Conoce las piscinas naturales en Aruba

27 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la especialista en Asia Oriental María Belén Acosta
Aruba es una isla caribeña con fama de lugar paradisíaco, y vaya que lo tiene merecido. Sus piscinas naturales son un atractivo increíble que todo visitante desea conocer.

Aruba es una isla única situada en América del Sur, junto al mar del Caribe. Aquí encontraremos no solo playas espectaculares de aguas azul turquesa, sino la posibilidad de disfrutar de sus piscinas naturales. ¿Sabes de qué se tratan?

Ubicadas dentro del Parque Nacional de Arikok y formadas por rocas de origen volcánico, estas piscinas naturales en Aruba son como un pequeño oasis al final de un desierto de rocas y lugares escarpados.

A continuación, te invitamos a descubrir este y otros lugares de interés para visitar en este sitio, con toda la información necesaria para ir preparado y disfrutar al máximo de tus horas en las piscinas naturales de Aruba.

Aruba, un destino por descubrir

La isla de Aruba se encuentra situada a poco más de 20 kilómetros de la costa de Venezuela, lugar donde se encuentran muchas de las mejores playas del planeta. Sin embargo, a pesar de su cercanía con este país sudamericano, la isla se encuentra dentro del territorio del País autónomo del Reino de los Países Bajos, justo al sur del Mar Caribe.

En Aruba encontrarás una impresionante mezcla cultural, formada por más de 90 nacionalidades diferentes. Conocer su cultura y disfrutar de las tradiciones de sus lugareños, siempre amables y hospitalarios, es otra de las grandes experiencias que podrás llevarte durante tu visita. Para ello, encontrarás en la isla hasta ocho museos distintos, que permiten sumergirse en su particular historia.

Además del ambiente caribeño, en su capital podrás encontrar todo tipo de servicios, debido al aumento del turismo en los últimos años. Esto incluye desde centros comerciales a mercados al aire libre, así como otras atracciones turísticas, tales como las zonas de bares de Main Street y Main Square.

También es recomendable visitar la Torre Willem III o, si eres aficionado al juego y al lujo, visitar alguno de sus famosos casinos. ¡Las opciones son muy variadas!

Turistas disfrutando de las piscinas naturales en Aruba.

Conchi, la piscinas naturales de Aruba

Esta zona de piscinas naturales del Mar del Caribe es conocida por los lugareños como Conchi. Aquí se ha creado un espacio conformado por varias formaciones de rocas y piedras de origen volcánico en la zona norte de la isla.

Debido a las pequeñas barreras rocosas de esta zona costera del Caribe, se ha formado de manera natural un lugar idílico donde bañarse y practicar esnórquel.

Llegar hasta ellas no es una tarea fácil, ya que el terreno es bastante accidentado. Por ello, se recomienda ir preparados para la visita llevando lo imprescindible para disfrutar del baño.

Del mismo modo, es aconsejable el uso de zapatos para caminar con seguridad por el trayecto y dentro de las piscinas naturales en Aruba. Las rocas que las conforman, el único medio de entrada, son un poco resbaladizas. También deberás llevar comida y agua. 

La mejor forma de llegar, ya sea por cuenta propia o en uno de los tours que se ofrecen, es o bien mediante vehículos todoterreno, a pie o a caballo. Bien preparados, este puede ser un lugar perfecto para que lo disfrute toda la familia.

Una vez en ellas, podrás disfrutar de sus aguas transparentes y calmas, perfectas para admirar la pequeña fauna marina. Cada vez son más los turistas que se acercan a darse un chapuzón en estas piscinas naturales en Aruba; sin dudas, es toda una experiencia para amantes del mar y de los paisajes únicos.

El Parque Nacional Arikok

Paisaje volcánico del Parque Natural Arikok, en Aruba.

Las piscinas naturales de Aruba forman parte del Parque Nacional Arikok. La extensión del parque natural abarca nada menos que el 18 % del territorio de la isla. Vale la pena dedicar al menos un día a disfrutar de los paisajes naturales que este paraíso con más de 4000 hectáreas ofrece.

Se trata del mejor lugar para observar una gran cantidad de especies protegidas, como algunas de aves y reptiles endémicos de la zona. Aquí también se pueden visitar formaciones geológicas de gran antigüedad, e incluso pinturas rupestres.

En este sentido, se recomienda visitar las cuevas Dos Playas, Quandirikiri, Baranca Sini y Huliba, así como la cueva submarina Boca Druif. Además, se organizan excursiones por diferentes recorridos del parque, tanto a caballo como en quad o jeep.

Finalmente, el senderismo también es una muy buena opción, aunque para proteger el parque hay que ajustarse a los recorridos marcados. Con todo esto por conocer y disfrutar, ¿por qué no organizar un viaje a Aruba pronto?