Qué hacer un fin de semana en Monterrey

· 21 septiembre, 2018
El hecho de ser una ciudad industrial no le resta atractivo a Monterrey, que cuenta con un bonito casco histórico y museos de gran interés.

Es conocida como la capital industrial de México, y por ello seguramente no es el lugar más turístico del país. Pero una vez que se llega a ella, sorprende con sus variopintos y singulares atractivos. Sigue leyendo y descubrirás los motivos para disfrutar de un fin de semana en Monterrey, una ciudad rodeada de las altas montañas de Sierra Madre.

Un fin de semana en Monterrey, la Sultana del Norte

Parque Fundidora de Monterrey
Parque Fundidora

La ciudad de Monterrey es la capital del estado de Nuevo León. Una ciudad cuyo poderío queda patente por su tradicional sobrenombre: la Sultana del Norte.

Pero a la hora de pasar un fin de semana en Monterrey, te podemos decir que hay dos zonas claramente diferenciadas. Por un lado, el núcleo histórico propiamente dicho. Y por otro, la zona relacionada con su poderío industrial. Así que teniendo en cuenta eso, dedicaremos cada día del fin de semana a disfrutar de uno de esos espacios.

Qué visitar en el centro de Monterrey

Palacio del Gobernador de Monterrey
Palacio del Gobernador

Una de las zonas por donde hay que pasear de día y de noche es el Barrio Antiguo de Monterrey. De día porque aquí están los monumentos históricos más relevantes de la ciudad. Y de noche porque es una zona muy animada, con infinidad de restaurantes, bares y cafés nocturnos.

Dentro de ese maremágnum de calles hay una que destaca, la calle Morelos. Es la avenida comercial por antonomasia en Monterrey, una calle siempre con gente. Y algo parecido ocurre en el espacio más amplio de la ciudad, la Macroplaza. Un sitio cuyo nombre no engaña, ya que es una de las plazas más grandes del mundo.

Pero no solo hay que visitarla por su tamaño, también es recomendable echarle un ojo a su edificio principal, el Palacio de la Gobernación. Y quién sea un apasionado del arte actual, cerca de la Macroplaza está el Museo de Arte Contemporáneo, una visita muy interesante y sorprendente para descubrir las tendencias artísticas del México de nuestros días.

No obstante, quizás seas más partidario del arte del pasado. Si es así pasea por el encantador Barrio Antiguo para llegar rápidamente hasta la catedral. Es un templo del siglo XVIII, a caballo de las formas barrocas y las neoclásicas.

La catedral no es el único templo interesante de la población. También recomendamos acercarse hasta el Templo Expiatorio de San Luis Gonzaga, de aires neogóticos y uno de los favoritos de los vecinos de Monterrey.

Qué ver en las afueras de Monterrey

Para el segundo de nuestros días del fin de semana en Monterrey os proponemos descubrir por qué esta ciudad es considerada la capital industrial de México. Pero obviamente, no os vamos a llevar hasta sus factorías y lugares de fabricación para que lo comprendáis, hay una forma mucho más atractiva de hacerlo.

Canal de Santa Lucía en Monterrey
Canal de Santa Lucía

El primer paso es ir desde el centro hasta el paseo de Santa Lucía. Allí comienza un canal artificial de varios kilómetros que lleva hasta unas antiguas fábricas. Un recorrido que podemos hacer caminando por sus orillas mientras contemplamos al fondo el esplendor natural del Cerro de la Silla. O si lo preferimos, podemos salvar esa distancia navegando por el canal.

De una forma u otra, nuestro destino es el Parque Fundidora. Seguramente el lugar más emblemático de Monterrey. Se trata de un espacio que anteriormente fue una vieja fábrica metalúrgica, la Fundidora de Fierro y Acero. Pero ese recinto industrial hoy es una atractiva zona de ocio para los habitantes y visitantes de Monterrey.

Aquí dispones de parques, zonas deportivas y de ocio. Pero sobre todo, se da a conocer la importancia de este lugar en el desarrollo tecnológico de México, ya que algunos de los viejos edificios fabriles se han transformado en interesantes museos. Ese es el caso del Museo del Acero Horno 3, una instalación de lo más moderna e interactiva.

En definitiva, que el Parque Fundidora puede ser el lugar idóneo para pasar el domingo. Y allí en sus jardines hasta podemos comer de picnic. O si se prefiere, siempre se puede retornar a una de las lanchas del canal que en un momento nos llevarán hasta el centro, donde nos esperan sus restaurantes y su famoso cabrito asado.