Qué debes tener en cuenta para viajar a Bielorrusia

· 18 enero, 2019
Bielorrusia es un país europeo poco conocido. Por eso es importante tener en cuenta algunos datos antes de organizar un viaje.

¿Estás pensando en viajar a Bielorrusia? Se trata de uno de los países más desconocidos de Europa. Desde que abandonó la URSS está gobernado por una dictadura militar, un sistema que mantiene al país muy alejado de Occidente. Ese alejamiento y el desconocimiento provocan que haya muchas leyendas sobre él. Algunas ciertas y otras no tanto, ya que hay contrastes sorprendentes.

Solo hay una forma de descubrir la verdad, y esa es haciendo un viaje a Bielorrusia. Aunque no te lo parezca, a simple vista es posible hacerlo. Y sobre todo, muy interesante. Pero hay que seguir algunos consejos bastante importantes:

Visado para viajar a Bielorrusia

Palacio de Nesvizh en Bielorrusia
Palacio de Nesvizh

Salvo los viajeros provenientes de antiguas repúblicas soviéticas o afines, el resto tiene que sacarse un visado para entrar a Bielorrusia. No obstante, hay una fórmula de visa-free, mediante la que podréis estar un mes (exacto, ni una hora más) sin pagar nada.

Esa posibilidad existe si se cumplen varios requisitos. El primero es entrar y salir del país por el aeropuerto internacional de Minsk. El segundo es acreditar que tienes contratado un seguro de viaje que te cubra una importante cantidad de gastos médicos. Aparte, hay que acreditar tus reservas de hotel.

Esta fórmula para visitar Bielorrusia solo es válida para ciudadanos de unos 80 países, incluidos los de la Unión Europea.

Modos de entrar a Bielorrusia

De lo dicho hasta ahora, está claro que la mejor manera de entrar a Bielorrusia es por vía aérea, más concretamente, volando al aeropuerto de Minsk.

Cualquier otra posibilidad incluirá el pago de un visado o la reducción de recorridos por el interior del país. Algo que pasa, por ejemplo, si se llega en tren desde Polonia a la región de Brest; o por carretera y tren desde Lituania hasta Hrodno.

Otra posibilidad es llegar desde Rusia, que en la práctica no tiene una frontera con Bielorrusia. Aunque para los extranjeros puede suponer inoportunos e insospechados trámites burocráticos, que solo se solucionarán tras muchas preguntas y el pago de un visado imprescindible.

El cambio de moneda

Rublos, moneda que hay que tener para viajar a Bielorrusia
Rublos de Bielorrusia

Ya ha quedado claro que Bielorrusia no pertenece a la Unión Europea y, por lo tanto, aquí no funciona el euro. Hay que cambiar moneda de forma obligada.

La moneda oficial en este país es el rublo bielorruso, que ciertamente está a un precio bastante ventajoso para los europeos. En especial si se hace el cambio en los bancos estatales, que aquí no cierran ningún día de la semana.

Cuándo viajar a Bielorrusia

Este consejo es clave para todos aquellos que están pensando en viajar a Bielorrusia. Si no quieres pasar frío, viaja durante la primavera y los meses del verano. Los inviernos pueden ser durísimos en este país, y el termómetro permanece durante días en temperaturas a muchos grados bajo cero.

Algunos consejos muy prácticos y sorprendentes

Muchos de los consejos que os vamos a dar a continuación tienen una clara explicación política. Y esa es que en Bielorrusia la herencia de los tiempos de la Unión Soviética todavía está muy presente.

Solo un dato, todavía la agencia de inteligencia y seguridad nacional se llama KGB. A lo que hay que sumar las características propias de una férrea dictadura militar. Así que es importante tomar nota:

Ojo con las fotografías

Casa de la Cultura de Minsk en Bielorrusia
Casa de la Cultura de Minsk

No se puede de fotografiar cualquier edificio oficial. Así de simple. Es mejor no jugar con esto, y ni siquiera sacar la cámara si vemos algún militar en las cercanías, cosa que no es muy extraña.

Atención a tus búsquedas en Internet

El acceso wifi en muchos locales de Bielorrusia es gratuito. Y, aunque ya no hace falta registrarse en el sistema, lo cierto es que están muy vigiladas las consultas que se hacen en la red.

Llévate apuntado el alfabeto cirílico

El turismo no está muy avanzado aquí, y aunque ya hay algunas cosas traducidas al inglés, la gran mayoría están únicamente en su lengua local, y con sus caracteres cirílicos, sobre todo fuera de Minsk.

Así que os recomendamos llevar a mano algún medio para transcribir esa lengua, sobre todo a la hora de ir a un restaurante, porque lo cierto es que una de las cosas más interesantes de un viaje a Bielorrusia es la calidad de sus productos alimenticios. Sería una lástima no disfrutar de esos manjares por problemas con el idioma.