Piccadilly Circus, uno de los mejores lugares de ocio en Londres

· 23 diciembre, 2015

Piccadilly Circus da vida a una de las imágenes más conocidas la capital británica… ¡Y dentro de poco cumple 100 años! Si bien la idea de construirla fue para conectar Regent Street con la zona comercial, años después pasó a ser la meca de los teatros y la vida cultural inglesa. ¡No te pierdas este paseo por Piccadilly Circus y disfruta del arte londinense!

Piccadully Circus: punto de encuentro, pantallas de neón y carteles

Esas podrían ser las características principales de Piccadilly Circus (que no tiene que ver con el circo sino con la forma circular abierta de la intersección de las calles). Al estar muy cerca de las zonas de compra y entretenimiento nocturno, siempre está repleto de gente, especialmente a partir del momento en que el sol baja y las luces se encienden.

Nuestro paseo comienza justo en el centro de la plaza. Desde allí podemos ver, en un giro de 360°, Shaftesbury Avenue y The Haymaket. Las pantallas de vídeo nos obnubilarán al principio, pero después nos terminaremos acostumbrando al brillo.

Piccadilly Circus
Piccadilly Circus – Benh LIEU SONG / commons.wikimedia.org

El edificio en la esquina norte es el que más fotografías se gana por parte de los turistas, así como también la fuente en memoria de Shaftesbury y la estatua “Eros”. Debajo de todo esto pasa el metro londinense e incluso, como no podía ser de otra manera, hay una estación que data de 1906 y que sirve para llegar directamente sin caminar ni siquiera un puñado de pasos.

Piccadilly Circus, el epicentro de la diversión

Si preguntas tanto a residentes como a turistas todos coincidirán en lo mismo: Piccadilly Circus es el lugar por excelencia para disfrutar de todo tipo de actividades culturales, gastronómicas y, por supuesto, para hacer compras.

“Piccadilly, la gran vía que va de the Haymarket y Regent Street al oeste de Hyde Park Corner es lo más parecido al bulevar parisino del que Londres puede alardear.”

-Charles C. B. Dickens-

Sin duda, se trata de uno de los sitios más animados de la ciudad y siempre podremos encontrar algo para entretenernos. En los alrededores, y en una especie de paseo “imperdible”, tenemos el Soho, el Barrio Chino y el barrio de los Teatros. Además, muy cerca de allí se encuentra Trafalgar Square y la concurrida calle de compras Regent Street.

Durante nuestro recorrido por Piccadilly Circus disfrutamos de estos puntos… ¡que por supuesto tú no puedes perderte!

Anuncios de neón

Luces en Picadilly Circus
Picadilly Circus – Kiev.Victor / Shutterstock.com

¿Qué tienen de especial? Quizás que los primeros en ese lugar se instalaron en 1923, en el edificio London Pavilion y hoy son una de las imágenes típicas de nuestro paso por Piccadilly. ¿Quieres saber cuál es el más antiguo de todos los carteles? El de Coca-Cola. Data de 1955, aunque se le han incorporado las tecnologías de cada época.

Fuente Memorial a Shaftesbury

Estauta de Eros en Piccadilly Circus
Estauta de Eros – Marco Rubino

Está localizada al suroeste de Piccadilly y se construyó en 1893 en conmemoración a las obras filantrópicas de Lord Shaftesbury.  Si bien su nombre oficial es “El Ángel de la Caridad Cristiana”, se la conoce popularmente como “Eros”.

Fue una de las primeras fuentes talladas en aluminio y causó un gran revuelo en la población de la época porque se trataba de… ¡una figura humana desnuda!

Edificio London Pavilion

London Pavillion en Picadilly Circus
London Pavillion – IR Stone / Shutterstock.com

Además de pararse ante los carteles de neón, vale la pena echarle un vistazo a toda la plaza y detenerse en los edificios que la rodean. En el lado noreste, justo donde comienza la avenida Shaftesbury, destaca el London Pavillion, construido en 1859.

En sus inicios fue una sala de música, luego un cine y, desde los años 80, un moderno centro comercial. Lo bueno es que se ha preservado la fachada neoclásica. Te asombrará la diferencia entre su exterior y su interior.

Criterion Theatre

Este teatro es uno de los máximos exponentes del barrio, dedicado a los escenarios y bambalinas. Ubicado al sur de la plaza, fue fundado en 1874. Una mítica sala en la que las obras de William Shakespeare han tenido un papel destacado. Como tiene una capacidad para 600 espectadores… ¡deberás comprar con anticipación tu entrada si quieres contemplar una obra teatral!

Disfrutarás cada uno de tus pasos por Piccadilly Circus, un lugar maravilloso que, sí o sí, debe estar entre tus imprescindibles por Londres. ¡No te arrepentirás!