Ribera del Duero: las mejores bodegas de su Milla de Oro

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
· 30 diciembre, 2018
Vamos a visitar algunas de las bodegas del entorno de Peñafiel, en la provincia de Valladolid. Es la llamada Milla de Oro de la denominación de origen Ribera del Duero.

Los vinos de la Ribera del Duero forman una de las denominaciones de origen con más renombre y calidad de España. Pero de todo el conjunto de viñedos y bodegas repartidas por Castilla y León, los caldos más famosos de la zona se producen en lo que se conoce como la Milla de Oro de la Ribera del Duero.

La extensión de la D. O. Ribera del Duero

En total, el territorio que produce los vinos con denominación Ribera del Duero se extiende a lo largo de más de 100 kilómetros, siguiendo la cuenca de este río. Una zona que abarca hasta cuatro provincias de Castilla y León. Hablamos de comarcas de Burgos, Soria, Valladolid y Segovia.

Castillo y viñedo en Peñafiel
Castillo y viñedo en Peñafiel

Pues bien, la llamada Milla de Oro de la Ribera del Duero se despliega por la provincia vallisoletana. Concretamente, los 15 kilómetros que hay entre las poblaciones de Tudela del Duero y Peñafiel. En esta última, además, se puede visitar el Museo de la Denominación de Origen en el imponente castillo medieval.

En fin, que en esta comarca podéis encontrar las siguientes bodegas y tiene un sinfín de actividades vinculadas al enoturismo.

Vega Sicilia

El gran símbolo de esta denominación de origen y la bodega con mayor prestigio en las últimas décadas es Vega Sicilia. Un nombre y una visita que, sencillamente, se convierte en sinónimo de distinción y calidad.

Dominio de Pingus

El Dominio de Pingus, en Quintanilla de Onésimo, es una bodega tan pequeña como exquisita. Una visita en la que no solo se catan buenos vinos, sino en la que se respira el amor a la viña y la producción artesanal.

Bodegas Aalto

La visita a Aalto, Bodegas y Viñedos plasma a la perfección lo que hace que la Ribera del Duero sea distinta a otras denominaciones de origen. Y es que en este caso, la fusión entre modernidad y tradición alcanza unas cotas de altísima elegancia.

Emilio Moro

Cata de vinos de Ribera del Duero
Cata de vinos

Emilio Moro Bodegas ha hecho del enoturismo su emblema. Allí no solo veréis una hermosa bodega que os dé a conocer el proceso de elaboración de los vinos de Ribera del Duero. Además de eso, tiene un abanico de actividades muy interesantes, que han denominado Experiencias Sensoriales.

Hacienda Monasterio

Esta bodega es fruto del trabajo de uno de los máximos referentes de los Ribera del Duero, el enólogo danés Peter Sisseck. La encontraréis entre los pueblos de Pesquera y Valbuena del Duero.

Abadía Retuerta

Lo cierto es que la ubicación de esta bodega hace que no se pueda incluir legalmente en la Denominación de Origen de Ribera del Duero. Así que comercializa sus productos como «Vino de la Tierra de Castilla y León», lo cual no impide que sean exquisitos.

Dehesa de los Canónigos

Con este nombre, podemos imaginar que uno de sus puntos fuertes desde la perspectiva del enoturismo es el paisaje que rodea la bodega. Unos viñedos en los que se programan paseos sumamente entretenidos e instructivos.

Mauro

Es un caso semejante al de la bodega Abadía Retuerta. Aun así, merece la pena acercarse hasta esta casona dieciochesca, que desde los años 80 del pasado siglo XX se transformó en la sede Bodegas Mauro.

Bodegas Arzuaga

Si estás pensando en unas vacaciones en Valladolid para conocer en profundidad los vinos de la Ribera del Duero, aquí va una idea. Prueba a alojarte en el hotel con spa de las Bodegas Arzuaga.

Protos

Bodegas Protos
Bodegas Protos – Víctor Iniesta / Flickr.com

Los vinos de Protos se pueden encontrar en casi un centenar de países de los cinco continentes, lo que nos habla de la calidad de sus caldos. Pero la visita a esta bodega, además, permite ver un estupendo ejemplo de la arquitectura contemporánea del vino.

Finca Villacreces

Esta bodega posee uno de los viñedos más espectaculares de toda la zona. Una amplia finca en la que se mantienen innumerables viñas centenarias que le aportan un color especial, tanto al paisaje como a sus vinos.

Pago de Carraovejas

La bodega del Pago de Carraovejas, por supuesto, produce estupendos vinos de la Ribera del Duero. Pero además, crea unos eventos fantásticos en su sede. Unos acontecimientos gastronómicos y enológicos de primerísima calidad.

Pesquera

Vinos de Ribera del Duero
Vinos de Ribera del Duero – Tomás er / Wikimedia Commons

El grupo Pesquera tiene en la Ribera del Duero su buque insignia con una estupenda bodega. Pero su oferta de enoturismo es mucho más amplia, con cuatro restaurantes, no solo en la provincia de Valladolid, también en las de Burgos, Zamora y Ciudad Real.

Bodegas y Viñedos Alión

Solo con decir que Alión es una bodega vinculada al grupo Vega Sicilia, ya debemos hacernos idea de que estamos hablando de unos caldos de enorme calidad. Pero en este caso, la nota distintiva es que a la tradición se le suma un espíritu cargado de modernidad.

Matarromera

Las Bodegas Familiares Matarromera también están presentes en otras denominaciones de origen como Ribeiro, Rioja, Rueda, Cigales y Toro. Nos ofrecen su hotel rural, un restaurante y un museo del vino.

Legaris

Acabamos la lista de las bodegas de esta peculiar milla dorada con Legaris. Otro sitio que merece la pena visitar como turista, y también si deseas hacer curso de cata y otras actividades formativas, que puedes disfrutar en grupos pequeños.

Ya solo nos queda brindar con una copa de vino… de la Ribera del Duero, por supuesto.