Polinesia Francesa, un paraíso entre aguas

· 8 mayo, 2018
Es un pedazo de cielo en aguas del Pacífico Sur. Playas increíbles, aguas cristalinas, selvas para perderse en ellas y una antigua cultura. Es la Polinesia Francesa.

Hay lugares en la tierra que parecen sacados del paraíso y uno de ellos es la Polinesia Francesa, donde la arena blanca y las aguas turquesas son las protagonistas. ¿Te vienes con nosotros al paraíso?

Conoce un pedazo del paraíso, la Polinesia Francesa

Este conjunto de archipiélagos de islas maravillosas se ubica en el sur del océano Pacífico y es una colonia francesa de belleza inigualable. La isla más grande es Tahití, pero quizá la más conocida sea Bora Bora, de la que seguro has escuchado hablar en más de una ocasión.

Bora Bora en la Polinesia Francesa
Bora Bora – Julius_Silver / Pixabay.com

Una de las características que más turistas atrae a esta isla son los bungalows anclados en el mar en los que es posible hospedarse y disfrutar de una vista sin igual. Desde Bora Bora se pueden divisar las islas Tahaa, Raiatea y Maupiti.

Además de Bora Bora, otras islas conforman este paraíso que no tiene competencia en el mundo. Podrás encontrar lugares hermosos, pero ninguno como la Polinesia Francesa. Si estás pensando en pasar unas vacaciones de infarto en este lugar, queremos que sepas que es más que aguas y paisajes bonitos.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer en cualquiera de sus islas. Toma nota para ir preparando ese viaje soñado.

Un recorrido por las islas

Bora Bora en la Polinesia Francesa
Bora Bora – Mariamichelle / Pixabay.com

Las islas de la Polinesia Francesa tienen una frondosa vegetación y una ‘arquitectura’ peculiar que merece la pena conocer. Adentrarte en ellas te ayudará a conocer más sobre su historia, su gente y sus tradiciones. Habla con los lugareños y prueba las comidas típicas.

En definitiva, sal del hotel y sumérgete en la esencia de cada lugar. Recuerda que quizá no vuelvas a visitar estas islas nunca más, por lo que conocerlas a fondo será la mejor manera de no arrepentirte por algo que no has hecho.

“Los sueños no están para ser cumplidos. Están para ser vividos.”

-Herman Zapp-

Haz un recorrido en 4×4

Tahití en la Polinesia Francesa
Tahití – KKulikov

Una forma de conocer los rincones más recónditos es con un 4×4. En todas las islas hay excursiones organizadas para hacerlo, y será una forma diferente y espléndida de conocer otra cara de este hermoso rincón del planeta.

Si contratas una de estas excursiones en Bora Bora, por ejemplo, conocerás las plantaciones agrícolas de Faanui, un valle de exuberante naturaleza y deslumbrante belleza.

Bucea

Buceadores en Tahití
Tahití – Kristina Vackova

Las aguas de la Polinesia Francesa no son solo hermosas en la superficie, sino también en las profundidades, gracias a la variada vida que hay bajo ellas. En las profundidades de sus aguas encontrarás corales, erizos, peces y un sinfín de criaturas marinas exóticas que no podrás disfrutar en ningún otro lugar del mundo.

Si no te atreves a bucear, el esnórquel es otra opción que practicar en la Polinesia Francesa. Si bien no será una experiencia tan ‘profunda’ como el buceo, sí que podrás contemplar naturaleza marítima sin igual.

Disfruta de un atardecer

Atardecer en la Polinesia Francesa
Atardecer – Marc Turcan

Si hay un atardecer por antonomasia, ese tiene que estar en la Polinesia Francesa. Es uno de los lugares más hermosos en los que disfrutar de esta obra de arte que cada día nos regala la naturaleza.

Además, los hoteles y bungalows de lujo suelen ofrecer vistas increíbles al mar y otras islas. Algo que acompañado con un cóctel delicioso será una experiencia aún más gratificante. ¿Buscabas unas vacaciones relajantes?

Conoce los maraes

Marae en la Polinesia Francesa
Marae – Damsea

Como en muchas de las islas indígenas del mundo, sus habitantes adoran dioses diferentes a lo que conocemos y tienen sus propios lugares de culto. Pues bien, los maraes son los templos en los que las tribus se reunían con el fin de dar culto a los dioses o tributo a los jefes de las tribus.

Vuelo en helicóptero

Una de las mejores formas de conocer las islas es con un vuelo en helicóptero. Ya sabes que un hermoso paisaje se ve mucho mejor a vista de pájaro, y la Polinesia Francesa no iba a ser menos.

Como ves, pasar unas vacaciones en la Polinesia Francesa  es un sueño hecho realidad. Está claro que puede ser más costoso que otros lugares del mundo, pero te aseguramos que la experiencia bien merecerá la pena.