7 preciosos rincones del Pirineo catalán

Adrián Pérez 31 mayo, 2017

Al norte de la península ibérica, entre España, Andorra y Francia se encuentra el Pirineo, cadena montañosa de más de 400 kilómetros de longitud. En las provincias de Lleida y Girona, el Pirineo catalán es un lugar precioso para visitar en cualquier época. En invierno puedes disfrutar de los deportes de nieve y en verano del senderismo.

Pirineo catalán: lo que no te puedes perder

La belleza, los paisajes y la naturaleza en esta región es impresionante. Si a eso le sumamos una sucesión de hermosos pueblos de montaña la experiencia es indescriptible. ¿Qué deberías conocer en tu paso por el Pirineo catalán?

1. Vielha

Vielha en el Pirineo catalán
Vielha – Alberto Zamorano

Es la capital del Valle de Arán, en Lleida, y se encuentra a 1000 metros de altura. Es un pueblo sereno y tradicional que sirve como punto de partida (y de regreso) para los amantes del esquí, por su cercanía con varias estaciones.

Para pasear por los alrededores de Vielha puedes optar por una bicicleta de montaña o, si te animas, andar. Quedarás asombrado por el encanto de este lugar, repleto de casas de madera y piedra y montañas cercanas de enorme belleza.

2. Parque Natural del Alt Pirineu

Fue creado hace poco (en el año 2003) y tiene una extensión que supera las 60.000 hectáreas. Es el parque natural más grande de Cataluña y está dividido entre dos comarcas: Alt Urgell y Pallars Sobirá. Conserva bosques primigenios de los Pirineos catalanes y alberga fauna autóctona.

3. Camprodon

Camprodon en Pirineos catalanes
Camprodon – Iakov Filimonov

Este pequeño pueblo encantador está en la provincia de Girona, a orillas del río Ter y al pie de unas bellas montañas. Camprodon es una visita obligada. Si vas en invierno la verás cubierta de nieve, pero si la visitas en primavera o verano el color de las flores y los árboles lo inundará todo.

El Puente Nou, del siglo XIII y hecho con piedra para atravesar el río, es su atractivo principal.

4. Macizo del Pedraforca

Pedraforca en el Pirineo catalán
Pedraforca – CRISTIAN IONUT ZAHARIA

Está localizado en los Prepirineos y es de los más grandes de la Comunidad catalana. La roca calcárea es el elemento más significativo de la zona, además de su relieve abrupto que incluyen riscos no aptos para temerosos.

El macizo está dentro del Parque Natural de Cadí-Moixeró, a 800 metros de altura y es uno de los símbolos del excursionismo del Pirineo catalán.

5. Taull

Sant Climent de Taull en el valle del Boí
Sant Climent de Taull – Guillem Calatrava

Es un pueblo muy lindo del Valle del Boí (Lleida) que no puedes dejar de visitar. Con menos de 300 habitantes, Taull tiene dos joyas históricas de la época románica: las iglesias de San Clemente y de Santa María. Ambas han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La primera tiene un campanario de seis pisos realmente espectacular. De visita obligada, tampoco hay que dejar de pasear por las calles empinadas del pueblo y aprovechar para aprender sobre cultura montañesa.

6. Parque Natural del Cap de Creus

Cabos más impresionantes de España, Creus
Cabo de Creus – Goncharovaia

Es el primer parque de Cataluña marítimo y terrestre. Situado en el extremo mediterráneo de los Pirineos, forma un paisaje de acantilados, rocas, calas y bahías. Cuenta con una superficie de 10.800 hectáreas de tierra y 3000 hectáreas de mar.

Si sus paisajes son espectaculares, la riqueza natural que encierra, tanto en tierra como en el agua y fondos marinos es única. De hecho, cuenta con cuatro reservas integrales.

7. Llívia

Llivia en el Pirineo catalán
Llivia – Josep Curto

Otro pueblo que merece la pena visitar. Aunque pertenece a Girona, está muy cerca del territorio francés y dejó de formar parte del país galo tras el Tratado de los Pirineos del siglo XVII. Llívia es una localidad muy tranquila con casas de piedra y una iglesia gótica, la de la Mare de Déu dels Ángels, que tiene aspecto de fortaleza.

Puedes andar por sus calles empedradas y tomar el templo como referencia, ya que su campanario se ve desde todo el pueblo. No te vayas del pueblo sin visitar la farmacia del siglo XV convertida en museo (es la más antigua de España).

“Viajar hace a uno modesto. Ves el lugar pequeño que ocupas en el mundo.”

-Gustave Flaubert-

Otros sitios imperdibles del Pirineo catalán son el Parque Nacional de Aigüestortes y el lago de San Mauricio. Pero también merece la pena recorrer, el Parque Natural del Cadí-Moixeró, el macizo de L’Albera o la zona volcánica de la Garrotxa.

Te puede gustar