7 puentes de Barcelona que merece la pena cruzar

· 16 enero, 2018

En la provincia catalana podemos encontrar decenas de pasos para atravesar ríos. Son puentes que cuentan con una larga historia, que tienen algo que los hace únicos y, sobre todo, que son realmente bellos. Vamos a cruzar algunos de esos puentes de Barcelona que merece la pena conocer por muy distintos motivos.

1. Puentes de Barcelona: Bac de Roda

Puentes de Barcelona, Bac de Roda
Bac de Roda – ironic / Flickr.com

También conocido como puente de Calatrava, sirve de unión entre los distritos de Sant Martí y Sant Andreu. Fue construido por Santiago Calatrava e inaugurado en 1987 junto a la estación de mercancías de la Sagrera (de las líneas Barcelona-Francia y Barcelona-Massanet).

El proyecto está relacionado con los Juegos Olímpicos que se desarrollaron en Barcelona en 1992, en un momento en el que era necesario mejorar la ciudad. Un puente de líneas curvas y colores claros muy del estilo del arquitecto que lo diseñó, y que ganó con él el premio FAD de arquitectura.

2. Puente colgante de Rupit

Puente de Rupit
Puente de Rupit – Enrique Freire / Flickr.com

Rupit i Pruït es un precioso pueblo de aires medievales. Y en él destaca su puente colgante, que es una de sus imágenes más reconocidas. Cruzar por él, pisando sus tablones de madera, es toda una experiencia.

“No sabía si amaba más al puente o al río. Pero ambos despejaban mi alma, la inundaban de fortaleza y de heroicos sueños. Se borraban de mi mente todas las imágenes plañideras, las dudas y los malos recuerdos.”

-José María Arguedas-

3. Puente de Can Vernet

Puente de Can Vernet en Barcelona
Puente de Can Vernet – Till F. Teenck / commons.wikimedia.org

En realidad se trata no solo de un puente, sino más bien de un acueducto que fue construido en estilo gótico en el siglo XIV en la localidad de San Cugat del Vallés. Para ello se usaron piedras de Campanyá y el objetivo era llevar agua desde la mina de los Monjes, en Can Vullpalleres, hasta el monasterio y la parte baja de la población.

Cruza el torrente de Can Cornellera y está formado por tres arcos de medio punto. El agua discurría por un canal tapado y llegaba hasta una cisterna, ubicada en el palacio abacial. En 1835 el puente pasó a ser propiedad municipal (durante la desamortización). En 1998 fue restaurado y hoy en día es peatonal.

4. Pont Nou

Puentes de Barcelona, Pont Nou en Manresa
Pont Nou – Josep Renalias / commons.wikimedia.org

Es otro de los puentes de Barcelona que no te puedes perder en tu paseo por esta fantástica provincia. El “puente nuevo” se ubica sobre el río Cardener, en la localidad de Manresa, y es de origen medieval, siendo uno de los mejor conservados de esa época en toda Cataluña. Data de inicios del siglo XIV y fue obra del arquitecto Berenguer de Montagut (que también hizo las iglesias del Carme y de la Seu).

Originalmente tenía 9 arcos, pero ahora solo quedan 8. Formaba parte del camino real que comunicaba Manresa con Lleida. Los transeúntes debían pagar, por ellos y por cada animal con el que cruzaran.

5. Puente del Paseo

Puente del Paseo en Terrassa
Puente del Paseo – Enfo / commons.wikimedia.org

Se localiza en el municipio de Terrassa, concretamente en el parque de Vallparadís y une el centro de la ciudad con el Cementerio Viejo.

Consta de 6 arcos sostenidos por pilastras de piedra y ladrillo, mide 112 metros y está a 16 metros de altura. Dispone de cuatro vías para vehículos (2 por sentido) y aceras peatonales en los laterales. Su construcción comenzó en 1895 y su última reforma data de 1990.

6. Puente de San Pedro

Puentes de Barcelona, San Pedro en Terrassa
Puente de San Pedro – Enfo / commons.wikimedia.org

Otro de los puentes de Terrassa. En este caso, une el antiguo pueblo de San Pedro y el centro. Se compone de tres arcos de diferente ancho, tiene una longitud de 57 metros y una altura de casi 20 metros.

El proyecto de construcción comenzó en 1579, pero las obras se enfrentaron a numerosos problemas y no concluyeron hasta 1626. Desde 2006 solo peatones pueden pasar por él.

7. Puerta de Europa

Puente puerta de Europa
Puerta de Europa -Jordi Capdevila Solà / commons.wikimedia.org

Es uno de los puentes de Barcelona más modernos. Se ubica en la Ciudad Condal, en la zona del puerto. Dicho puente se construyó debido al crecimiento del tráfico marítimo en la capital catalana. Fue inaugurado a mediados del año 2000 y se trata de un puente basculante.

Se puede acceder a él a través de dos viaductos que están a 22 metros sobre el nivel del agua. Embarcaciones de menos de 19 metros pueden pasar por él sin problemas. Cuando su altura es mayor se levantan los brazos del puente, una operación que se hace en apenas 3 minutos.