Las playas de Benalmádena, un paraíso en la Costa del Sol

Benalmádena es una de las localidades de la Costa del Sol española. Destino perfecto para quienes buscan sol y playa.

Viajamos a la Costa del Sol para descubrir la playas de Benalmádena, un municipio situado a apenas 22 kilómetros de Málaga capital. Aquí encontrarás un lugar perfecto para disfrutar del Mediterráneo y de un clima maravilloso todo el año. Y no solo eso, sino que las playas de Benalmádena son reconocidas por su calidad y sus servicios.

Playas de Benalmádena para todos

Playas de Benalmádena
Benalmádena – Franz-Josef Molitor / commons.wikimedia.org

La costa de Benalmádena está sembrada de maravillosas playas. En su mayoría son de pequeña extensión, pero perfectas para disfrutar de un día de sol y, sobre todo, dotadas de los servicios necesarios para la seguridad y la comodidad de los bañistas.

Vamos a recorrer algunas de las playas de Benalmádena, unas son más concurridas que otras, tú eliges la que más te guste:

Playa Bil-Bil – Los Melilleros

Playa Bil-Bil en Benalmádena
Playa Bil-Bil – Tomás Fano / Flickr.com

La playa de Bil-Bil es una de las más conocidas de Benalmádena. Tiene algo más de un kilómetro de longitud y 200 metros de ancho. De arena fina y oscura, el oleaje en ella es suave. Ideal, por tanto, para ir con niños.

Además, es una playa urbana con un paseo marítimo. Y en uno de sus extremos podrás ver el castillo Bil-Bil, una bonita construcción de estilo árabe levantada en 1927 y que hoy es centro cultural.

Playa Torre Bermeja – Santa Ana

Playa de Torre Bermeja en Benalmádena
Playa Torre Bermeja – Jose A. / commons.wikimedia.org

Tiene casi 1,2 kilómetros de longitud y, como la anterior, su arena es oscura, el oleaje suave y tiene muy buenos accesos, incluso para discapacitados. Es, por ello, una de las playas de Benalmádena más frecuentadas.

En su paseo marítimo, además, encontrarás infinidad de establecimientos para tomar algo  o comer. Por cierto, no dejes de probar los pescados y los mariscos, son deliciosos.

Playa Fuente de la Salud

Esta es una pequeña playa situada entre el puerto deportivo y Torremolinos. Tiene solo 150 metros de longitud, pero su oleaje moderado la hacen un lugar perfecto para disfrutar de todo tipo de deportes acuáticos. El acceso es también muy sencillo, pero suele estar muy concurrida.

Playa de Torrequebrada

Es una playa completamente distinta a las demás. Apenas tiene cien metros de longitud y es rocosa. El acceso es complicado, por ello si buscas un lugar tranquilo, esta playa es ideal. También si te gusta bucear, ya que sus aguas son completamente cristalinas.

Otras playas de Benalmádena

Playas de Benalmádena
Benalmádena – Franz-Josef Molitor / commons.wikimedia.org

Las que hemos visto son solo un pequeño ejemplo de todas las playas que podrás encontrar en esta localidad malagueña. Pero hay muchas más: tranquilas, como la de La Perla; nudistas, como la de Belnatura; o semisalvajes, como la del Tajo de la Soga.

“En unas buenas vacaciones no tienes nada que hacer y tienes todo el día para hacerlo.”

-Robert Orben-

La calidad de las playas de Benalmádena

Desde hace años, hay una preocupación por mejorar el estado de las playas del municipio. Algunas prácticamente se han creado tras acometer actuaciones de mejora en la zona de la costa.

Playa de Benalmádena
Benalmádena – Franz-Josef Molitor / commons.wikimedia.org

En otras se ha incidido en mejorar los servicios. Se las ha dotado de mayor seguridad; se ha incidido en  los aspectos ambientales, higiénicos y sanitarios; y se han mejorando accesos y zonas de ocio. Gracias a ello, las principales playas de Benalmádena han conseguido el certificado “Q” de Calidad Turística por parte del Sistema de Gestión de Calidad de Playas.

Desde el año 2014 se vienen implementando estas importantes reformas de las cuales se ha derivado este reconocimiento. Además de los aspectos anteriormente mencionados, la mejora en la infraestructura también ha sido parte determinante en las mejoras de estas playas.

Disfrutando de Benalmádena

Castillo de Colomares en Benalmádena
Castillo de Colomares – Nicolás Lope de Barrios / Flickr.com

Un día o unas vacaciones en Benalmádena no estarán completos si solo se disfruta de sus playas. Por supuesto, hay que probar su gastronomía. Puedes hacerlo en los chiringuitos y establecimientos que hay cerca de las playas o ya en el pueblo.

Pero, además, debes descubrir otros atractivos del municipio. En su casco urbano puedes visitar la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, el Museo de Arte Precolombino o el castillo de Colomares. También puedes subir al teleferico que te llevará al monte Calmorro.

Y, si viajas con niños, hay infinidad de posibilidades. Puedes disfrutar del parque de atracciones de la localidad o pasear por el Jardín del Cactus. Pero si hay algo que les encantará será Selwo Marina, donde podrán contemplar de cerca un montón de animales maravillosos.

Ya lo has visto, las playas de Benalmádena son fabulosas, pero esta localidad malagueña ofrece mucho más. ¿A qué esperas para visitarla?

Fotografía de portada: William Helsen / Flickr.com

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar