Una fantástica ruta en coche por la costa cántabra

· 29 junio, 2017

Si estás organizando tus próximas vacaciones y si te gusta “ir por libre” no te puedes perder la ruta en coche por la costa cántabra. Pasa por hermosos pueblos y playas, duerme en algunos de ellos y déjate sorprender por el paisaje y la cultura de maravillosos rincones bañados por las frías pero hermosas aguas del Cantábrico.

De paseo en coche por la costa cántabra

Ya que el recorrido no es demasiado extenso (menos de 200 kilómetros) se puede hacer en el tiempo que tengamos disponible. Todo depende de cuánto nos quedemos en cada parada y de qué manera nos enamoremos de cada sitio. Esta es la ruta en coche por la costa cántabra que te hemos diseñado:

1. San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera en la costa cántabra
San Vicente de la Barquera – Jon Chica

Entre sus principales atractivos destacan el antiguo convento de San Luis, el castillo, la iglesia gótica de Santa María de los Ángeles, la torre del Preboste en el casco histórico. No hay que olvidar tampoco que de aquí parte el Camino Lebaniego, que une los caminos Norte y Francés de la peregrinación a Santiago.

San Vicente de la Barquera, además, alberga un área protegida, el Parque Natural de Oyambre. Rías, playas, dunas y marismas dan forma a este bello lugar. Con el fondo de los Picos de Europa, desde él se pueden admirar algunas de las más bellas imágenes de la costa cántabra.

2. Comillas

Palacio de Sobrellano en Comillas
Comillas – Migel

En sus inicios fue un puerto ballenero que luego se convirtió en un balneario aristocrático. En la actualidad sigue muy ligado al mar y alberga una serie de edificios medievales y barrocos que te dejarán sin aliento. Además podrás ver algunos preciosos ejemplos modernistas, entre ellos, El Capricho de Gaudí.

En tu recorrido por Comillas no te pierdas la fachada principal del Cementerio o la Antigua Universidad Pontificia. El Palacio de Sobrellano, la Iglesia de San Cristóbal o y la fuente de los Tres Caños son también puntos de interés.

3. Playa de los Locos

Playa de los Locos en Asturias
Playa de los Locos – Guillén Pérez / Flickr.com

Está ubicada en el municipio de Suances y es uno de los mejores sitios de toda la costa cántabra para practicar surf. La playa no está urbanizada y se encuentra a los pies de un acantilado asombroso. Tiene una longitud de 350 metros y un ancho promedio de 10 metros de arena.

“Importa el viaje, no la llegada.”

-T. S. Eliot-

4. Playa de la Arnía

La Arnía en la costa cántabra
La Arnía – Ruslan Kalnitsky

Se sitúa en el municipio de Piélagos, en un entorno rocoso. Las rocas que verás aquí tienen nada menos que 90 millones de años. Es una playa aislada de 150 metros de longitud por 50 metros de ancho con muy poca ocupación . Para acceder a la Arnía debemos realizar el último tramo a pie. Desde la orilla verás pequeños islotes de piedra.

5. Playa de Langre

Playa de Langre en la costa cántabra
Playa de Langre – Lukasz Janyst

Está localizada en el municipio de Ribamontán al Mar y pertenece a la localidad de Landre. La playa tiene un kilómetro de extensión y está protegida por una muralla natural: un acantilado de 25 metros de altura.

Gran parte del año es visitada por los surfistas debido a su gran oleaje. Las familias, parejas y amigos pueden ir a disfrutar la belleza del entorno marino en un paseo típico por la costa cántabra.

6. Isla

Isla en la costa cántabra
Isla – Iker Merodio / Flickr.com

Este pueblo del municipio de Arnuero tiene sectores de playa con agua cristalina y calma que nos hace pensar en una piscina. La costa hasta el Cabo Quejo es el área turística, una de las más solicitadas de la costa cántabra.

En la Edad Media este pueblo formó parte de la Junta de las Siete Villas. Por eso, además de magníficas playas tiene un rico patrimonio en el que destacan la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, el Palacio de los Condes y las torres medievales de Cabrahígo, Rebollar y los Novales.

7. Playa de Trengandín

Playa de Trengandín en la costa cántabra
Playa de Trengandín – cpg-photo

En las cercanías de la ciudad de Noja (a una hora de Santander), esta playa de 3 kilómetros de extensión debe ser una parada obligada en tu ruta en coche por la costa cántabra. Cuenta con todos los servicios turísticos (duchas, pasarelas, aparcabicicletas, torres de socorrismo, etc) y su oleaje es suave.

8. Arenal de Sonabia

Dentro del municipio de Liendo, este arenal es rústico por donde se lo mire. Un precioso lugar escondido entre colinas. Lugar elegido por los nudistas, posee una bajada pequeña desde el aparcamiento. Tiene una longitud de solo 100 metros.