Un recorrido por la Toscana: qué no te puedes perder

· 27 julio, 2018
Desde los tesoros monumentales de sus grandes ciudades al encanto de sus pueblos o la belleza de sus paisajes. La Toscana es pura magia.

Nos vamos a una de las zonas más bellas de toda Europa, especialmente debido a su característico paisaje. Vamos a hacer un inolvidable recorrido por la Toscana italiana. Descubrirla por completo se convertirá en una experiencia única, y en un viaje que no olvidarás jamás.

Toscana: mucho más que ciudades históricas

Paisaje de la Toscana
Paisaje toscano

Las célebres y maravillosas ciudades de Florencia y Pisa se encuentran en la zona, pero no solo eso. Toda la región está repleta de ciudades más pequeñas y pueblos maravillosos que te dejarán totalmente fascinado.

Para llegar a la Toscana, la mejor opción es ir en avión hasta Pisa o Florencia. Distintas compañías, también de bajo coste, hacen este trayecto, tanto desde Madrid como Barcelona. Una vez allí, alquila un coche en cualquier agencia, aunque las más baratas suelen ser las locales.

Un recorrido por la Toscana y sus tesoros

Prepárate para un fabuloso recorrido por la Toscana, casi sin mapa, y dejándote maravillar por todo lo que a continuación te contamos. Seguro que te encanta.

El valle del Arno y el interior de Toscana

Lucca en la Toscana
Lucca

El río principal de la región, el Arno, se abre paso desde Pisa hasta Florencia, creando uno de los paisajes más bonitos de la Toscana. Los colores cálidos, propiciados por el clima suave del invierno y cálido del verano, conforman la estampa más típica de la zona.

También de gran belleza son las colinas que  se encuentran al fondo de la postal, y los rebordes de los Apeninos. Por esa zona se encuentran otras pequeñas ciudades con gran carga histórica, como Lucca, Prato o Pistoia.

El valle del Chianti

Viñedos en el valle de Chianti en un recorrido por la Toscana
Viñedos en el valle de Chianti

Otro valle característico a la par que famoso es el Chianti, pronunciado quianti. Se encuentra entre Florencia, Siena y Arezzo. Es de gran belleza y conocido especialmente por sus vinos.

Algunos de los pueblos más bonitos de esta zona son Greve in Chianti, Impruneta o Montefiorale. Si te gusta el vino, no olvides hacer alguna cata organizada en una bodega de la zona.

Siena

Plaza del Campo de Siena en la Toscana
Plaza del Campo de Siena

Aunque Florencia es espectacular, tanto que llega a eclipsar a otras, Siena es una ciudad maravillosa que bien merece una visita. Es una pequeña y tranquila ciudad medieval que hará que, en cuanto pongas un pie en alguna de sus calles, te transportes al Medievo.

Es importante que dejes tu coche a las afueras de sus murallas. No necesitarás desplazarte con él, ya que todos los monumentos están muy cerca. No olvides ver el Duomo, la Piazza del Campo y la Torre del Mangia. Tampoco la Biblioteca de Lettere o la Universidad degli Studi di Siena, una de las más antiguas de Europa.

Arezzo y otros escenarios de película

Plaza de Arezzo
Plaza de Arezzo

A unos 70 kilómetros de la ciudad de Siena nos encontramos Arezzo. Esta debe ser una parada obligatoria si eres un gran amante del cine, ya que es uno de los escenarios más famosos de la región.

Allí se rodó la maravillosa La vida es bella (Roberto Benigni, 1997) convirtiendo la zona en un auténtico lugar de culto. También aparece en otras muchas películas, como El paciente inglés (Anthony Minghella, 1996) o Belleza robada (Bernardo Bertolucci, 1996).

“Con la voluntad se puede hacer todo. Yo soy lo que quiero.”

-Frase de “La vida es bella”-

San Gimignano

Vista de San Gimignano en la Toscana
San Gimignano

A aproximadamente una hora de Siena se encuentra el pequeño pueblo de San Gimignano, que es conocido como la ciudad de las torres. Ya empieza a ser una maravilla desde la misma carretera, ya que se encuentra en una colina. Piérdete por sus preciosas calles y visita La Collegiata, con sus increíbles frescos.

Al ser un pueblo bastante pequeño no necesitarás mucho más que medio día para verlo. Por ello, por la tarde puedes dirigirte a Volterra. Allí no puedes perderte el Palazzo dei Priori, el anfiteatro romano o sus ruinas etruscas.

Pisa

Torre inclinada de Pisa
Torre inclinada y Duomo de Pisa

Una de las ciudades más famosas del mundo es Pisa. Aunque mejor dicho, lo que es verdaderamente célebre es su torre inclinada. Allí puedes hacerte la típica foto sujetando la torre (igual que todo el mundo que allí te encuentres, algo digno de ver).

Pero no olvides tampoco descubrir otros rincones de la ciudad, como la Chiesa de Santa Maria della Spina, el Palazzo della Carovana, el Museo nazionale di Palazzo Reale o el Camposanto Monumental de Pisa.

Florencia

Vista de Florencia
Florencia

Como no podía faltar en este recorrido por la Toscana, Florencia debe ser una parada obligatoria. Pasa al menos tres días en la ciudad si quieres descubrir todos sus rincones.

Detente especialmente en la catedral de Santa Maria dei Fiore, la Galeria Uffizzi, el Ponte y el Palazzo Vechio o la Galleria della Accademia. Pierdete por sus calles, prueba los famosos gelatos y fascínate por todo lo que Florencia tiene que contarte.