8 maravillosos rincones de Japón que debes visitar

· 2 diciembre, 2017

Al menos una vez en la vida hay que visitar Japón. Su historia, sus costumbres, sus espacios naturales, sus bulliciosas ciudades, sus monumentos… todo es tan diferente a lo que vemos en Occidente que nunca lo olvidarás. Hay miles de cosas de las que puedes disfrutar pero los que mostramos son algunos de los rincones de Japón que debes conocer.

1. Museo Memorial de la Paz en Hiroshima

Memorial de la Paz, uno delos rincones de Japón que hay que ver
Memorial de la Paz – Navapon Plodprong

Está situado en la prefectura del mismo nombre y se construyó en 1955 gracias al diseño del arquitecto local Kenzo Tange. Este Museo y Parque de la Paz recuerda a las víctimas de la bomba atómica que estalló en Hiroshima en agosto de 1945.

Se pueden ver objetos personales de personas que murieron aquel día, maquetas de cómo era la ciudad antes y después de la bomba e incluso una réplica a tamaño real de la causante de aquel horror. Una de las experiencias, sin duda, más sobrecogedoras que podrás experimentar.

2. Shirakawa-go, uno de los rincones de Japón más curiosos

Estampas invernales: Shirakawa-go en Japón
Shirakawa-go – vichie81

Este hermoso pueblo es famoso porque tiene cerca de un centenar construcciones típicas de madera, construidas para combatir el frío extremo de la región de Hida. Estas casas, con sus tejados inclinados, parecen de auténtica postal.

Para llegar a la aldea se debe tomar un bus desde Kanazawa o Takayama. No es de los rincones de Japón más conocidos, pero la visita merece la pena.

3. Fushimi Inari-Taisha

Fushimi Inari, uno de los rincones de Japón más bonitos
Fushimi Inari – Kanuman

Se localiza en la prefectura de Kioto y es el principal santuario sintoísta dedicado al espíritu de Inari. Comenzó a usarse en el año 711, cambió de sitio en el 816 y en 1499 quedó terminado como lo vemos ahora. Lo que más llama la atención es, sin duda, el camino de toriis rojos que lleva al santuario.

Hoy es uno de los rincones de Japón más conocidos. Y si has visto la película Memorias de una geisha, puede que te suene, es por aquí por donde podemos ver correr alegremente a la pequeña Chiyo.

4. Dotonbori

Dotombori, uno de los rincones de Japón más animados
Dotonbori – Ray in Manila / Flickr.com

Osaka es una de las ciudades que no te puedes perder de Japón y Dotonbori es una de sus principales avenidas. Discurre paralela a un canal y es un lugar muy animado, colorido y alegre, lleno de tiendas y restaurantes.

La misma animación la encontrarás en la zona de Minami, un paraíso de las compras y la diversión. Aquí no hay monumentos antiguos, pero disfrutarás del Japón más actual. Hay quienes dicen que Osaka es la combinación perfecta si ya hemos estado en Tokio.

5. Todai-Ji

Todai-Ji en Japón
Todai-ji – Bule Sky Studio

Una de las imágenes que se nos viene a la mente cuando pensamos en Japón es este hermoso templo budista de la prefectura de Nara. Por si no lo sabías, es el edificio construido en madera más grande del mundo.

Debió ser reconstruido dos veces tras ser destrozado por incendios, pero aún hay rincones que datan del año 745. En el interior se puede ver una escultura gigante de Buda.

6. Jardín Kenroku-en

Kenroku-en en Japón
Kenroku-en -fafo

Si hablamos de monumentos naturales en Japón, podemos nombrar varios. Aunque pensemos que todo es ciudad y pavimento lo cierto es que fuera del centro de las ciudades existen jardines preciosos como el de Kenroku-en.

Este idílico lugar formaba parte del castillo de Kanazawa hasta que en 1871 se abrió al público de forma separada. Alberga nada menos que a la primera fuente construida en el país, Kotojitoro.

7. Santuario Itsukushima

Islas de Japón, santuario Itsikushima en Miyajima
Santuario de Itsukushima – Sean Pavone

En la prefectura de Hiroshima se localiza esta construcción de color rojo muy conocida. Tanto el santuario como su torii de entrada están construidos sobre el agua. Cuando sube la marea parece realmente que están flotando, aunque cuando baja se puede llegar a pie.

El santuario se erigió en el siglo IX y ha debido ser reformado en varias ocasiones por su ubicación. Fue declarado en 1996 Patrimonio de la Humanidad.

8. Pabellón Dorado

Kinkaku-ji en Japón
Kinkaku-ji – Vincent St. Thomas

Su nombre original es Kinkaku-Ji y se encuentra en Kioto. Se hizo popular tras la novela de Yukio Mishima y, sin duda, es uno de los templos más bonitos y conocidos del país. Debe su nombre a que las paredes de las dos plantas superiores están recubiertas de pan de oro.

El edificio, además, está rodeado de unos preciosos jardines. Trata de abstraerte de los turistas y hallar un poco de paz mirando el agua y la naturaleza.

“Nadie se da cuenta de lo hermoso que es viajar hasta que vuelve a casa y descansa sobre su almohada vieja y conocida”.

-Lin Yutang-

Son estos algunos rincones de Japón de visita imprescindible, pero hay otros, como el santuario Fushimi Inari Taisha (Kioto), la isla sagrada de Miyajima, el templo Todai Ji (Nara) o el Parque de los Monos Narigudos de Jigojudani (Nagano).