Qué ver y hacer en Jaén, una bella ciudad andaluza

Virgynia Duque 2 mayo, 2018
La ciudad de Jaén esconde lugares maravillosos, como la catedral o el castillo. Recorremos sus calles para disfrutar de estos y otros atractivos.

Jaén es una provincia española famosa por sus campos de olivos, de donde sale uno de los líquidos dorados más preciados del mundo: el aceite de oliva. Y su capital, aunque quizá no sea una de las ciudades más conocidas de Andalucía a nivel turístico, tiene muchos rincones que visitar y descubrir. Te contamos qué ver y hacer en Jaén, una ciudad que te va a enamorar .

Cosas que hay qué ver y hacer en Jaén

Por haber tenido influencia de diversas culturas, esta ciudad andaluza dispone de hermosos monumentos y rincones únicos en el mundo. Estas son algunas de las cosas que ver y hacer en Jaén.

Su catedral

Catedral de Jaén
Catedral de Jaén – Miguel Checa / Flickr.com

Obra del ilustre Andrés de Vandelvira y de origen renacentista, esta catedral marcó precedentes para construcciones posteriores. Su imponente fachada deja sin aliento a cualquiera con tan solo echarle un vistazo. 

Dentro encontraremos la Sacristía, la Sala Capitular y el Panteón de los Canónigos, así como varias obras de arte que merecen una parada para admirarlas. Mención especial merece su coro barroco, tallado en maderas nobles y considerado como uno de los más grandes de España.

Castillo de Santa Catalina

Castillo de Santa Catalina de Jaén
Castillo de Santa Catalina – Alvaro Trabazo Rivas

Se erigió en el siglo XIII sobre los restos de una fortaleza árabe en el cerro de Santa Catalina. Durante la invasión napoleónica sufrió grandes transformaciones, pero aún podrás ver la cárcel, la torre del homenaje y el patio de armas.

Cerca del castillo hay una gran cruz, levantada por Fernando III el Santo y que es uno de los símbolos de la ciudad. También está a un paso el Parador de Turismo, desde donde disfrutarás de unas vistas maravillosas de toda la ciudad.

Baños Árabes

Baños árabes en Jaén
Baños Árabes – Jose Luis Filpo Cabana / Wikimedia Commons

Como toda ciudad que ha estado bajo la influencia árabe, no pueden faltar los baños. Se encuentran en los sótanos del Palacio de Villardompardo y son de los más grandes y mejor conservados de Europa.

Se construyeron en el siglo XI y en el XVI quedarían enterrados al construirse el palacio encima. Esto, curiosamente, ayudó a que llegaran a nuestros días. Una instalación de 500 m² en la que se puede visitar tanto el vestíbulo como las salas fría, templada y caliente.

Por cierto, el palacio es la sede del Museo de Artes y Costumbres Populares de Jaén. Por supuesto, hay que visitar sus salas con calma para conocer un poco mejor la rica cultura jienense.

A quien Dios quiso bien, casa le dio en Jaén.

-Refrán popular-

El lagarto de Jaén

Fuente del Lagarto de Jaén
Fuente del Lagarto – faustonadal / Flickr.com

En una ciudad con tanta historia no podían faltar las leyendas. Cuenta una de ellas que había un lagarto en la ciudad empeñado en devorar a todas las personas y animales de la zona. Se situaba en la fuente de la Magdalena, uno de los lugares a los que los ciudadanos iban a recoger agua.

Hartos de esta situación, pidieron al rey que enviara a alguien que luchara contra el lagarto. El escogido fue un preso que se ofreció voluntariamente a cambio de su liberación. Lo único que necesitó fue una piel de oveja, panes, pólvora y un caballo.

Usó los panes como cebo para que el lagarto lo siguiera a una calle sin salida en la que le lanzó la piel de oveja con la pólvora encendida. El hambre insaciable del lagarto lo traicionó pues se tragó la oveja sin pensar y ¡pum! Los jienenses decidieron recordar este hecho con una estatua del lagarto en su lugar preferido, la fuente de la Magdalena.

Museo Provincial

Museo Provincial de Jaén
Museo Provincial de Jaén – Ángel M. Felicísimo / Wikimedia Commons

Este museo se divide en dos partes: una de arqueología dedicada al periodo comprendido entre la prehistoria y la cultura hispano-musulmana y otra dedicada a las Bellas Artes, donde se reúnen obras de pintura francesa y de la Baja Edad Media. Un recorrido por este lugar es imprescindible en Jaén, ya que reúne objetos de enorme interés.

La Alameda

Una de las cosas que hay que hacer en Jaén si dudar es recorrer la Alameda, uno de los paseos más hermosos de Andalucía. Además, es el parque más antiguo de la ciudad, ya que hunde sus orígenes en el siglo XVI. A un paso verás el convento de las Bernardas, monjas de clausura.

Ya lo has podido comprobar, hay mucho que ver y hacer en Jaén. Toma buena nota y haz un recorrido por esta hermosa ciudad llena de historia.

Te puede gustar