Pueblos y ciudades fantasma que te harán estremecer

· 20 diciembre, 2017

Estuvieron llenos de vida y de actividad, pero por diferentes motivos sus habitantes los abandonaron para siempre. Hoy entre sus ruinas solo reina el silencio, a veces sobrecogedor. Visitamos pueblos y ciudades fantasma y conocemos su, casi siempre, triste historia. ¿Nos acompañas?

1. Oradour-sur-Glane, Francia

ORador-sur-Glane una de las ciuddes abandonadas en Francia
Orador-sur-Glane – Ian / Flickr.com

Es una de las ciudades fantasma más estremecedoras porque su calles y lo que queda de sus edificios nos recuerdan los horrores de la guerra. Oradour-sur-Glane era una localidad tranquila que el 10 de junio de 1944 vivió un infierno. Mientras las tropas aliadas desembarcaban en Normandía, los nazis la arrasaban y asesinaban a 642 personas. Tras la guerra se decidió no reconstruir la localidad.

2. Belchite, España

Belchite, un pueblo abandonado en España
Belchite – thierry llansades / Flickr.com

Otro ejemplo de la destrucción de la guerra. Belchite fue bombardeada en 1937, durante la Guerra Civil. Un pueblo de gran belleza reducido a escombros en una batalla que duró 15 días. Tampoco se reconstruyó, y es una de las ciudades fantasma preferida por los cazadores de sucesos paranormales. Hay quien asegura que aquí se escucha el sonido de las bombas y llantos de personas.

3. Craco, Italia

ciudad abandonada de Craco en Italia
Craco – Michela R. / Flickr.com

Esta pequeña ciudad se levantó en el siglo XI en lo alto de una colina. Tuvo su momento de esplendor, en el que se construyeron palacios, preciosas iglesias y un castillo. Pero la inestabilidad del terreno y los movimientos sísmicos hicieron que sus habitantes tuvieran que abandonarla en los años 70. Pese a ello aún se aprecia su belleza medieval, aunque sus edificios parecen estar a punto de derrumbarse.

4. Bodie, Estados Unidos

Bodie en Estados Unidos
Bodie – Wayne Stadler / Flickr.com

La explotación de minas de oro hizo que en Bodi llegaran a vivir diez mil personas. Así creció una típica ciudad del Oeste americano, con sus bancos, sus iglesias y, por supuesto, sus salones. Pero a finales del siglo XIX, la quiebra de las compañías mineras supuso un fuerte mazazo y la Gran Depresión marcó el final de la que hoy es una de las ciudades fantasma más curiosas, ya que visitarla es como retroceder en el tiempo.

5. Pripyat, Ucrania

Pripyat, ciudad abandonada en Ucrania
Pripyat – Jorge Franganillo / Flickr.com

El nombre de la ciudad tal vez no te suene a nada, si decimos que aquí vivían los trabajadores de la central de Chernóbil seguro que ya sabes por qué se abandonó la ciudad de manera precipitada. Aún hoy se puede adivinar cómo era Pripyat, donde los edificios y zonas de ocio todavía se mantienen en pie y parecen recordar uno de los grandes desastres del siglo XX.

6. Kolmanskop, Namibia

Kolmanskop un pueblo abandonado en Namibia
Kolmanskop – Michiel Van Balen / Flickr.com

Se construyó a principios del siglo XX para dar cobijo a las personas que buscaban diamantes en la zona. Una pequeña ciudad en la que no faltaba ni escuela ni hospital. Pero pocas décadas después, la dureza del clima y los problemas para buscar las preciadas piedras acabaron por llevarla al abandono. Hoy las arenas del desierto prácticamente se han tragado la ciudad.

7. Pyramiden, Noruega

Pyramiden, ciudad abandonada
Pyramiden – Christopher Michel / Flickr.com

La historia de este asentamiento es peculiar. Está en territorio noruego, pero a principios del siglo XX Suecia compró los terrenos para explotar el carbón de la zona. Luego pasó a manos soviéticas, que levantaron aquí una “ciudad ejemplar” y autosuficiente. En 1988 se dio la orden de abandonar el asentamiento en 24 horas. Hoy en él aún se pueden ver las pertenencias que sus habitantes no tuvieron tiempo de llevarse.

8. Real de Catorce, México

Real de Catorce, pueblo fantasma en México
Real de Catorce – Ricardo Sosa / Flickr.com

Creció al abrigo de una mina de plata, pero al perforar un acuífero la mina se inundó. Esto provocó el final de este pueblo minero que había vivido hasta ese momento décadas de esplendor. Un lugar que, sin embargo, disfruta ahora una segunda oportunidad de la mano del turismo, que ha conseguido que el pueblo no acabe en el abandono total.

9. Epecuén, Argentina

Epecuén, pueblo fantasma en Argentina
Epecuén – Eduardo N. Fortes / Flickr.com

Llegó a ser una de las ciudades balneario más populares de Argentina, visitada cada año por miles de personas dispuestas a aprovecharse de las propiedades curativas de sus aguas. Pero en 1981 un muro de contención que separaba la ciudad del lago cedió por las lluvias y hubo que evacuar de inmediato. Epecuén quedó bajo las aguas que, cuando retrocedieron años más tarde, dejaron ver lo poco que quedaba de aquel lugar.

10. Varosha, Chipre

Varosha, una de las ciudades fantasma en Chipre
Varosha – Adam Jones / Flickr.com

Un complejo hotelero de lujo que atraía a grandes celebridades acabó abandonado en poco tiempo. ¿La razón? La invasión turca hizo que todo el mundo huyera de esta zona, que quedó haciendo frontera. El ejército turco la valló y prohibió la entrada. Años después la ONU dictó una resolución que impide cualquier asentamiento en la zona que no sea de sus habitantes, que no parecen dispuestos a volver.

11. Gunkajima, Japón. Una de las ciudades fantasma más sorprendentes

Gunkajima en Japón
Gunkajima – Stuart Frisby / Flickr.com

Una veta de carbón en el lecho marino hizo que es esta isla se levantara una fabulosa ciudad para albergar a los trabajadores y sus familias. Más de cinco mil personas llegaron a vivir en una superficie de apenas 500 metros de largo por 160 de ancho. Pero el auge del petróleo y la caída del carbón hicieron que la mina se cerrara y que en unos pocos meses la isla pasara de estar superpoblada a abandonada.

Fotografía de portada: Todd Lappin