Los platos filipinos son una delicia, ¡pruébalos!

· 28 noviembre, 2018
La gastronomía de Filipinas es muy variada. Sopas, estofados y platos con un toque picante son muy típicos.

La comida asiática es muy conocida, especialmente gracias a los múltiples restaurantes chinos y japonenes que hay alrededor del mundo. Pero hay muchos otros países con una gastronomía singular que merece la pena descubrir. En este caso, vamos a probar los mejores platos filipinos, quizá poco conocidos, pero deliciosos.

Estos son los mejores platos filipinos

Si tienes pensado viajar al país, recuerda bien estos nombres. Todos son platos filipinos que debes probar. Platos muy diferentes, pero muy sabrosos.

Ginataang

Ginataang, uno de los platos filipinos más famosos
Ginataang – eLjeProks / Flickr.com

Tranquilo, será más fácil comerlo que pronunciarlo. Se trata de una sopa de leche coco con pescado y calabaza, además de algunas verduras, que es realmente deliciosa.

Además de llevar maravilloso pescado fresco, es un plato muy saludable y sin nada de grasa. Por ello, se convertirá en un aliado ideal si quieres guardar la línea durante tus vacaciones.

Pancit Bihon

Pancit Bihon, plato de Filipinas
Pancit Bihon – Frank Farm / Flickr.com

Los fideos de arroz son algo muy típico en la comida oriental, y también están presentes en los platos filipinos. En este caso se cocinan con carne de cerdo o de pollo desmenuzada con salsa de soja. Es un plato muy común para celebrar ocasiones especiales, aunque cada día cobra más auge entre las familias.

Lechón

Sí, aunque te suene a español, en Filipinas también cocinan estos pequeños cerdos de una manera deliciosa. Lo asan una vez rellenado de tamarindo, hierba de limón y cebollino. Luego hacen varios acompañamientos para que cada comensal escoja.

Esta delicia suele ser el plato principal de muchas fiestas. Sin embargo, también podrás comprar un pedazo en puestos callejeros.

Sinigang

Sinigang, plato filipino
Sinigang – Allan Reyes / Flickr.com

Es la sopa más típica de Filipinas. Se basa en carne de cerdo o pollo, así como o pescado o marisco. Se cocina con lima o tamarindo, que son ingredientes estrella de Filipinas. Es importante que el tamarindo no esté demasiado maduro para darle un toque ácido extra.

Dentro de la olla se ponen vegetales que darán el sabor natural que necesita, así como intensidad. Ya sabes que con picante todo es mejor, y este tampoco falta en esta sopa, al igual que un buen bol de arroz blanco para acompañar.

Sisig

Sisig, plato de Filipinas
Sisig – Kirk K / Flickr.com

Los filipinos aseguran que este plato levanta a un muerto y es el mejor medicamento para la resaca. ¿Quién puede discutirlo? Se trata de las partes de la cabeza del cerdo muy picadas y se le añade hígado, salsa de soja, lima, ajo, laurel, jengibre, cebolla, especias, chili y huevo crudo.

¡Una mezcla explosiva! Aunque creas que la mezcla no te gustará, no dejes de probarlo. Su sabor, cuanto menos, te va a sorpender.

Tinolang Manok

Es un plato a base de pollo y una verdura autóctona de Filipinas con trozos de papaya verde y un toque de jengibre. Es uno de los platos más exóticos de la zona, por lo que puede despertar en ti cualquier sensación. Si crees estar preparado para ello, ¡adelante! No dudes en probarlo.

Kare Kare

Kare Kare, plato filipino
Kare Kare – Gilbert / Flickr.com

Su presentación ya denota su influencia india. Es un estofado de rabo de buey que se cocina a fuego lento con lima (sí, otra vez), chili, patatas y vegetales. El toque lo pone una salsa de cacahuetes que se mezcla con pasta de gambas. No hay duda de que la mezcla suena tan interesante que hay que probarlo sí o sí. ¿Te atreves?

Dinuguan

La base principal de este plato es la sangre que compone la salsa que aderezará a un clásico estofado de ternera. La salsa se elabora con la sangre del animal, chili, ajo, vinagre y alguna especia. Se acompaña con pastel de arroz glutinoso que en el país se le conoce como ‘puto’. Tú serás quien decidirá si eres capaz de probarlo.

Balut

Este plato es sencillo pero muy buscado por los turistas dado que los filipinos afirman que tiene propiedades afrodisíacas. Es un huevo cocido de pato del cual se bebe el líquido para aderezar su interior con una aliño a base de sal, vinagre y chili con cebolla picada. Este es solo apto para valientes.

“La buena comida es una cosa global y siempre hay algo nuevo y sorprendente para aprender.”

-Jamie Oliver-

¿Ya has elegido qué platos de la gastronomía filipina quieres probar? Quizá algunos no te llamen la atención, pero siempre es bueno probar, al fin y al cabo, la gastronomía es también parte de la esencia de cualquier destino.