Qué ver y qué hacer en Motril, una bonita localidad granadina

La respuesta a qué ver y qué hacer en Motril no puede ser más completa y más atractiva. Durante unas vacaciones en esta población de Granada, la segunda más grande de esta provincia andaluza, se debe disfrutar de su rico patrimonio histórico y artístico, gozar de sus magníficas playas y, por supuesto, saborear una gastronomía espectacular. ¿Qué más se puede pedir durante unas vacaciones?

El clima de Motril

Playa de Motril
Playa – Fran Gallego / Flickr.com

Quien decida hacer una escapada a Motril es prácticamente seguro que va a disfrutar de unos días de buen tiempo, ya que esta población granadina posee un microclima tropical de lo más apacible.

Y de hecho, estas excepcionales condiciones meteorológicas hacen que se convierta en verdad el eslogan turístico de todo el litoral granadino, conocido como la Costa Tropical. Se trata de un precioso trozo de costa mediterránea en la que también destacan poblaciones como Almuñécar o Salobreña.

El patrimonio histórico y artístico de Motril

Iglesia de Motril
Motril – Jose Pita / Flickr.com

Son varios los puntos de interés que encontrarán los apasionados del arte y la historia que hagan un viaje a Motril. Y entre todos ellos destaca la iglesia Mayor de la Encarnación, levantada a comienzos del siglo XV. Junto al edificio barroco del Ayuntamiento, siguen siendo ambos el centro de todo el núcleo urbano de la población.

Pero hay más cosas que ver en él, como la Puerta de Granada, que antaño fue el principal paso por la muralla que defendía toda la ciudad.

Una urbe en la que es un deleite pasear viendo sus palacios barrocos, el teatro Calderón, la Casa de la Palma o el atractivo Museo Preindustrial de la Caña de Azúcar, que nos habla de las formas de vida y la economía de antaño, antes de que el turismo se convirtiera en un puntal para Motril y sus habitantes.

Las playas de Motril

Playa de Motril
Playa Granada – Feranza / commons-wikimedia.org

Lo primero que hay que decir sobre las playas de Motril es que son de lo más variado. Por un lado, en cuanto a sus tamaños, y también respecto a sus características y al tipo bañistas que acogen.

Por ejemplo, hay playas ideales para el turismo familiar, al ser largas extensiones de arena bañadas por un mar de escasa profundidad. Pero en cambio, hay otras que son playas de guijarros y bastante más profundidad. Y por si fuera poco, hay otras que son auténticas mecas del turismo naturista, al tener una larga tradición como playas nudistas.

De entre todas ellas, la más cercana a Motril es la Playa Poniente, y está bastante urbanizada. Al contrario que Playa Granada, la cual también es una superficie de arena muy amplia.

Bien diferente es la de Calahonda, cuyo nombre ya nos indica sus características. Y vecina a ella está Playa Carchuna, con un viejo faro inclinado que las separa. En cambio, si se opta por visitar Playa Torrenueva, allí os encontraréis una área de playa mucho más grande.

La gastronomía en Motril

Puerto de Motril
Puerto de Motril – Landahlauts / Flickr.com

Las tradiciones gastronómicas de esta población granadina tienen dos recursos imprescindibles: la pesca y la agricultura. La presencia del mar y la tradición pesquera son obvias y se reflejan en la mayoría de los platos típicos de Motril.

Mientras tanto, en lo que respecta a la agricultura, es fundamental por su clima y la presencia del río Guadalfeo, que proporciona agua dulce y convierte la zona en un vergel. Aunque a veces sobreexplotado, de hecho, en algunas de las playas citadas como la de Carchuna, los invernaderos de los agricultores llegan prácticamente hasta las mismas orillas del Mediterráneo.

En definitiva, que en los platos motrileños nunca faltan las buenas verduras y frutas de la huerta, algunas de orígenes tropicales como el aguacate, el mango o la emblemática chirimoya.

Y si eso llega desde la tierra, el mar provee de gambas, cigalas, quisquillas, doradas, lubinas, sardinas, y otras muchas especies, que siempre consumirás recién pescadas en los restaurantes y chiringuitos de Motril.

“El final del viaje no es el destino, sino los contratiempos y recuerdos que se crean en el camino.”

-Penelope Riley-

Por todo lo citado, Motril es una de las poblaciones granadinas donde disfrutarás de aquello que puedes buscar en unas vacaciones, desde playas en las que descansar a una buena gastronomía para reponer fuerzas.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar