Una excursión al Parque Nacional de Kissama, en Angola

Patricia Hernández · 30 diciembre, 2018
Es el mayor parque nacional de Angola. Un espacio de una enorme riqueza vegetal y faunística que vamos a recorrer.

El Parque Nacional de Kissama, en la provincia Luanda, es el más importante de Angola. Es también uno de los más grandes del mundo gracias a su extensión, nada menos que 990 000 hectáreas. A continuación, te descubrimos más sobre esta impresionante reserva natural, especialmente de cara a su visita. ¿Nos acompañas?

El Parque Nacional de Kissama y sus encantos

El Parque Nacional de Kissama fue declarado como tal en 1957. Es una enorme franja de sabana costera. Lo atraviesan dos ríos, y en su superficie hay además numerosas lagunas.

Cebras en el Parque Nacional Kissama
Cebras en el Parque Nacional Kissama

Un parque que alberga una gran riqueza faunística. Aquí se pueden avistar jirafas, búfalos, avestruces, cebras, monos, antílopes sable autóctonos o manadas de elefantes que sobrevivieron a los furtivos durante los años de guerra.

El Parque Nacional de Kissama también cuenta con una zona marina, en la que destacan las impresionantes tortugas. Y a todo ello se suma un humedal al que acuden miles de pájaros en la temporada de lluvias, como flamencos, garzas, patos silvestres, águilas, cuervos y pelícanos.

Respecto a la vegetación, la del Parque Nacional de Kissama varía en función de la zona en la que nos encontremos, si es en las áreas cercanas al río Cuanza o en las del interior de la reserva. Aquí hay zonas de sabana arbolada, así como de bosque de biombo y arbusto denso y grandes zonas de pasto.

Horario y precios del Parque Nacional de Kissama

Ñus en el Parque Nacional Kissama
Ñus en el Parque Nacional Kissama

Se puede acceder al Parque Nacional de Kissama de seis de la mañana a seis de la tarde. Aunque los horarios de los safaris están establecidos a las seis, las nueve, las once y media, y las dos y media de la tarde.

Una vez dentro, se deben cumplir una serie de normas, como acudir a recepción e informar de nuestra llegada o no circular a más de la velocidad permitida (40-50 km/h). Además, todas las actividades tienen que estar autorizadas por la dirección de la reserva natural.

Respecto al precio, la entrada al Parque Nacional de Kissama tiene un coste de unos 40 dólares. La visita guiada de dos horas de duración en un vehículo de la reserva cuesta otros 40 dólares y son 50 dólares si se realiza en un vehículo propio. La visita guiada nocturna para un máximo de cinco personas es de 100 dólares.

Por otra parte, la marcha para observar animales con guía y seguridad tiene un precio de 10 dólares. Mientras, el paseo en barco, de una hora de duración y para un mínimo de tres personas, tiene un coste de 30 dólares. Como ves, las posibilidades que ofrece la reserva son múltiples.

En caso de nos alojemos en el Parque Nacional de Kissama, el precio de los bungalows es de 200 dólares. Las tiendas para cuatro personas cuestan 60 dólares y las de dos personas, 40 dólares. A estas instalaciones se le suman otras como un restaurante donde poder comer.

Cómo y cuándo ir al Parque Nacional de Kissama en Luanda

Jirafa en el Parque Nacional Kissama
Jirafa en el Parque Nacional Kissama

La mejor época para viajar al Parque Nacional de Kissama es desde mediados de junio hasta mediados de septiembre. Es entonces cuando los días están más despejados y no se suelen producir lluvias. Las temperaturas oscilan entre los 18 y los 27 ºC.

En líneas generales, en Luanda los veranos suelen ser cortos, muy calientes y nublados. Mientras, los inviernos son húmedos, secos, mayormente despejados e igual de cortos.

Una vez que hemos decidido cuándo viajar a Luanda es hora de saber cómo llegar al Parque Nacional de Kissama. Se encuentra a 70 kilómetros de la capital de Angola, donde se puede tomar el transporte público para llegar a la reserva.

Otra opción, más cómoda, es ir en vehículo de alquiler. De esta manera, además, es posible hacer una visita guiada en la reserva, como explicábamos anteriormente.

Como acabamos de ver, el Parque Nacional de Kissama es una reserva natural de un gran atractivo e interés que merece la pena visitar. Sin duda, conocerla es uno de los mejores planes que se pueden hacer en el continente africano.