Postdam: noble, hermosa y llena de tesoros

Hoy tenemos previsto un viaje lleno de historia y belleza arquitectónica y natural. Postdam es una importante ciudad alemana rodeada de hermosos jardines y lagos. En ella, además, encontraremos maravillosos palacios. Vamos a conocer esos tesoros de Postdam, situada a un paso de la gran capital germana, Berlín.

¿Qué es Postdam?

Postdam es una ciudad que, más allá de simple capital del estado federado de Brandenburgo, es célebre por su extensa historia, su entorno natural privilegiado junto al río Havel y su observatorio astronómico, uno de los más importantes del Europa, que se dedica principalmente al estudio de la astrofísica y el Sol.

Haciendo un poco de historia, esta ciudad, situada a poco más de 20 kilómetros de Berlín, se fundó en el siglo VII con el nombre de Poztupimi. Lo que originariamente era un enclave eslavo, pasó a ser con los años la residencia del gran rey Federico Guillermo I durante el siglo XVII, que la usaba para pasar sus días libres cazando en los bosques adyacentes.

Palacio de Charlottenhof
Palacio de Charlottenhof – Sergey Kelin

También la familia real de Prusia usó Postdam como residencia, construyendo un buen número de palacios que han llegado hasta hoy en buen estado. La rica herencia de la ciudad ha logrado que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad en 1990, siendo una de las localidades que más se visitan en Alemania.

“El verdadero alemán se distingue por su cultura plural y su unidad de carácter”

-Johann Wolfgang Von Goethe-

¿Qué ver en Postdam?

Si tienes intención de visitar Postdam, y será todo un acierto, aquí tienes una pequeña guía de aquellos lugares que no te puedes perder bajo ningún concepto.

Palacio Sanssouci

El Palacio Sanssouci es, sin lugar a dudas, el más importante de Postdam. Es muy popular entre los visitantes, está rodeado de jardines realmente bonitos y ha llegado a ser considerado como el “Versalles alemán”.

Palacio de Sanssouci
Palacio de Sanssouci – Sergey Kohl

Un palacio que fue diseñado como una pequeña residencia temporal para Federico el Grande. Su intención era disfrutar del verano en este lugar, entre viñedos y acompañado por sus perros. Un pequeño pabellón que acabó convirtiéndose en un hermoso y recargado palacio.

Palacio de Babelsberg

Palacio de Babelsberg en Postdam
Palacio de Babelsberg – mary416

El neogótico es un arte que tiene cierta presencia en la arquitectura de Postdam. Llama especialmente la atención el palacio de Babelsberg, a orillas del río Havel. Originario de mediados del siglo XIX, es un claro ejemplo de romanticismo alemán.

Barrio Holandés

El Barrio Holandés es muy significativo gracias a su construcción a base de ladrillos rojos por parte de gentes de esta nacionalidad que emigraron a Postdam durante el siglo XVIII. También se le conoce como la “pequeña Ámsterdam”.

Palacio Nuevo

El arte renacentista también se encuentra en la ciudad gracias al Palacio Nuevo, que luce una de las cúpulas de cobre más espectaculares de Europa y engalana de clasicismo a la ciudad con su presencia.

Palacio Nuevo en Postdam
Palacio Nuevo – Ihor Pasternak

Construido también por Federico el Grande, muy cerca del de Sanssouci, el Palacio Nuevo es un edificio que esconde maravillosas salas de fiesta, preciosas galerías y lujosos apartamentos que nos acercan a un ostentoso estilo de vida.

Palacio de Cecilienhof

Como dijimos anteriormente, hay mucha arquitectura real y noble en Postdam. Entre ellos, el palacio de Cecilienhof es un destacado exponente con gran historia por su presencia durante la II Guerra Mundial. Hoy es un museo y refinado hotel.

Palacio de Charlottenhof

Jardines en Charlottenhof
Jardines en Charlottenhof – Sergey Kelin

Nos marchamos ahora a otro ejemplo de arquitectura noble palaciega para presenciar el Palacio de Charlottenhof, un ejemplo de construcción neoclásica con estilo romano que es verdaderamente bonito.

Puerta de Brandenburgo

No podemos despedir este artículos sin acercarnos hasta la Puerta de Brandenburgo. Como ya señalamos, Postdam es la capital del estado federado del mismo nombre, por lo que también posee un monumento incluso anterior a la célebre construcción de Berlín.

Puente Glienicke

Puente Glienicke en Postdam
Puente Glienicke – Stavrida

Estados Unidos y Rusia usaron en multitud de ocasiones el puente Glienicke como lugar de intercambio de espías durante la Guerra Fría. No obstante, la misión originaria era unir Berlín y Postdam, y todavía lo hace cien años después de su construcción.

Estudios UFA

Para los amantes del séptimo arte, cabe destacar que Postdam posee uno de los estudios cinematográficos más importantes de Europa años atrás, los UFA o Babelsberg Studios. Hoy en día están inmersos en un extenso parque en el que también se puede disfrutar de la Torre Einstein, levantada a comienzos del siglo XX.

Las termas romanas

Finalizamos nuestro paseo por Postdam visitando un peculiar lugar, las termas romanas. Como hemos dicho, esta ciudad es de origen eslavo, sin embargo, el amor por lo clásico llevó a Schinkel y Persius a construir este espacio a comienzos del siglo XIX, en pleno romanticismo, bajo los cánones clasicistas del estilo renacentista. Un espacio singular que merece la pena conocer.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar