrarás bellos cruceros y varias fuentes.

3. Montes Aquilianos

Montes Aquilianos en el Bierzo
Montes Aquilianos – LFRabanedo

Se encuentran al sur de Bierzo y para poder explorarlos puedes tomar una ruta circular de 15 kilómetros desde Montes de Valduerza, otro de los pequeños pueblos con calles rurales en las que encontrarás un antiguo monasterio y casas de piedra.

La mejor época del año para pasear por los Montes Aquilianos es la primavera, no solo por el clima, sino también por los colores, el verde intenso de los árboles y las flores en todo su esplendor te encantarán. No es una ruta exigente, aunque a veces la parte más complicada es atravesar un riachuelo… sin mojarse los pies.

4. Peñalba de Santiago

Peñalba de Santiago
Peñalba de Santiago – luscofusco / Flickr.com

Este pueblo fue fundado por un monje que decidió retirarse a un sitio remoto para dedicarse a la vida contemplativa. En el siglo X se construyó el edificio más destacado de Peñalba: la iglesia mozárabe de Santiago.

Las casas de la localidad están construidas en piedra, tienen tejados de pizarra y balcones de madera, una más bonita que la otra. Puedes andar por sus calles empedradas y viajar en el tiempo. Y no te pierdas desde lo más alto las vistas hacia los Montes Aquilianos.

5. Los Ancares

Pallozas
Pallozas – Sergio Gutierrez Getino

Otra zona de paisajes espectaculares, declarada además Reserva de la Biosfera. Sus profundos valles están cubiertos de robles y castaños y en ellos se descubren además riachuelos y lagunas que le dan una imagen de lo más idílico.

Pero no solo hay que admirar el paisaje de los Ancares, también hay que fijarse en un tipo de construcción muy típica y peculiar: las pallozas. De planta circular, tienen paredes de piedra bajas y tejados cónicos hechos con elementos vegetales.

6. Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo
Colegiata de Santa María, Villafranca del Bierzo -Photo-Jope

Y en Los Ancares encontramos uno de los pueblos más bonitos de la ruta por el Bierzo. Fue fundado por peregrinos franceses en el siglo XI mientras realizaban el Camino de Santiago. Hoy en día sigue siendo una de las paradas más concurridas de la peregrinación.

Villafranca tiene muchos templos, iglesias y conventos. El más espectacular es la Colegiata de Santa María y el más importante, la iglesia románica de Santiago.

7. Las Médulas

Las Médulas en el Bierzo
Las Médulas – Marques

En este paraje hubo una una mina de oro en época de los romanos. Y esa actividad fue la que dio forma a un paisaje impactante en el que el rojo de las montañas se mezcla con el verde de la vegetación que cubre sus faldas.

Declarado Patrimonio de la Humanidad, es uno de los lugares más fascinantes que puedas imaginar. Por su imagen y también por la forma en la que los romanos trabajaban para extraer el oro. Algo que puedes conocer en la Casa del Parque de las Médulas.

8. Corullón

Corullón en el Bierzo
Corullón – David Perez / commons.wikimedia.org

Esta localidad es conocida por su castillo, ubicado en las faldas del monte San Sadorón. La construcción, que data del siglo XIV, se erige sobre la margen izquierda del río Burbia. Solo se conservan el torreón y partes del recinto cuadrangular. La torre del Homenaje, que se mantiene en buen estado, tiene dos escudos de armas: las casas de los Osorio y de los Valcarce.

En ella su puede ver además la iglesia de San Miguel, un bello ejemplo de arquitectura románica. Construida en el siglo XII la torre es posterior.

“No hay viaje que no te cambie algo.”

– David Mitchell –

El Bierzo es una comarca con tesoros que merece la pena descubrir. Valles y montañas, castillos templarios, puentes romanos y pueblos de piedra y pizarra te están esperando.