Un paseo por Olivenza, un pueblo en la frontera

9 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Situado entre España y Portugal, Olivenza ha sabido construir una historia propia que se refleja en sus calles.

Olivenza es un pueblo de la provincia de Badajoz que se sitúa en la frontera con Portugal. De hecho, este precioso municipio fue portugués desde 1297 hasta 1801. En él encontrarás un rico patrimonio histórico y cultural en el que el castillo es el protagonista. ¿Te vienes con nosotros a pasear por sus calles?

La historia de Olivenza, un pueblo fronterizo

La historia de Olivenza está marcada por las continuas disputas entre España y Portugal por sus tierras. Hasta 1297 formó parte de la Corona de León. Anteriormente allí se había asentado la Orden del Temple, que había creado un rica encomienda. Pero esto conllevaría una serie de problemas y envidias y pronto debieron entregar las tierras de Olivenza al obispado de Badajoz.

Calle de Olivenza
Centro urbano

Así, llegados a finales del siglo XIII comenzó un periodo convulso para la historia del Reino de Castilla, hecho que aprovechó el rey Dionisio I de Portugal. Este, viendo las constantes disputas entre Juan de Castilla y la reina regente, María de Molina, apoyó al primero y consiguió que en el Tratado de Alcañices se le cediese a Portugal la aldea de Olivenza.

A partir de ese año Olivenza comienza a crecer, se le concede el título de villa y se construyen sus murallas. Estas se irán reforzando poco a poco, mientras que en el siglo XVI se construyen sus magníficos puentes. Pero pronto empezarían los conflictos entre España y Portugal por redefinir la frontera entre ambos.

De esta manera, la localidad pasaría de nuevo a España en 1801, tras la llamada guerra de las Naranjas y por medio del Tratado de Badajoz. Olivenza es desde entonces motivo de disputa por parte de algunos colectivos sociales, pese a que Portugal y España se han reafirmado en sus fronteras.

Qué ver en Olivenza

El castillo de Olivenza y sus murallas

Vista del castillo
Muralla del castillo

El castillo o alcázar es la estrella del patrimonio arquitectónico de esta localidad extremeña, pues engloba prácticamente a toda la población histórica. Y es que Olivenza es una población fortificada cuyo origen se encuentra en el siglo IX y que debemos a la Orden del Temple.

Sin embargo, serán los diferentes reyes portugueses quienes refuercen el sitio. Así, Dionisio I lo amuralló y en el siglo XIV se fortificó con imponentes torres con matacanes. Destaca la torre del homenaje con sus 36 metros de altura. Su construcción se debe al rey Alfonso IV de Portugal y en el siglo XV fue reforzada gracias por orden del rey Juan II.

Su acceso es de lo más singular y se hace por medio de una rampa cubierta por bóveda. Todo el conjunto contaba con tres monumentales puertas de entrada: la de Alconchel, la de los Ángeles y la de San Sebastián, que fue reconstruida en 2006.

En el alcázar podrás visitar el Museo Etnográfico González Santana. Es un museo dedicado a mostrar las costumbres de la localidad, por lo que encontrarás numerosos objetos de la vida cotidiana, herramientas para la realización de artesanía, etc.

Las pintorescas calles y sus otros monumentos

Paseando por ellas encontrarás ejemplos tanto de arquitectura española como de arquitectura portuguesa. Y, además, encontrarás carteles dobles en las calles: uno con su denominación española y otra con su denominación portuguesa.

Iglesia de Santa María Magdalena de Olivenza
Iglesia de Santa María Magdalena

Caminando podrás encontrar el convento de San Juan de Dios. Se trata de un convento construido entre los siglos XVI y XVII. En su origen estuvo habitado por las monjas clarisas y su construcción se debió a la generosidad de una noble llamada Leonor.

Otro de los atractivos es la iglesia de Santa María de la Magdalena. Es un edificio ejemplo del arte manuelino que se desarrolló en Portugal. Su origen se encuentra en el siglo XVI y es una mezcla de arquitectura gótica tardía y del uso de las decoraciones de azulejos historiadas propias de zonas como las de Lisboa o de Oporto.

También hay que mencionar la iglesia de Santa María del Castillo, un templo construido sobre la primitiva iglesia del siglo XIII. La actual es obra de André d’Arenas y se levantó entre 1584 y 1627. En su altar mayor se pueden ver azulejos historiados que reproducen la toma de Jericó y la defensa de Gabaón.

Finalmente, podrás contemplar el puente de Ajuda. Es un puente construido por mandato del rey portugués Manuel I en 1510 y que cruza el río Guadiana y conecta Olivenza con Elvas.

  • Olivenza monumental. Web del ayuntamiento de Olivenza. Recuperado el 9 de enero de 2020 de http://www.ayuntamientodeolivenza.com/turismo/olivenza-monumental/
  • Museo de Olivenza. Web oficial. Recuperado el 9 de enero de 2020 de https://museodeolivenza.com/