5 planes perfectos para disfrutar de Gante

Gante es una preciosa ciudad belga, capital de la provincia de Flandes. Situada en la confluencia del río Lys y el río Escalda, ha sido famosa por su historia de revueltas y sublevaciones en nombre la libertad. Lugar de nacimiento del emperador Carlos V, te proponemos varios planes para disfrutar de Gante, una ciudad con rincones maravillosos.

Sus casas multicolores y sus canales interminables pueden recordarnos a otras ciudades europeas, pero Gante guarda un encanto natural. Desde sus comercios hasta sus bohemias cafeterías, esta ciudad belga es parada imprescindible para cualquier amante de la cultura y el arte. Por ello, os recomendamos 5 planes para disfrutar de Gante.

1. Conquista el Castillo de los Condes de Flandes

Castillo de Gante
Castillo de Gante – MarinaDa

El Castillo de los Condes de Gante se encuentra en el casco urbano de la ciudad. Esta imponente construcción se levantó en el siglo XII y tiene un excelente estado de conservación. De hecho, es el único castillo medieval de todo Flandes.

Es posible visitar las diferentes salas, las murallas, la torre del homenaje y la residencia condal. En su interior hay un museo, donde se expone la historia de la vida carcelaria en aquel entonces, ya que este castillo también fue prisión. Muestra además una impresionante colección de armas y de los instrumentos de tortura más terribles de todos los tiempos.

2. Sube al campanario para disfrutar de Gante desde las alturas

Campanario de Gante
Belfort – jorisvo

El campanario, o Belfort, situado en el corazón de la ciudad, es una de las tres torres medievales características que dominan el casco antiguo de Gante. Construida durante el siglo XIV, la torre ha tenido sucesivos cambios, su imagen actual es resultado de la remodelación que se realizó en 1911 basándose en los planos originales de 1380.

La torre, de 91 metros de altura, tiene un famoso habitante llamado Roland, que es su principal campana. Por otro lado, la lonja del Paño y Mammelokker son dos salas anexas a la torre que han tenido diferentes usos, desde mercado textil hasta cárcel, y ambas merecen una visita.

3. Descubre La iglesia de San Nicolás

Iglesia de San Nicolás en Gante
Iglesia de San Nicolás – Sergey Novikov

Levantado en el siglo XIII, este templo gótico es uno de los monumentos mas antiguos de Gante.  Se caracteriza por la piedra azul-gris de la zona de Tournai utilizada en su construcción. También son característicos el campanario o linterna sobre el crucero y unas pequeñas torres de cubierta cónica en las esquinas del edificio.

La iglesia fue duramente dañada durante la Reforma Protestante, en la que se perdió la ornamentación gótica, y también durante la Revolución francesa y las dos guerras mundiales, permaneciendo en restauración desde 1960. Su visita interior es obligada, al igual que una largo paseo por los jardines aledaños.

4. Peregrina a la catedral de San Bavón 

Catedral de San Bavón de Gante
Catedral de San Bavón – neko92vl

La catedral de San Bavón es un edificio religioso católico que funciona como la sede de la diócesis de Gante. El edificio es la perfecta mezcla de los estilos románico, gótico y barroco. Aquí fue donde se bautizó al emperador Carlos I de España y V de Alemania.

La visita es obligada por otro motivo. En su interior se esconde un pequeño museo. Un lugar donde contemplar un auténtico tesoro artístico como es La Adoración del Cordero Místico, de los hermanos Hubert y Jan van Eyck. También muestra otras obras importantes de artistas como Rubens, Frans Pourbus el Viejo, Gaspar de Crayer o Lucas de Heere.

5. Disfrutar de Gante a través de su gastronomía

Disfrutar de Gante por su gastronomía, gofres
Gofres – KWL

Si bien no es un lugar que visitar, sino varios, ningún viaje a Bélgica está completo sin al menos probar 3 cosas: las patatas fritas, el chocolate y los gofres. Incluso hay un museo dedicado a la patata frita, visita para los amantes de este alimento.

Existen bares y cafeterías donde disfrutar del famoso chocolate belga, pero los mas famosos los encontraras en la plaza Sint-Michielshelling. En cuanto a gofres, uno de los mejores sitios para probarlos es Etablissement Max, un negocio familiar conocido en toda Bélgica que lleva en funcionamiento desde 1839.

“Los turistas no saben dónde han estado, los viajeros no saben hacia dónde están yendo”. 

Paul Theroux

Recuerda que el clima de Gante es impredecible, así que podrás disfrutar de cada estación en un mismo día. Prepara las maletas y la cámara de fotos para inmortalizar todos los momentos y atesorarlos. Gante te esta esperando con los brazos abiertos.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar