Primavera en Córdoba

21 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el geógrafo Daniel Casas
Tras la retirada del invierno, Córdoba se viste de gala. Son muchas las fiestas que organiza la ciudad en torno a las flores.
 

Con la llegada de la primavera, Córdoba se engalana como mejor sabe. Patios, flores, música, color y aromas endulzan esta bella ciudad situada a los pies de Sierra Morena.

Son muchos los motivos que atraen a visitantes de lo más variopinto, desde aficionados a la arquitectura andalusí a otros más curiosos que se acercan para disfrutar in situ de sus pintorescos patios.

Y es lógico que la ciudad se convierta durante estos meses en uno de los centros urbanos más visitadas de toda Andalucía. A continuación, te contaremos los motivos…

La primavera comienza en Córdoba: los patios

Esta fiesta se asienta sobre bases meramente climáticas. Primero los romanos y después los musulmanes adaptaron la tipología de sus viviendas en torno a patios interiores, dado el clima extremadamente cálido y seco que padece buena parte de la depresión del Guadalquivir donde se sitúa la ciudad.

Los patios, tapizados en todos sus costados por una densa vegetación a la que se sumaba, en su centro, una pequeña fuente o un pozo que recogía el agua de la lluvia, hacían aumentar la sensación de frescor y sombra para llevar mejor el duro verano.

Pues bien, con la llegada de los días largos, cálidos y luminosos de la primavera, Córdoba comienza a engalanarse para adornar y dar color a estos íntimos patios de carácter privado, (o no tan íntimos, pues en los últimos años la afluencia de público que reciben es cada vez mayor).

Imagen de la Fiesta de los Patios de Córdoba
 

La preparación se cuida al detalle, minuciosamente y con mucho cariño. Es un trabajo imprescindible para tener, allá por la primera semana de mayo, todo listo para celebrar la tradicional Fiesta de los Patios de Córdoba.

Esta fiesta se ha convertido en un auténtico reclamo para turistas llegados de todas partes. Tanto es así que los patios cordobeses son Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2012.

Primavera en Córdoba: de los patios a las cruces

En este caso, la Fiesta de las Cruces tiene orígenes religiosos, según las versiones de diferentes historiadores. Algunas hipótesis plantean que la celebración de la ‘cruz’ se remonta a la época de los romanos.

En un 3 de mayo, Santa Elena halló la Santa Cruz y, para cotejar que se trataba de la auténtica, la colocó sobre la cabeza de personas enfermas. Ellas, tras ese gesto, se curaban milagrosamente.

El primer fin de semana de mayo, los cordobeses levantan grandes y coloridas cruces por muchas plazuelas y rincones de la ciudad. Estas quedan totalmente tapizadas con flores, todas diferentes, con el sello o el estilo que las asociaciones de vecinos y peñas desean para decorar estas auténticas obras de arte floral.

Cruz decorada para la fiesta que se realiza en primavera en Córdoba.
 

Cada año se levantan alrededor de 40. Las de mayor solera son las cruces situadas en los barrios de San Basilio, San Andrés, Santa Marina y en la zona centro.

Además, todas participan en un concurso popular en el que se vota por la cruz más original de cada distrito. Una auténtica fiesta que se acompaña con sevillanas, espectáculos y cómo no, con alguna que otra una copita de fino cordobés.

Una verdadera batalla floral

Otra de las fiestas más populares de Córdoba es la conocida como la Batalla de las Flores. Se trata de un gran desfile de carrozas adornadas con flores que recorre las calles del centro de la ciudad.

Esta fiesta se remonta al primer tercio del siglo XX. Consiste en que las mujeres, vestidas con trajes de gitana y subidas a las carrozas, recorren las calles cordobesas lanzando claveles al público. Este, a su vez, los devuelve, con lo que esta procesión se convierte en una auténtica batalla floral.

La Batalla de las Flores en la primavera de Córdoba, España.

Romeros de la Mezquita, La Alegría de la Viñuela o Claveles y Castañuelas son algunos de los apelativos con los que se identifican estas magníficas carrozas que cada año desfilan por las calles de esta ciudad sultana aportando color, luz y felicidad a todos sus visitantes.

 

Córdoba…

Y así es Córdoba, tan colorida, tan perfumada. El lugar donde, en palabras del mítico grupo de rock andaluz Medina Azahara, “brillan los sueños de gente que quiere volar”.

Córdoba,

Cristiana blanca y reina mora / Paseo tus calles clavel y rosas, / llenas mis sueños de libertad.

Entre mis sueños paseo a solas / por los rincones que a ti te adornan, / olor a azahar y noches de jazmín.

Aquí que caben las primaveras / Aquí que sueño siempre con verlas, / cuando me vaya dejadme estar aquí.