Descubre los sabores de la fantástica comida turca

Edith Sánchez · 1 marzo, 2020
La comida turca es muy apreciada por sus deliciosos sabores y por la enorme variedad de preparaciones. Muchos de los platos tienen tradición milenaria y también han servido de inspiración para otras gastronomías del mundo.

La comida turca es parte de las gastronomías más importantes a nivel mundial no solo por la variedad y enorme cantidad de recetas, sino por su influencia en las demás culturas. Ocupa un lugar privilegiado que ha aportado mucho a las cocinas de Medio Oriente, balcánica y mediterránea.

Dentro de los ingredientes más usuales se encuentran las especias y las verduras, especialmente rellenas, como en el caso de tomates, calabacines, berenjenas y pimientos. También están presentes legumbres como lentejas rojas, garbanzos, habas y judías, entre muchas otras.

Verduras como pepinos, pimientos, hojas de parra y un largo etcétera; carne de res, ternera, cordero y pollo; pescado y mariscos; derivados lácteos como quesos, varios tipos de mantequilla, cremas agrias o yogures, panes, cereales y bebidas de todo tipo: definitivamente, hay para todos los gustos.

La comida turca, una herencia envidiable

La herencia histórica de Turquía es realmente envidiable, al igual que su ubicación geográfica, que, entre otros aspectos, incluye cuatro mares. Turquía ha influido desde siempre en las demás culturas, especialmente desde su gastronomía. Cuenta con todo tipo de platos que van desde lo más sencillo a lo más exótico y un reconocimiento mundial sobre el que no hay discusión.

Su cocina es auténtica, equilibrada y exquisita y, sin duda, es una de las cocinas más apreciadas de todo el planeta. Si te animas a saber más sobre este universo de sensaciones, te invitamos a disfrutar con lo que sigue a continuación.

1. Döner kebab

Doner Kebab

Es uno de los platos más tradicionales e internacionales de la comida turca. Consiste en una pieza de carne grande que se asa verticalmente mientras gira. Para servirla, se corta en láminas delgadas. Existen variantes de este plato, tanto en sus ingredientes como en la forma de preparación.

Entre sus ingredientes se encuentran la carne de res o de cordero, cebolla, ajo, crema agria, aceite de oliva, laurel, pimienta, limón, perejil y sal. Para su preparación se debe adobar la carne con antelación, luego se pican los vegetales y se mezclan con la crema. A esta mezcla se añade el limón, la sal y el aceite, que se irán impregnando sobre la carne mientras se asa.

2. Dolma: un plato muy popular de la comida turca

Plato de dolma

Es un plato de origen otomano y, en la actualidad, un aperitivo muy apreciado en los países del Mediterráneo Oriental. El término significa ‘relleno’, aunque también se conoce como yaprak, que traduce  como ‘hoja’. Este bocado se acostumbra a servir caliente cuando lleva carne, y frío cuando no.

Para su preparación se precisan hojas frescas de parra, pimienta, ajo, mantequilla, yogur y agua. Adicionalmente, para el relleno se necesitan carne molida, arroz, cebolla, hierbas aromáticas, pimienta y sal. Las hojas de parra se escaldan y al enfriarse se rellenan con la mezcla mencionada. Se calientan en agua y se sirven con yogur de ajo.

3. Ayran

Vasos de ayran

Es una de las bebidas más consumidas y apreciadas por la cultura turca, junto con el té y el café. Esta bebida ha trascendido las fronteras, consumiéndose incluso en restaurantes de cadena y junto con comidas rápidas. Usualmente es el acompañante ideal de los platos de la cocina turca.

En su elaboración se utilizan yogur natural de leche de oveja, agua mineral, una pizca de sal, hojas de menta picadas finamente y enteras y, en algunos casos, ajo macerado. Para su preparación se mezclan los ingredientes y se licuan hasta obtener una textura suave. Se sirve con hielo y una hoja de menta como decoración.

4. Köfte

Plato de kofte, típico de la cocina turca

Son exquisitas albóndigas de carne y, sin duda, uno de los platos más tradicionales de la comida turca. Existen más de 300 variedades de estas albóndigas, al igual que muchas formas diferentes de prepararlas. Se consumen como un entremés o como una comida completa.

Sus ingredientes incluyen carne picada de ternera o cordero, cebolla, pan rallado, yogur, huevos, ajo, comino, orégano, cayena, guindilla, curry, perejil, pimienta y sal. Para su preparación, se pican finamente los vegetales y luego se mezclan con el resto de ingredientes. Se dejan de un día para otro en el frigorífico y luego se hacen bolas y se fríen.

5. Mercimek corbası

Plato de mercimek corbası

Es una de las sopas más deliciosas de la enorme lista de sopas de la comida turca. En este país las sopas se consumen frías o calientes, según la temporada del año. Incluso, en el pasado turco se desayunaba con sopa, por lo que este alimento tiene un profundo arraigo cultural.

En su preparación se incluyen lentejas rojas, bulgur fino o cus-cus, champiñones, cebolla, mantequilla, caldo de verduras o carne y pasta de tomate. Adicionalmente, lleva concentrado de pimiento, menta, pimienta negra y sal.

Se sofríe la cebolla bien picada junto con la pasta de tomate y la mantequilla, se añaden el bulgur, las lentejas el pimiento y el caldo. Luego se agregan los champiñones en láminas y los demás ingredientes. Se deja hervir 30 minutos.

6. Baklava: el postre en la comida turca

Plato de baklava

Son postres únicos y de un sabor exquisito. Como pasa con otros platos, este postre tiene multitud de variantes y es muy apreciado internacionalmente. No puede faltar en ninguna celebración. Dentro de sus principales ingredientes se encuentran la masa filo en láminas, mantequilla clarificada o ghee, pistachos, azúcar, agua y zumo de limón.

Para su preparación se engrasa un molde con la mantequilla y se disponen 15 láminas de la masa filo impregnadas con mantequilla clarificada, una por una. Luego se extienden los pistachos enteros o partidos y se repite la operación. Después, se hornean y para servir se añade miel o el zumo de limón.

Como ves, la cocina turca ofrece platos muy variados, para todo tipo de paladares y siempre deliciosos. Y esta ha sido solo una pequeña muestra.