7 razones por las que recorrer el Camino de Santiago

Hacer el Camino de Santiago es mucho más que una peregrinación, es una experiencia que puede cambiar la vida. Te damos algunas razones para animarte a recorrerlo.

Recorrer el Camino de Santiago es algo que, según muchos, hay que hacer al menos una vez en la vida. Son muchas las razones por las que hacer esta peregrinación, que se puede comenzar en muchos puntos diferentes. Por si acaso aún no te has decidido, aquí te contamos las 7 razones por las que emprender el que puede ser el viaje más especial de tu vida.

1. Conocer gente

Peregrinos – José Antonio Gil Martínez / Flickr.com

Si decides recorrer el Camino de Santiago solo, ten por seguro que no serás el único. Hay mucha gente que así lo hace y conoce a otros peregrinos de todas las partes del mundo, de todas las ideologías y de todas las edades.

También puede que prefieras ir acompañado, bien sea de tu familia o de tus amigos. En ese caso, lo más seguro es que reforcéis vuestra relación, ya que en el Camino se crea un ambiente en el que todo es más intenso, más natural y las reglas que hasta ahora se conocen, cambian por completo.

Ten claro que en cualquier momento cuando te acerques a alguien que te encuentres, te devolverá una sonrisa y te ayudará con lo que necesites. E incluso puede que ahí nazca una amistad que dure para siempre. Tal vez no todos los que conozcas entiendan tu lengua… pero todos entenderán tu idioma.

2. Aprender a vivir con lo necesario

Peregrina en el Camino de Santiago
Peregrina – Manuel Vidal / Flickr.com

En la sociedad de hoy en día estamos muy acostumbrados a tener más de lo que necesitamos y, por tanto, queremos más. En el Camino de Santiago todo esto cambia. Aprendes a valorar hasta los detalles más insignificantes y vives únicamente con lo que necesitas.

Tal vez, los primeros días para ti sean complicados. No estamos acostumbrados a repetir ropa dos días seguidos, y muchas personas no saben vivir sin algunas comodidades o caprichos. Pero todo eso cambia antes de que te lo esperes.  Y cuando vuelvas a casa nada será igual.

“El camino es el que nos enseña la mejor manera de llegar y nos enriquece mientras lo atravesamos.”

-Paulo Coelho-

3. Desintoxicarse de la tecnología

Si algunos no saben vivir con lo mínimo, otros no pueden despegarse del móvil. En esta aventura no es que estén prohibidos los dispositivos móviles, sino que no te apetecerá si quiera cogerlos. Tendrás demasiadas cosas que ver y vivir como para estar enganchado a la tecnología. Así que, si tu deseo es desconectar del mundo 2.0 durante unos días, este es tu momento.

4. Recorrer el Camino de Santiago te hace encontrar la paz

Camino de Santiago
Camino de Santiago – Tono Balaguer

Quizás esto sea visto por muchos como algo demasiado zen, pero el motivo por el que muchos deciden embarcarse en esta aventura es que es un viaje espiritual. Cada paso, cada etapa, es una oportunidad para pararse a reflexionar, a meditar o a tomar decisiones trascendentes.

Recorrer el Camino de Santiago te permite mezclarte en ambientes y formas de vida a los que probablemente no hayas tenido acceso hasta el momento. Y eso permite que tus esquemas, lo que tenías claro, tus prejuicios, cambien drásticamente. El peregrino que se va, casi nunca es el que regresa.

5. Estar en contacto con la naturaleza

Camino de Santiago
Camino de Santiago – jmgarzo / Flickr.com

Todas las rutas propuestas para el Camino son absolutamente maravillosas. Te dan la oportunidad de disfrutar los increíbles y variados paisajes con los que contamos en España. No importa si vienes por la Ruta de la Plata o por el Camino Francés; todos tienen sendas y parajes impresionantes.

Si el tiempo lo permite, no dejes pasar la oportunidad de dormir al menos una noche al aire libre, especialmente ya en Galicia. Allí podrás disfrutar del cielo estrellado libre de contaminación.

6. Ponerte en forma

Quizás esta sea solo una excusa más, pero el ejercicio que harás estos días hasta llegar a Santiago no te lo darán ninguna sesión de spinning ni en el mejor gimnasio del mundo.

Es la mejor oportunidad que se te va a presentar para ejercitarte, y además, para comprobar tu resistencia, tanto a nivel físico como psíquico. No hay dolor ni cansancio que te hagan abandonar.

7. Llegar a Santiago

Catedrales más famosas del mundo: Santiago de Compostela
Santiago de Compostela – Sergey Golotvin

Recorrer el Camino de Santiago y alcanzar la meta es algo que, sin duda, va a suponer en ti una felicidad extrema: llegar a una meta personal no se hace todos los días.

Además, toda la ciudad está preparada para los peregrinos y para los no tan peregrinos. Mil planes están esperándote en Santiago de Compostela, desde visitas culturales  a salidas nocturnas. Porque aquí, lo más importante es el Camino, pero la meta tampoco está nada mal.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar