¿Qué comer en Portugal?

Edith Sánchez·
14 Octubre, 2020
Comer en Portugal significa aproximarte a una enorme variedad, en la que además de sabores exquisitos, te encuentras con una dieta nutritiva. Algunos de los platos de ese país son apreciados en el mundo entero.

La cocina portuguesa es una combinación de influencias asiáticas, africanas y americanas, y también tiene el sello característico de la comida mediterránea. Por eso, comer en Portugal resulta una experiencia exquisita para todos los paladares.

Este país cuenta con una enorme variedad de platos deliciosos, dentro de los que sobresalen ingredientes saludables y equilibrados. Su diversidad geográfica, así como la riqueza de sus suelos, son el origen de estas características.

Lo que se acostumbra comer en Portugal

Los platos de la gastronomía de Portugal también poseen una gran tradición ancestral que, a su vez, le imprimen cualidades auténticas a sus comidas. Se destacan vegetales como pimentones, ajo, cebolla, guisantes, patatas, coles, arroz, trigo y maíz, entre muchos otros.

En cuanto a las carnes, son apreciadas la de cerdo, res, pescado y pollo, pero también de animales de caza como el conejo y pato. De igual modo, se consumen jamones y embutidos de muy diversa clase y sabor.

Así mismo, forma parte de su dieta una enorme lista de quesos de vaca, oveja y cabra, así como otros derivados lácteos. Además, existe un gran número de panes, dentro de los que sobresalen de manera especial los de trigo y maíz.

En el terreno de los pescados, se consume bacalao, sardinas y lenguados, entre otros. Además, pulpo, sepia, mariscos, langostas y muchas variantes de conservas. Finalmente, el omnipresente aceite de oliva y una gran cantidad de vinos, en especial de tipo blanco.

La comida portuguesa es sin dudas una experiencia sin igual para todos los sentidos. Si quieres conocer más de cerca su sabor, color y textura, no te pierdas lo que sigue a continuación.

Bacalhau á bras

Uno de los platos más deliciosos y tradicionales para comer en Portugal es sin duda el bacalhau á bras. Esta es una de las comidas portuguesas de mayor consumo a nivel mundial. Aunque se degusta principalmente durante la Semana Santa y otras festividades, es un alimento que cae muy bien en cualquier época del año.

Bacalhau á bras, una de las comidas típicas portuguesas.

Para su preparación, se requiere un filete de bacalao cortado en trocitos. Si este viene salado, es necesario sumergirlo en agua por una hora y luego lavarlo bien. Posteriormente, se fríe en una sartén con aceite de oliva hasta que empiece a dorar.

Después, se añaden patatas, cebollas y ajo y se las mezcla homogéneamente. Finalmente, se agregan huevos y perejil picado, se revuelve todo y se sirve adornado con aceitunas negras.

Francesinha

La francesinha es uno de los platos más apreciados que se pueden comer en Portugal. Se trata de un emparedado bastante rico en calorías y de un sabor realmente exquisito. Constituye una comida completa, que admite diversos tipos de preparación y que dependen de la región y del gusto de cada comensal.

Para su elaboración, se prepara salsa española, que está hecha a base de mantequilla, harina de trigo y caldo de carne reducido, o se compra hecha. En cualquier caso, se adiciona pimentón picante y se mezcla de manera homogénea.

La Francesinha es una comida tradicional de Portugal.

El emparedado consta de capas de ternera asada, jamón, salchichas o chorizos cortados longitudinalmente y queso. Todo salteado sin aceite y entre dos rodajas de pan precalentado en horno a 180 °C, por cinco minutos.

Caldo verde portugués

El caldo verde portugués es una de las comidas con mayor arraigo. Se trata de un plato sencillo de preparar y de un sabor inigualable, que consigue un buen equilibrio en sus ingredientes. Además, es muy nutritivo y constituye uno de los alimentos que más se consumen en el día a día en el país.

Para su elaboración, se utiliza la col verde rizada y la cebolla cortadas en tiras, a las que se añade pimentón, comino, sal y pimienta al gusto. Todo se sofríe en aceite de oliva por tres minutos.

El caldo verde es un plato típico para comer en Portugal.

Luego se agrega ajo, papas peladas en rodajas, caldo de pollo y se lleva a cocción durante 25 minutos. Después, se retiran las patatas y se licúa lo demás, hasta obtener un caldo delgado que devolvemos a la olla. Finalmente, se añade un chorizo ahumado y se espolvorea con cilantro y perejil.

Calderaida de peixe

La calderaida de peixe es una de las comidas más espectaculares que se pueden comer en Portugal. Además, es uno de los platos con mayor proyección internacional, pues es apetecido en muchos países del mundo entero. Su origen está asociado con el pescado descartado porque no conseguía venderse o se encontraba estropeado.

Para su preparación, se requiere pescado como merluza, lubina, rodaballo, lenguado, sargo o alguno similar, que se pone a hervir en una olla grande con bastante agua. Posteriormente, se añade laurel, cebolla, ajo, guisantes y sal hasta que los ingredientes estén blandos.

Acto seguido, se adicionan patatas peladas cortadas en rodajas y azafrán. Después de que se haya evaporado la mayor parte de agua, se agrega vino blanco y listo, ¡a disfrutar!

Alheiras de Mirandela

Las Alheirdas de Mirandela son una exquisitez para comer en Portugal.

Las alheiras de Mirandela son embutidos originarios de Mirandela, una exquisitez que se debe comer en Portugal. Se puede hacer a partir de pollo o cerdo, aunque también de aves de caza como el pato, jamón o ternera, o una combinación de varias de estas carnes. Es uno de los platos más populares y de mayor consumo en el país.

Para su elaboración, hay que cocinar carne de ternera, jamón, gallina y tocino en una olla a presión con abundante agua. Luego, añadir ajo, laurel, pimienta negra, perejil y sal y cocinar durante 90 minutos.

Después, se pican las carnes y, en un recipiente aparte, se mezcla pan duro con el caldo de la carne y aceite de oliva. Posteriormente, se revuelve todo y se agrega paprika, se rellena la tripa de salchicha con el preparado, se ahúma y se deja por un par de días; finalmente, se fríen o asan.

La experiencia gastronómica en Portugal

Como ves, la comida portuguesa tiene una amplia gama de sabores, colores y aromas, listos para complacer todos los paladares. Puedes encontrar todas esas delicias en restaurantes de todo tipo, desde los más lujosos hasta los más populares.

Si vas a Portugal, no dejes de aprovechar este valioso legado gastronómico. El sabor lusitano es uno de los recuerdos inolvidables que puedes llevarte de ese país.