Un paseo por Zumaia, un precioso pueblo de Guipúzcoa

· 9 febrero, 2017

Zumaia es una localidad guipuzcoana situada a orillas del mar Cantábrico, en medio de un entorno espectacular y lleno de sorpresas. Un pueblo marinero de larga historia y con atractivos para todo tipo de viajeros. Uno de esos lugares que es difícil de olvidar.

Zumaia cuenta con un pasado del que aún quedan algunos vestigios. A esto se le suman maravillosas playas de aguas transparentes. Aguas en las que se pueden practicar una gran cantidad de deportes acuáticos. Observar los acantilados que allí se han ido formando a lo largo de los siglos es también un placer. De hecho, han sido nombrados espacios protegidos.

Zumaia
Zumaia – Alberto Loyo

Con todo esto uno ya tiene unas enormes ganas de visitarlo y aún no hemos hablando de su gastronomía, reconocida en el mundo entero por los paladares más exquisitos. Queda claro que la visita a este lugar paradisíaco no defrauda ni a los más exigentes. Zumaia nos espera a todos con las puertas abiertas y el caldero en la lumbre.

Lo que no te puedes perder en Zumaia

1. El casco histórico

Esta bonita ciudad costera tiene un casco histórico de estilo medieval de gran interés turístico. Caminando por sus calles estrechas el paseante se topará repentinamente con un impresionante edificio. Se trata de la robusta iglesia de San Pedro, construida en el siglo XIII. Aunque su exterior es muy austero, en el interior conserva una gran bóveda de crucería.

Zumaia - Alberto Loyo
Zumaia – Alberto Loyo

Al lado de la iglesia se encuentra el palacio Zumaia,que fue construido por una de las familias mas acaudaladas de la zona. Por suerte todavía mantiene algunos elementos medievales.

No muy lejos de allí, en la desembocadura del río Urola se ubica el museo de Zuloaga. Todo él está dedicado al prestigioso pintor vasco. En sus galerías se exponen las mejores obras de su colección. Sin embargo, también hay pinturas de otros genios de la pintura.

2. Un territorio rodeado de playa

Desde lo alto, la ermita de San Telmo, patrón de los navegantes, protege la costa. La agradable y urbana playa de Itzurun está muy próxima al casco histórico. Darse un baño en estas aguas ricas en yodo es muy beneficiosas para la salud.

Zumaia
Zumaia – Alberto Loyo

En la desembocadura del río Urola se encuentra la otra playa de Zumaia, el Arenal de Santiago. Situado entre marismas, es un trozo de costa privilegiado, lleno de vida y belleza. En  sus arenas las mareas tienen un papel muy importante, obligando a las primeras a ocultarse bajo el agua. Un lugar ideal para la practica de deportes acuáticos. Destacan particularmente el piragüismo y el windsurf. Este último debido a las fuertes olas que sacuden de este paraje.

3. Los espectaculares flysch

Entre las localidades de Zumaia y Deba se encuentra una de las maravillas más sugerentes que  la naturaleza ha creado. Hablamos de los flysch, unas peculiares formaciones rocosas reconocidas en el mundo entero por su llamativa belleza.

Ruta del Flysch - Jarno Gonzalez Zarraonandia
Flysch – Jarno Gonzalez Zarraonandia

A pesar de que su altura no es muy elevada resultan colosales. Ocultos en sus paredes se esconden montones de estratos, ordenados unos sobre otros. Así hasta formar estos imponentes muros de caliza y arena.

Es importante descubrir todo lo que estos gigantes albergan entre sus paredes. Se puede descender hasta ellos cuando la marea esta baja y pasear por entre estas laminas de rocas. Contemplarlas no solo a ellas, sino también la gran variedad de fauna marina del lugar es un lujo. Y no debe uno marcharse sin visitar el Centro de Interpretación Algorri.

“Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar el paisaje.”

Pablo Neruda

Tradiciones y fiestas en Zumaia

Al estar situada al borde del mar, esta villa marinera celebra sus fiestas en honor de San Telmo, patrón de los marineros. Dicha festividad se conmemora 8 días después al domingo de Pascua, pero siempre en lunes. Durante la misma, los participantes tratan de conservar el sabor de épocas pasadas. Los pescadores se visten de azul y se celebran bailes, tamborradas y bonitas regatas.

Zumaia
Zumaia – poliki

Otra fiesta popular es la del día del pulpo, producto tan rico y fresco por esta zona. Y también es interesante la del patrón de la localidad, San Pedro. Gracias a esta se recuerda que es necesario estrenar traje nuevo cada 29 de junio.

No obstante, entre fiesta y fiesta, cualquier momento es bueno para hacer una parada y tomarse un buen plato. Ya sea de bacalao o de merluza, siempre merecerá la pena. Tampoco debemos abandonar Zumaia sin probar sus clásicos pintxos. Es aconsejable dejarse querer por el buen sabor de estas delicias, como lo es regarlas con un buen vino de la Rioja Alavesa o un rico Txacoli.