Los 7 pueblos más bonitos de la Alpujarra

· 9 septiembre, 2017

Al sur de España y entre dos provincias, Granada y Almería, nos encontramos con un paisaje sin igual en el corazón de Sierra Nevada. Pero la Alpujarra es más que una hermosa visión de la naturaleza, son también localidades llenas de encanto. Por eso, queremos mostrarte los pueblos más bonitos de la Alpujarra, para que puedas elegir tu próxima escapada.

¿Cuáles son los pueblos más bonitos de la Alpujarra?

Se hace un poco difícil elegir solo unas cuantas localidades en esta zona tan bonita del sur español. Pero es cierto que entre los pueblos más bonitos de la Alpujarra destacan estos:

1. Lanjarón

Lanjarón, uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Lanjarón – Gregorio Puga Bailón / Flickr.com

Está situado a 45 kilómetros de la capital granadina y su primer asentamiento se llevó a cabo en el siglo XIII por un grupo de colonizadores bereberes. De hecho, aún se pueden contemplar las ruinas de la antigua fortaleza musulmana. 

El nombre “Lanjarón” quiere decir “lugar de manantiales” en árabe. Y es el agua la gran protagonista en esta localidad, en sus fuentes y en el edificio del balneario, de estilo neomudéjar. También debes visitar la iglesia, las tres ermitas y el idílico barrio del Hondillo, repleto de flores y macetas.

2. Pitres

Pitres, uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Pitres – Amberly & David / Flickr.com

Caminar por las calles de Pitres es viajar en el tiempo, con sus cuestas empinadas, sus pasadizos techados y sus balcones repletos de macetas y plantas de colores. La arquitectura aquí está formada por casas de tejados planos y chimeneas redondas.

“Aquí estoy en Pitres, pueblo sin voz ni palomas de la sierra, crucificado en la ‘y’ de un árbol.”

-Federico García Lorca-

3. Órgiva

Catedral de Órgiva, uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Órgiva – Philip Lange

Otro de los pueblos más bonitos de la Alpujarra, y con una larga historia. Fue una colonia griega, perteneció al reino nazarí y luego los Reyes Católicos lo cedieron como lugar de retiro para duques, marqueses y condes.

En tu paseo por Órgiva no te puedes perder la Iglesia de Nuestra Señora de la Expectación, la ermita de San Sebastián, el Barrio Alto o la Plaza de la Alpujarra. Támbién son de interés, el molino de Benizalite, la Casa Palacio de los Condes de Sástago (sede del Ayuntamiento) y la Biblioteca Pública.

4. Pampaneira

Pampaneira, uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Pampaneira – Randi Hausken / Flickr.com

Ubicado en el barranco de Poqueira, está dentro del Parque Nacional de Sierra Nevada y su nombre terminado en “eira” procede del romance mozárabe o andalusí, que ya existía antes de la conquista castellana.

Es uno de los pueblos más pintorescos de la Alpujarra, con tan solo 340 habitantes, este lugar es un remanso de tranquilidad. Mientras estés de paseo por Pampaneira te llamarán la atención la cantidad de alfombras expuestas en las calles. No te pierdas la fuente de San Antonio si estás buscando pareja.

5. Trevélez

Trevélez uno de lo spueblos más bonitos de la Alpujarra
Trevélez – Neftali

Además de al turismo, sus poco menos de 800 habitantes se dedican a la producción de tomates cherry y a la ganadería. Es famoso el jamón serrano de Trelévez, el producto por excelencia.

Es, además, el pueblo más elevado de España (a 1500 metros) por encontrarse en la ladera del Mulhacén. Para llegar deberás atravesar una carretera repleta de curvas. Es un lugar muy apreciado por los amantes del senderismo.

6. Capileira

Calle de Capileira, uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Capileira – FCG

Otro de los pueblos más bonitos de la Alpujarra cuyo nombre termina en “eira” (en este caso quiere decir “cabellera” o “cabecera”, al estar en lo alto de un barranco). Una buena parte de su territorio pertenece al Parque Nacional de Sierra Nevada y el núcleo poblacional se sitúa en la parte alta del valle de Poqueira.

En cuanto a lugares de interés, en Capileira destacan la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Cabeza (del siglo XVII), la Casa Museo Pedro Antonio de Alarcón y los lavaderos públicos de las fuentes de La Pileta y Hondera.

7. Bubión

Bubión uno de los pueblos más bonitos de la Alpujarra
Bubión – Lluís López Carceller / Flickr.com

Al norte de la Alpujarra, en el barranco de Poqueira, Bubión nos regala maravillosas vistas de todo el valle. Muchas de las calles y casas fueron construidas por los árabes y conservadas por los cristianos. Las viviendas aquí se caracterizan por no tener tejados pero sí chimeneas.

En el casco histórico del pueblo encontramos portales conocidos como “tinaos”, calles repletas de flores, una iglesia de estilo mudéjar (la torre perteneció al castillo) y la ermita de San Antonio.