Qué ver en Sofía: visitas imprescindibles en la capital de Bulgaria

Cristina Blanco 22 agosto, 2018
Sofía es una de las capitales más antiguas de Europa. A lo largo de la historia han pasado por ella varios imperios, lo que ha dejado su huella en los monumentos y la esencia de la ciudad.

Vamos a visitar una de las ciudades más bonitas de Europa, a pesar de que no sea tan conocida como otras Nos referimos a la capital de la República de Bulgaria, Sofía. La ciudad más grande del país y un lugar lleno de historia, montañas y arte en todo su esplendor. ¡Echa un vistazo a los lugares más importantes que tienes que ver en Sofía!

Sofía, historia europea en toda regla

Teatro Nacional en Sofía
Teatro Nacional en Sofía

Sofía es una de las capitales más antiguas de Europa. Durante siglos ha sido el centro del comercio, la economía y la política de todo el país. Incluso, cuando en el año 1382 pasó a formar parte del Imperio turco, Sofía era una ciudad que destacaba por su esplendor. De hecho, fue la capital de una de las provincias del imperio.

Aunque hasta entonces había sido un lugar de crecimiento de la iglesia ortodoxa, la presencia otomana influyó considerablemente en las costumbres de la ciudad. Junto a las iglesias y catedrales cristianas se alzaron mezquitas, fuentes y más monumentos de estilo otomano.

Se considera a Sofía como una de las ciudades más ricas culturalmente y con más patrimonio histórico y artístico de los Balcanes.

¿Qué ver en Sofía? Lugares imprescindibles

Independientemente de tu tiempo de estancia en la ciudad, te vamos a enseñar qué es lo más importante que tienes que ver en Sofía. ¿Listo?

1. Catedral de San Alejandro Nevski

Catedral de Alejando Nevski, una de las cosas que ver en Sofía
Catedral de Alejando Nevski

Se trata de la joya de la ciudad de Sofía. Es uno de los templos ortodoxos más grandes del mundo, finalizado en el año 1912 en estilo neobizantino. Un lugar majestuoso y con un arte impresionante, tanto por fuera como por dentro, con sus preciosas cúpulas doradas.

En el interior descubrirás frescos e iconos de la iglesia ortodoxa. Eso sí, al ser un lugar de culto, te recomendamos respetar a los que estén dentro. ¡No solo es un lugar de visita!

2. Rotonda de San Jorge

Rotonda de San Jorge en Sofía
Rotonda de San Jorge en Sofía

Hablamos de una de las iglesias más antiguas de la ciudad. Se construyó durante la época romana, en el siglo IV, y aún se conservan algunas partes. Recibe el nombre de “rotonda” por su peculiar forma redonda y su patio interior.

Al igual que la catedral, tiene frescos de diferentes épocas, ya que empezó siendo un baptisterio, luego una iglesia, posteriormente mezquita y finalmente iglesia otra vez. Resulta admirable ver cómo este lugar es una mezcla de diferentes estilos y épocas que dan como resultado un lugar propio.

3. Iglesia de San Nicolás

Iglesia Rusa de Sofía
Iglesia Rusa – Ava Babili / Flickr.com

Otro de los edificios que hay que ver en Sofía es la conocida como la Iglesia RusaEs una construcción ortodoxa que se alzó en el año 1914 en honor al zar de aquel momento: Nicolás II. El motivo de este homenaje es un agradecimiento a que Bulgaria salió del control otomano gracias al Imperio ruso a finales del siglo XIX.

De color blanco, tejados verdosos y dorados, la iglesia de San Nicolás se alza en la ciudad de Sofía, dándole otro toque más de personalidad junto al resto de edificios religiosos.

4. Catedral de Sveta-Nedelya

Catedral Sveta-Nedelya en Sofía
Catedral Sveta-Nedelya

La catedral de Sveta-Nedelya es una de las construcciones de la capital de Bulgaria que más ha sobrevivido a lo largo de los tiempos. Desde su construcción en el siglo XVI ha sido objeto de múltiples atentados y destrozos, como el que sucedió en el año 1925. El mayor de la historia del país, que destruyó la cúpula de la catedral.

No obstante, afortunadamente se ha trabajado mucho en reconstruirla y tratar de evocar la belleza de lo que fue antaño. Actualmente, se conserva en buen estado y se puede visitar. A simple vista, nos recuerda a la catedral de San Alejandro, aunque es mucho más pequeña y humilde.

5. Borisova gradina

Borisova gradina en Sofía
Borisova gradina – Erwan Martin / Flickr.com

Finalmente, te aconsejamos cerrar con broche de oro tu visita a Sofía con un paseo por el parque Borisoya. Fue construido en el año 1884 por el zar Boris III y conocido como el “parque de la Libertad” durante la etapa comunista.

El parque es una representación de los modos de vida de los búlgaros, muy amantes de la naturaleza. Toda la zona está rodeada de árboles, lagos y algunos monumentos como un auditorio, el puente de las Águilas, etc. Pero lo que lo hace más único e inigualable son los árboles legendarios que llenan con sus hojas todo el parque.

Estos son tan solo algunos de los lugares que tienes que ver en Sofía. Por supuesto, hay muchos más. Están Boyana, la sinagoga de Sofía y la Hagia Sofía. También debes visitar el Museo Arqueológico Nacional y el Mercado Central de Sofía. ¿A qué esperas? ¿Estás listo para la aventura?

Te puede gustar