Las 7 piscinas naturales de Europa más bonitas

Dicen que el hombre ha llegado a límites insospechados creando arquitectura e inventos sin igual. No obstante, muchos estamos de acuerdo en que nuestros logros nunca podrán igualar a los de la naturaleza. Prueba de ello es esta lista de las más hermosas piscinas naturales de Europa, lugares de auténtica fantasía. ¿Quieres conocerlas?

Piscinas naturales de Europa, todo un deleite

Si eres de los que le gusta el turismo natural, no puedes dejar de visitar alguna, o todas estas piscinas naturales de Europa. Te dejarán, como poco, asombrado por su natural belleza y su imponente paisaje.

1. Las piscinas de Pamukkale, Turquía

Terrazas en Pamukkale
Pamukkale – Kaspars Grinvalds

No hemos podido imaginar un lugar más bello que este para empezar a hablar de piscinas naturales. Y es que los movimientos tectónicos que tuvieron lugar en el río Menderes han creado un hermoso paisaje natural sin igual. En Pamukkale encontramos bellas piscinas naturales en terrazas, es decir cada una independiente de la otra, pero todas forman una sola.

El paisaje parece más un conjunto de cascadas de hielo, pero te sorprenderá saber que gran parte de ellas son de aguas termales. Un destino inigualable, no es de extrañar que esté en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

2. Lagos de Plitvice, Croacia

Creative Travel Projects
Lagos de Plitvice – Creative Travel Projects

Si vas a Croacia, este es uno de sus imprescindibles. En Plitvice encontrarás un espectacular paisaje de manantiales, cascadas y lagos que te dejará, como poco, asombrado.

Para que te hagas una idea de su magnífica belleza te diremos que postuló para ser una de las 7 maravillas del mundo natural. Para preservar esta belleza el camino hay que hacerlo por unas pasarelas que se han hecho para ello y no está permitido bañarse.

3. Fairy Pools, Escocia

Fairy Pools
Fairy Pools – joeborg

La isla de Skye es uno de los lugares más conocidos de Escocia por todos los atractivos hermosos que tiene para ofrecernos. Acantilados a pie de mar, fortalezas medievales junto a lagos y por supuesto unas piscinas naturales sin igual.

Las Fairy Pools están enclavadas dentro de un bosque, por lo que estar en ellas te llevará a un cuento de hadas como con los que soñabas de niño.

4. Blue Lagoon, Islandia

Blue Lagoon
Blue Lagoon – Puripat Lertpunyaroj

A pesar de ser un lugar natural está dentro del territorio de un balneario, por lo que la única forma de acceder a él será pagando por la entrada a este. No obstante, sus aguas y la belleza natural que las rodea bien merecían un reconocimiento en la lista de las mejores piscinas naturales de Europa.

Sus aguas son termales, su temperatura ronda unos 40 grados centígrados. Darse un baño en ellas será un deleite inigualable, sobre todo por estar rodeados de formaciones volcánicas y más fenómenos de la naturaleza que no te esperas.

5. Río Isonzo, Eslovenia

Río Isonzo en Eslovenia
Río Isonzo – Barat Roland

En los Alpes Julianos, donde nace el río Isonzo, que desemboca en el Adriático, se encuentran las zonas de aguas turquesas más hermosas que hayas visto nunca. Es como un caribe de agua dulce, un lugar donde relajarse y disfrutar de una belleza inigualable.

6. Río Verzasca, Suiza

Río Verzasca en Suiza
Río Verzasca – Vatson

A lo largo de este río se forman varias piscinas naturales que, si bien tienen el agua fría y hay corrientes que pueden resultar peligrosas, seguro que los más aventureros lo disfrutarán muchísimo.

Hay zonas que alcanzan los 10 metros de profundidad, lo cual ha hecho que sea un lugar escogido por los amantes del buceo. En su derredor podrás ver puentes colgantes, casas de piedra y, sobre todo, hermosos paisajes naturales.

7. Urederra, España

Río Urederra en España
Río Urederra – Noradoa

España es un destino ideal por muchos motivos, y los parajes naturales son uno de ellos también. Si no, mira esta bella cascada que desemboca en el río Urederra y que forma un agua de color turquesa inigualable. Encontrarás a lo largo del río muchas piscinas como esta, pozas en las que bañarte sin temor a nada y, por supuesto, huyendo del estrés de la rutina diaria a la vez que te relajas con el murmullo de las aguas. ¿Qué más puedes pedir?

“El que nos encontremos tan a gusto en plena naturaleza proviene de que esta no tiene opinión sobre nosotros.”

-Nietzsche –

Estas son solo algunas de las más bellas piscinas naturales de Europa, pero hay muchas más. Te las enseñaremos en otra ocasión. De momento toma nota y apunta alguna de estas como destino imperdible en tus próximas vacaciones.

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar